TV

OPINIÓN

Todos los contenidos de nuestro sitio son propiedad de sus respectivos creadores intelectuales o de EL OBRERO, y por consiguiente cualquier uso de los mismos está sujeto a la aprobación previa de EL OBRERO. El extracto informativo de los contenidos de nuestro sitio está autorizado siempre que se cite la fuente de procedencia. Las opiniones vertidas por los autores y las autoras, así como la información relativa a sus perfiles, serán de su exclusiva competencia y responsabilidad. EL OBRERO no se hace responsable de lo que los autores y autoras escriban.

Por la emergencia climática, de manera inmediata

Numerosos colectivos sociales han convocado una huelga a nivel mundial por la emergencia climática. La huelga está precedida de una semana de lucha que arrancó el pasado viernes. Cada día van a llevarse a cabo diversas actividades y movilizaciones en todos los territorios del Estado y en el ámbito internacional. Más de 300 organizaciones se han sumado a las reivindicaciones que tendrán actos en cerca de cien ciudades españolas y en más de 1.600 lugares del mundo.

Más control

Ahora que nuestro deporte nacional es la introducción de papeletas en las urnas, eso que venimos haciendo más frecuentemente que irnos de vacaciones, me pregunto si no sería el momento de garantizar un sistema electoral transparente. Pero transparente de verdad.

Elecciones otra vez

Me he querido esperar un espacio de tiempo antes de ponerme a escribir sobre la nueva convocatoria electoral. He tomado esta decisión, principalmente, por dos motivos: intentar tener algo de perspectiva y ver qué reacciones había. Sin duda, hice bien en esperar, pero no sé si he esperado demasiado poco. ¿Por qué digo esto? Pues porque viendo la sesión de control al Gobierno del miércoles, igual asisto a otro espectáculo antes de que se acabe la semana.

A vueltas con el bipartidismo

En los últimos tiempos hemos visto la crisis del bipartidismo imperfecto en España con el surgimiento de Podemos y Ciudadanos, principalmente, así como, posteriormente VOX. Parecía un viento de aire fresco ante la evidente crisis de las dos grandes formaciones en la derecha y la izquierda, el PP y el PSOE. Ahora surgen voces sobre la necesidad de volver a la situación anterior ante las dificultades a la hora de pactar para formar gobiernos y dar estabilidad al sistema político español. Este artículo no pretende establecer ninguna tesis favorable o no sobre el bipartidismo, sino ofrecer algunas claves sobre lo que significa en política.

Seguimos en el bucle

No salimos del bucle o del círculo vicioso de la interinidad, pues, ante la imposibilidad de formar gobierno, ya tenemos elecciones legislativas a la vista. Se veían venir, dados los resultados del 28 de abril y el tenso clima de opinión imperante entre los partidos políticos, cuyos dirigentes, encastillados en sus respectivas posiciones, han sido poco propensos al diálogo, al entendimiento y a la colaboración y, por qué no decirlo, a la lealtad y a la generosidad, que son actitudes imprescindibles en la actividad política aunque aquí estén desterradas.

Entre la suma y la resta

Por qué cada vez que tienen oportunidad suman las derechas e incluso en muchos ayuntamientos y Comunidades Autónomas lo hacen las izquierdas, y a nivel nacional parece imposible que Sánchez e Iglesias se pongan de acuerdo. Todos los que lean estas líneas se preguntarán dos cosas ¿Qué es lo que pasa? ¿De quién es la culpa?

Dana

Depresión aislada en niveles altos, esto es lo que significa estas siglas que dan título al artículo de este mes, y que se refieren al fenómeno atmosférico que nos ha azotado una semana. Para algunos la denominación nos resulta extraña, porque la habíamos conocido tiempo atrás con un nombre más coloquial: gota fría.

La trampa 22 en la que metieron a Pedro Sánchez

“Un hombre dado a contradicciones y atento a detalles insignificantes, no se adapta a aprender lo necesario.” Demócrito

Los expertos politicólogos de provincia, que hoy tienen el poder que les ha conferido el círculo cercano al presidente del gobierno, han llevado a Pedro Sánchez a una situación paradójica y falaz. Es jefe de un gobierno que no existe y, como no existe, tampoco, en realidad, es jefe de gobierno. El escenario externo sugiere un panorama alarmante y, el interno, cuestiones desatendidas de una gravedad preocupante. Por ello, los acontecimientos que se están desarrollando en la España de setiembre de 2019 serían de una ridiculez hilarante, si no fuese por las trágicas consecuencias que traerán aparejadas sobre la piel de la mayoría de españoles de a pié.

Reconstruir desde la prevención

Los últimos días han sido una constante de malas noticias y sufrimiento. La llamada ‘Gota Fria’ ha golpeado con fuerza a nuestro país, dejando no solo escenarios desoladores, con grandes inundaciones y derrumbamientos, sino también hemos tenido que lamentar la muerte de seis personas. Y si no llega a ser por los servicios de emergencia, aún podría haber sido peor.

La recesión que viene no es económica, es de valor.

Cuando nos referimos a la crisis iniciada en el año 2008, usamos expresiones como “el pinchazo de la burbuja”, “el fin del reino de la especulación”. No estamos lejos de la realidad, aunque desde nuestro punto de vista, la definimos de forma tal que no nos vemos involucrados, sin ser parte. Y es que esa crisis lo fue de valor. La especulación como tal es el aprovechar el beneficio generado por la diferencia entre el precio de intercambio de algo, sus expectativas crecientes, y el valor original del mismo. Y así fue, creímos en la especulación, porque creímos en un dinero fácil, un en dinero barato, en bienes que no dejarían de subir de precio, en un bienestar permanente. Y nos equivocamos. Y ese error se cebó con nuestra sociedad, con nuestro modo de vida, y arruinó muchos sueños.

República

Cuando tratamos de la república estamos hablando de un concepto político, pero también jurídico. Procede del latín, “res publica”, opuesto a la “res privata”, es decir, la comunidad política o “cosa pública”, frente al ámbito privado, una diferencia que era muy evidente entre los romanos. En este sentido, se trataría de un término genérico equivalente al bien común. Aunque el origen de la república aparece en el mundo romano, no cabe duda que, realmente encontraríamos el principio republicano en las polis clásicas griegas.