Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Pablo Bahillo Redondo

Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid. DEA en Farmacología por la Universidad de Valladolid. Médico. Actualmente Doctorando en Historia Contemporánea en la Universidad de Extremadura. Coautor junto con Victor Berástegui y Juan Antonio Sheppard del libro "Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta Institución" ( Editatum ). 2019. Ha presidido la Gran Logia General de España y el Supremo Consejo de España.

Julián Rodríguez-Pastrana Ballester, médico, militar y masón

Al realizar la semblanza biográfica de este médico militar tinerfeño, no hemos podido encontrar información de sus padres o relacionados con su infancia. Estos datos, nos habrían permitido completar su perfil biográfico y comprender mejor la compleja realidad de esta persona que nació en el Puerto de la Cruz ( Tenerife ) el 1 de marzo de 1887.

  • Publicado en Cultura

Jaime Vera López, neuropsiquiatra, socialista y masón

En la ciudad de Salamanca, en el seno de una familia progresista, ilustrada y demócrata, nació el 20 de marzo de 1859 Jaime Vera López. Su padre fue el escritor y periodista republicano Rafael Vera (1). Los primeros estudios los realizó en el Colegio Internacional madrileño, un centro educativo fundado por los krausistas en 1866 y que estaba situado en la Corredera Baja de Madrid. Después se trasladó al Instituto de San Isidro donde obtuvo el grado de bachiller en junio de 1873. Con quince años de edad, en octubre de 1873, comenzó sus estudios de Medicina en la Universidad Central.

  • Publicado en Cultura

Wenceslao González Oliveros, un jurista reaccionario y represor

En la localidad zamorana de Toro, en el seno de una familia de labradores y propietarios de ganado ovino, nació el 28 de septiembre de 1890 Wenceslao González Oliveros. En su pueblo natal, en el colegio de los Padres Escolapios, cursó sus estudios de bachillerato. Era el menor de siete hermanos (1)

  • Publicado en Cultura

El General Saliquet y la represión de la masonería

Andrés Saliquet Zumeta nació en la ciudad de Barcelona el 21 de marzo de 1877. Era hijo de un coronel de caballería, su abuelo y bisabuelo también fueron militares. Con 16 años Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo el 29 de agosto de 1893 y en ella se licenció, con el empleo de segundo teniente, el 24 de junio de 1895. Con esta graduación comenzó su carrera militar en Puerto Rico, en el regimiento de León, siendo después trasladado a Cuba. En 1897 ascendió al grado de primer teniente, participando en las guerras de Marruecos. Más adelante, estuvo destinado en la zona de reclutamiento de Madrid y en el Regimiento de San Fernando. En 1901 ascendió al grado de capitán y fue destinado al batallón de Cazadores de Barbastro. En 1911 ya era comandante y en 1914 teniente coronel. Más adelante le destinaron a la Caja de Recluta de Manresa y al batallón de cazadores de Alba de Tormes con el que participó, en el mes de agosto de 1917, en el aplastamiento de la huelga general revolucionaria en la ciudad de Barcelona.

  • Publicado en Cultura

El Dr. Manuel Ruiz Maya. Un eminente psiquiatra cordobés

Manuel Ruiz Maya nació en la localidad cordobesa de Espiel el 15 de abril de 1888. Su padre, hombre ilustrado y de espíritu liberal, fue Fabián Ruiz Briceño, abogado y juez de instrucción. Su madre, de ascendencia navarra, se llamaba Adelaida Maya Arévalo y era una persona con una gran cultura literaria. Manuel estudió el bachillerato en el Instituto de Cabra (Córdoba ). En 1903 inició los estudios de medicina en la Universidad de Granada. En esta ciudad se licenció como médico en 1910 con un expediente académico extraordinario: 19 sobresalientes y 13 matrículas de honor.(1)

  • Publicado en Cultura

El Dr. Sadí de Buen y los inicios de la lucha antipalúdica en España

Odón de Buen y del Cos, naturalista, librepensador y masón, nació en 1863 en la localidad zaragozana de Zuera. Ocupó la cátedra de Historia Natural en la Universidad de Barcelona. Fue el primer oceanógrafo español y el fundador, en 1914, del Instituto Español de Oceanografía. Por su firme defensa del darwinismo fue excomulgado por el obispo de Barcelona, el cardenal Salvador Casañas (1). Todos sus hijos fueron profesionales eminentes. Uno de ellos, Sadí de Buen Lozano, nació en Barcelona el 18 de julio de 1893. Se licenció en medicina en la Universidad de Madrid en el año 1917, doctorándose en la misma Universidad. Amplió estudios en Estados Unidos becado por la Fundación Rockefeller.

  • Publicado en Cultura

El Tribunal Especial para la represión de la Masonería y el Comunismo (Termc). 80 años después

El pasado mes de marzo se cumplieron 80 años de la promulgación de la Ley de 1 de marzo de 1940 sobre la represión de la masonería y el comunismo. Esta ley tiene un extenso preámbulo donde, de un modo confuso y deslavazado, se trata de justificar el carácter represivo de la ley que consta de catorce artículos. En el artículo doce se indica que debe crearse un Tribunal especial encargado de reprimir a los miembros de estas dos organizaciones.

  • Publicado en Cultura

Los médicos naturistas masones de Madrid

Según la Real Academia de la Lengua, Naturismo es la " la doctrina que preconiza el empleo de los agentes naturales para la conservación de la salud y el tratamiento de las enfermedades ". En España, los pioneros de la medicina naturista fueron tres médicos masones que pertenecieron a la logia Fuerza Numantina nº 355, taller masónico madrileño que estaba bajo la jurisdicción masónica del Gran Oriente Español. Estos tres médicos formaron lo que se ha denominado el triunvirato de los médicos naturistas españoles. Se trata de los doctores Enrique Jaramillo y Guillén, Casiano Ruiz Ibarra y Eduardo Alfonso Hernán.

  • Publicado en Cultura

El doctor Alfonso, los masones y las cárceles de Franco

Según el escritor y periodista anarcosindicalista Eduardo de Guzmán Espinosa (1908-1991): " El 31 de diciembre de 1939 funcionaban en Madrid las siguientes prisiones: Yeserías, Porlier, Conde de Toreno, Santa Engracia, Torrijos, Duque de Sesto, Ronda de Atocha, Barco, Cisne, Ventas, San Antón, San Lorenzo, Santa Rita, Comendadoras, Claudio Coello y Príncipe de Asturias. Todas se hallaban tan abarrotadas que los presos amenazan reventar sus recintos, teniendo muchas veces que dormir amontonados en un espacio de 35 centímetros de ancho por metro y medio de largo ". (1) 

  • Publicado en Cultura

Marcelino Ulibarri Eguílaz. El martillo de la Masonería

Para comprender como se organizó la represión que padeció la masonería, tanto durante la guerra como durante el periodo cronológico del primer franquismo, es necesario conocer las leyes, organizaciones y tribunales que tuvieron una implicación directa en esta actividad represiva.

También es preciso identificar a las personas que tuvieron la máxima responsabilidad en la gestión de la represión. Una de ellas fue el carlista Marcelino Ulibarri Eguílaz (1880-1951), persona de profundas convicciones religiosas.

El hispanista Paul Preston, en su libro "El holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después "; nos dice de él que: " Tan obsesivo era su odio por los masones y los judíos que Ulibarri era conocido entre sus compañeros carlistas como << el martillo de la masonería >>. (1) 

Marcelino Ulibarri nació en el pueblo de Muez, localidad de Tierra Estella, Navarra. A los diez años se trasladó a vivir a Zaragoza, ciudad en la que residió durante veinticinco años, en la calle Coso nº5. En la capital del Ebro trabajó como repesentante de seguros La Equitativa y durante varios años fue vocal y tesorero de la Comunión Tradicionalista de Aragón, partido que presidió entre 1931 y 1933.

El doctor Fernando Mikelarena Peña, en su libro << Estructura, cadena de mando y ejecutores de la represión de boina roja en Navarra en 1936>>, nos informa que Marcelino Ulibarri Eguílaz tiene un perfil muy particular. Más que a Mola, estaba ligado directamente a Franco, al que había conocido y con el que trabó una estrecha amistad en Zaragoza, durante los años en que Franco dirigió la Academia General Militar, entre 1928 y 1931. Durante esos años, también en la ciudad de Zaragoza, mantuvo amistad con el abogado del Estado Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco y futuro ministro del Interior. (2)

Según Paul Preston, Ulibarri había sido una pieza clave en promocionar la carrera política del cuñado de Franco en Zaragoza. (3) 


El 20 de julio de 1936  << con el fin de facilitar la movilización del Partido >> se constituyó la Junta Central Carlista de Guerra de Navarra ( JCCGN ), que se creó a iniciativa de Mola quedando configurada por personas de confianza de dicho general director de la conspiración y gobernador militar de Navarra. Marcelino Ulibarrí  Eguílaz formó parte de esta junta como representante de la merindad de Tafalla ( Fernando Mikel... (4) 

Según el doctor Mikelarena, Marcelino Ulibarri acreditó ser un auténtico experto de la metodología de la limpieza política. Coincidieron en él los cargos más importantes del organigrama represivo franquista, el de Delegado del Estado en el Servicio para la Recuperación de Documentos y el de Delegado de Asuntos Especiales. (5)

El doctor José Tomás Velasco Sánchez, en su tesis doctoral << El archivo que perdía los papeles. El archivo de la Guerra Civil según el fondo documental de la Delegación Nacional de Servicios Documentales >>; nos relata  por orden cronológico, los órganos que dieron origen al actual Archivo General de la Guerra Civil Española, y que, por tanto , se pueden considerar antecedentes del mismo: la Oficina de Investigación y Propaganda Anticomunista, la Delegación Nacional de Asuntos Especiales y, finalmente, la Delegación del Estado para Recuperación de Documentos , encargados, desde un primer momento, de la requisa de documentos al enemigo durante la Guerra Civil.(6) 

La Oficina de Investigación y Propaganda Anticomunista, dependía directamente de la Secretaría General, y fue creada en Salamanca, por Orden interna, el 20 de abril de 1937, estaba firmada por Nicolás Franco como Secretario General del Estado. Tenía como misión " recoger, analizar y catalogar todo el material de propaganda comunista ". (7)

Sólo un mes y nueve días después de su fundación, la Oficina de Investigación y Propaganda Anticomunista fue suprimida, siendo reemplazada por la Delegación Nacional de Asuntos Especiales, dependiente, también, de la Secretaría General. Con la supresión de la Oficina, el nuevo órgano se especializó en la requisición de documentación masónica, de las logias masónicas en general, y no sólo de la propaganda comunista que éstas generaban. (8) 

La creación de la Delegación Nacional de Asuntos Especiales se debe a la necesidad de reunir pruebas documentales que pudieran demostrar la pertenencia de una persona a la masonería, para su futura sanción penal a través de la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo, de 1 de marzo de 1940. Fue creada, por Decreto reservado, del 29 de mayo de 1937. El Decreto no se ha conservado (9)

Para la dirección de la Delegación Nacional de Asuntos Especiales, fue nombrado “[el] caballero cristiano y gran patriota, a quien Dios y España premiarán su magnífica labor”, Marcelino de Ulibarri y Eguílaz. (10)

La Delegación del Estado para Recuperación de Documentos fue creada por el Decreto, de 26 de abril de 1938, firmado por Ramón Serrano Suñer, como Ministro del Interior, siendo adscrita directamente a ese ministerio (11) 

El 7 de mayo de 1938, Marcelino de Ulibarri y Eguílaz fue nombrado director de la Delegación y durante este tiempo se encargó de dirigir la requisición de la documentación al enemigo. Realizó, con criterios político-morales y no archivísticos, la selección del personal con la que se formaron los equipos de recuperación de documentos. Dirigió la clasificación de la documentación, encargándose de custodia secreta de la misma. (12) 


Según Paul Preston, La Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos ( DERD ) organizó equipos de investigación para seguir a las tropas de Franco en su avance por Aragón hasta Cataluña. Barcelona fue ocupada el 26 de enero de 1939 y sometida al estado de guerra al día siguiente. Los equipos de la DERD comenzaron a registrar la ciudad el 28 de enero y, para cuando acabaron, el 7 de junio, habían llenado catorce edificios de documentación; 200 toneladas de documentos fueron trasladadas de Cataluña a Salamanca. (13)

La Delegación Nacional de Asuntos Especiales quedó unida, por Decreto reservado, de 30 de septiembre de 1944, a la Delegación del Estado para Recuperación de Documentos, dando lugar a la Delegación Nacional de Servicios Documentales, adscrita a la Presidencia del Gobierno. Desde su creación, y durante el periodo mayo de 1937 a septiembre de 1944, la Delegación Nacional de Asuntos Especiales quedó, en el desarrollo de sus funciones y a efectos de tratamiento archivístico de la documentación, subordinada a la Delegación del Estado para Recuperación de Documentos, que fue la que, a partir de abril de 1938, se ocupó de la requisición de los documentos de carácter masónico (14)

El doctor Diego Navarro Bonilla, nos relata en su libro " Morir matando ", que los conocimientos archivísticos y de tratamiento de la información adquiridos por el general carlista Emilio Mola, al frente de la Dirección General de Seguridad, de febrero de 1930 a abril de 1931, habrían sido transmitidos, a través de los servicios de información del carlismo y antes de su muerte en junio de 1937, a Marcelino de Ulibarri y Eguílaz, conocimientos que éste habría aplicado en el tratamiento de la documentación incautada llegada al Archivo.(15)

El historiador Antonio González Quintana, nos informa en su obra:<<  Fuentes para el estudio de la represión franquista en el Archivo Histórico Nacional, Sección " Guerra Civil " >>: Que el 30 de mayo de 1939 Ulibarri escribió a Franco planteándole que se precisa cambiar el nombre de la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos y que hay que designar un lugar adecuado para su instalación definitiva. Ulibarri propone el título de " Archivos Documentales de la Cruzada de España " y para su ubicación propone la planta baja del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Cita este lugar como el más adecuado y conveniente " por el ambiente evocador de paz, justicia, imperio y fe religiosa- motivos de la fundación de aquel Santo Monasterio- tan en consonancia con los móviles de esta viril y Santa Cruzada Española ". (16)

Por otra parte, "Salamanca tendría un triste protagonismo en el nacimiento de la figura del delito de masonería, del que podemos considerar padre al penalista Isaías Sánchez Tejerina, instructor de la causa contra la logia Helmántica en Salamanca, actuación pionera al respecto y autor de un interesante informe sobre el delito de masonería; informe que, por medio de Ulibarri, y a petición de éste elaboraría, en los primeros momentos de la actuación de la Delegación de Asuntos Especiales, para hacérselo llegar a Franco ".(17) 

La Ley 1 de marzo de 1940 para la represión de la masonería y el comunismo, contemplaba, en su artículo 12, la creación de un Tribunal especial encargado de reprimir a los miembros de estas dos organizaciones. Cuando el 4 de junio de 1940, Francisco Franco firmó un breve Decreto por el que, en primera instancia, se creaba oficialmente este Tribunal, designó a las cinco personas que debían formar parte del mismo. Como presidente fue nombrado Marcelino Ulibarri y Eguilaz que " volvía a situarse a la cabeza de un organismo relacionado con los temas masónicos, con ello se pretendía garantizar una perfecta armonía entre la Delegación de Asuntos Especiales, la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos y el Tribunal Especial para la represión de la masonería y el comunismo " (18).

Marcelino Ulibarri compatibilizó la presidencia del Tribunal con la dirección de la Delegación. En junio de 1940, fijó su residencia, definitivamente, en Salamanca, en el número 37 del Paseo de los Carmelitas (entonces Avenida de Alemania).  

"Hasta la instalación definitiva del Tribunal, el 17 de junio de 1940, se constituyó en Salamanca,en la << Sección de Servicios Especiales >>, una oficina provisional del Tribunal a la que se remitirían la correspondencia y  documentación relativa al recién creado Tribunal ". (19)

Marcelino Ulibarri estuvo presidiendo el Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo hasta el 31 de marzo de 1941. Con esa fecha, un Decreto firmado por Franco, modificó la composición del Tribunal. Se designó como nuevo presidente al teniente general Andrés Saliquet Zumeta. Sin embargo, Marcelino Ulibarri formó parte también de este Tribunal, como vocal, por su condición de Consejero Nacional de Falange Española Tradicionalista y de las JONS, cargo que había jurado en Burgos en septiembre de 1939.

El 17 de julio de 1942, se produjo la apertura de las Cortes franquistas. Por su condición de Consejero Nacional de Falange, Marcelino de Ulibarri y Eguílaz fue procurador en Cortes durante tres legislaturas, de marzo de 1943 a febrero de 1951. Durante seis años, desde marzo de 1942 hasta abril de 1948, por motivos de enfermedad, disfrutó de sucesivas y concatenadas licencias para su restablecimiento. La realidad es que Marcelino de Ulibarri y Eguílaz ya no volvería a hacerse cargo de la dirección del Archivo en Salamanca: fijó su residencia en Tafalla, al lado de su mujer Petra, y se dedicó a la vida política, viajando, desde Tafalla a Madrid, para asistir a las sesiones celebradas en las Cortes. 

El 1 de abril de 1944, el Jefe del Estado, General Franco, concedió a Marcelino de Ulibarri y Eguílaz, la Encomienda, con placa, de la Orden de Cisneros, por sus servicios prestados, y también la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. En septiembre de 1944, Marcelino de Ulibarri y Eguílaz abandonaba la dirección de la Delegación. (20)

Falleció en Tafalla en 1951.  


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1, 3 y 13) Preston, Paul. " El holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después ". (Tercera edición. Mayo 2013). (1) pág. 635; (3) pág 364; (13) pág 636.

(2,4 y 5) Mikelarena Peña, Fernando. " Estructura, cadena de mando y ejecutores de la represión de boina roja en Navarra en 1936 ". En historia contemporánea, nº 53. Lejona (Vizcaya) Universidad del País Vasco. 2016, (2) pp. 602-603; (4) pp 596-597; (5) pp 603.

Fernando Mikelena Peña es historiador y profesor del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza. Premio Euskadi de Literatura 2016, en su modalidad de ensayo, por el libro " Sin piedad. Limpieza política en Navarra. 1936 ".

(6,7,8,9,10,11,12,14 y 20) Velasco Sánchez, José Tomás. " El archivo que perdía los papeles. El archivo de la guerra civil según el fondo documental de la Delegación Nacional de Servicios Documentales " Tesis doctoral 2017. Universidad de Salamanca. (6) pág 23; (7) págs 27 y 28; (8) pág 30 ; (9) pág 31; (10) pág 32; (11) pág 35; (12) pág 42; (14) pág 32; (20) pág 45.

(15) Navarro Bonilla, Diego. " Morir matando ". Sevilla, Espuela de Plata, 2012, pp 258-260.

Diego Navarro Bonilla es doctor en Documentación, profesor titular de Archivística en el departamento de Biblioteconomía de la Universidad Carlos III de Madrid y ex director del instituto de investigación en Inteligencia para la Seguridad y la Defensa de la misma universidad. En 2003 fue galardonado con el premio Nacional de Defensa, en la modalidad de investigación en ciencias históricas relacionadas con el ámbito militar.

(16,17,18 y 19) GONZÁLEZ QUINTANA, Antonio. Fuentes para el estudio de la represión franquista en el Archivo Histórico Nacional, Sección "Guerra Civil". Espacio Tiempo y Forma. Serie V, Historia Contemporánea, [S.l.], n. 7, ene. 1994. ISSN 2340-1451. Disponible en: <http://revistas.uned.es/index.php/ETFV/article/view/2983>. Fecha de acceso: 29 abr.2020. (doi:https://doi.org/10.5944/etfv.7.1994.2983.

(16) págs.17 18; (17) pág 21;(18-19) págs 20-21-22.

Antonio González Quintana es presidente de la Asociación de Archiveros Españoles en la Función Pública (AEFP).
   
 
 
 
 
 
 
 
 . 


  • Publicado en Cultura

La universidad de Salamanca y la legitimación del alzamiento nacional

Durante los primeros meses de la Guerra Civil, la ciudad de Salamanca se convirtió en uno de los centros políticos más importantes de la España nacional. El 21 de septiembre de 1936, en una finca llamada Los Campos del Hospicio, propiedad del ganadero Antonio Pérez Tabernero, el general Franco fue designado, por los militares allí reunidos, jefe de la Junta de Defensa Nacional o Generalísimo. (1)

  • Publicado en Cultura

Antonio Luna García y la Masonería

En la biografía de Antonio de Luna Garcia ( 1901-1967), publicada en el Diccionario Biográfico electrónico de la Real Academia de la Historia y cuyo autor es Don Manuel J.Peláez, podemos informarnos que esta persona nació en Granada, fue amigo de Federico García Lorca, y  consiguió, por oposición, las Cátedras de Filosofía del Derecho y de Derecho Internacional Público.  También podemos leer que cuando se inició la Segunda República la apoyó con entusiasmo, llegando a ocupar el puesto de secretario de la Comisión Jurídica Asesora y que durante la guerra civil, que pasó en Madrid, formó parte de la " Organización Antonio " que espiaba a favor de los nacionales. Después, en 1939, participó en la depuración del personal docente y administrativo de la Universidad. (1) 


  • Publicado en Cultura

"El restablecimiento temporal de la Inquisición", según Isaías Sánchez Tejerina

El 4 de junio de 1940, un Decreto firmado por Francisco Franco designó a las cinco personas que debían formar parte del primer Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo. Una de esas personas fue el letrado Isaías Sánchez Tejerina. Su lugar de nacimiento, el 6 de julio de 1892, en un pueblo de la Tierra de Campos palentina llamado Villarramiel. 


  • Publicado en Cultura

El Caudillo y el concepto político del caudillaje, según Antonio Luna García

El jurista Antonio Luna García estuvo pensionado por la Junta de Ampliación de Estudios durante los años 1930 y 1931. Tuvo la ocasión de conocer la vida judicial en Portugal, Francia, Bélgica, Alemania, Checoslovaquia, Austria e Italia. Tras esta experiencia manifestó que " no conoce ninguna Magistratura más honrada que la española ". (1) 


  • Publicado en Cultura

El general Cuervo y "los fundamentos del nuevo sistema penitenciario español"

La legislación penitenciaria del primer franquismo se comenzó a redactar en el año 1940. Este artículo pretende exponer cuales fueron las ideas fundamentales, tanto jurídicas como religiosas, que se utilizaron para elaborar y justificar dicha legislación. Para ello considero que es indispensable conocer los aspectos más destacables de la biografía de quien fue su principal impulsor, el general Máximo Cuervo Radigales.

El Rito de Emulación

Podemos decir que, en general, los Ritos son formas de permanencia en un tiempo y lugar determinados, que nos permiten adueñarnos de un momento concreto. Se puede afirmar que todo Rito masónico es una compleja armonización entre palabra y acción. Acción simbólica que debe de tener la potencia espiritual suficiente como para poder acercarse a lo trascendente.  En el caso de los Ritos masónicos, este acercamiento debe realizarse obligatoriamente en un contexto grupal, conforme a unas reglas preestablecidas y aceptadas por todos, y que tienen que respetarse escrupulosamente con el fin de hacer presente el mundo intangible e inefable que se pretende simbolizar. ( 1 )

  • Publicado en Cultura