Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La masonería especulativa, en España, durante la primera mitad del siglo XIX


José Bonaparte, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia. José Bonaparte, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia.

Una serie de acontecimientos, tanto masónicos como históricos, influyeron de un modo notable en el desarrollo de la Masonería en nuestro país. Al exponerlos de una forma resumida, intentamos que se comprenda, con mayor facilidad, cómo se fue expandiendo y consolidando de manera gradual, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA) en España.

El 31 de mayo de 1801, dos hechos masónicos relevantes tuvieron lugar en la ciudad de Charleston (Carolina del Sur): la creación del REAA y la fundación del primer Supremo Consejo del REAA del mundo. (1)

Queremos recordar que, entre los diferentes Ritos masónicos existentes, el REAA es el más practicado en el mundo y es el Rito masónico en el que ha trabajado, de manera habitual, la masonería española.

El 20 de agosto de 1801, en la ciudad francesa de Brest (Bretaña), tuvo lugar la fundación de una logia llamada "La Reunión Española". A esta logia, formada por 32 hermanos masones, pertenecían cinco capellanes de la escuadra española y 27 militares españoles, todos ellos oficiales, que provenían del Antiguo Régimen y que en su mayoría pertenecían a la Armada. La logia, que estaba bajo la jurisdicción del Gran Oriente de Francia, permaneció masónicamente activa hasta el 23 de abril de 1802. (2)

Según el Dr. García-Municio de Lucas, en la ciudad de Cádiz existía una logia, continuadora directa de la que se fundó en Brest, a la que la Inquisición le abrió un expediente el 17 de abril de 1804:"Este expediente de la Inquisición, instruido dos años después del retorno de los buques de Brest, mostraba una mayor dureza que los procesos del siglo XVIII y ofrecía una visión más organizada de la masonería como institución". (3)

El conde de Grasse-Tilly, el 20 de octubre de 1804, fundó y consagró masónicamente en la ciudad de París, el segundo Supremo Consejo del REAA del mundo. (primer SC que se creaba en Europa). (4) Ese mismo año, Napoleón 1º nombró a su hermano, José Bonaparte, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia.

En septiembre de 1807, en la ciudad de Cádiz: "existía un taller masónico con el nombre de “La Double Alliance”. Esta logia tenía varias similitudes con las logias francesas de Brest: estaba formada por oficiales franceses, pero se permitía la entrada de oficiales españoles, su sede estaba en Tolón (puerto militar) y dependía del Gran Oriente de Francia. El taller estaba compuesto por 20 miembros activos, de los que sólo cuatro eran españoles, y nueve honorarios, de los cuales cinto también eran españoles. Entre sus miembros había 10 que eran oficiales franceses que pertenecían a cuatro buques de la Armada francesa anclados en la ciudad". (5)

A partir del 2 de mayo de 1808, con la invasión de los ejércitos napoleónicos, las logias fundadas por militares franceses contribuyeron a la expansión de la masonería en España. El 7 de julio de ese año, José Bonaparte fue nombrado rey de España y cinco meses después, el 4 de diciembre, decretó la abolición de la Inquisición española. Según el profesor José A. Ferrer Benimeli " La difusión y asentamiento de la masonería en España fue posible gracias a la supresión de la Inquisición". (6)

En este mismo sentido, el Dr. García-Municio, nos relata en su tesis doctoral que, “Cuando en el verano de 1808, José Bonaparte ocupó el trono, las logias tuvieron una gran expansión por las zonas dominadas por los ejércitos franceses y dependían directamente del Gran Oriente de Francia. La mayoría eran de nueva creación, aunque alguna existía previamente. Estas logias de militares franceses estaban ubicadas en las principales guarniciones militares”. (7)

El Dr. Antonio Juan Romero Barea, autor de la tesis doctoral: "El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras", nos relata en su tesis doctoral que: "desde el miércoles 20 de julio hasta el sábado 13 de agosto de 1808, con su último número, Diario Político de Mallorca, de Palma de Mallorca, publicó 25 artículos bajo el título “Reflexiones sobre los triunfos de Bonaparte en Europa; y manifestación de sus verdaderas causas”, donde culpó a la masonería, relacionándola con la Orden de los Iluminados de Baviera, o discípulos de Weishaupt, de ser la responsable de los avances de los ejércitos napoleónicos en los países europeos y de la expansión de las ideas revolucionarias por toda Europa: Alemania, Bélgica, Holanda, España y América a través de su influencia en los Ejército extranjeros, de los Consejos, propagando sus ideas en el pueblo. (8)

La fundación de la "Gran Logia Nacional de España" tuvo lugar en Madrid el 27 de noviembre de 1809. Ese mismo año, en la ciudad de Valencia, el clérigo Simón López, presbítero del Oratorio de S.F.N. publicó un libro antimasónico que llevaba el siguiente título: "Despertador cristiano-político. Se manifiesta que los autores del trastorno universal de la Iglesia y de la Monarquía son los filósofos franc-masones, se descubre las artes diabólicas de que se valen, y se apunta los medios de atajar sus progresos" En esta obra, Simón López: "Afirma que los masones fueron responsables de la Ilustración, la Revolución Francesa y de la invasión napoleónica a España y demás países europeos, exponiendo al Emperador como un signo del fin de los tiempos". (9)

Numerosas logias militares francesas se crearon durante el año 1809: En San Sebastián: "Los Hermanos Unidos"; en Barcelona: "Los amigos de Napoleón" y " El Triunfo de la Amistad"; en Talavera de la Reina: "Santa Josefina de los Amigos Reunidos"; en Madrid: "San José", "Beneficencia de Josefina", "Napoleón el Grande", "Los filadelfos", "Estrella de Napoleón", "Santa Julia" y "La Edad de Oro". En 1810, en Vitoria, se fundó la logia militar francesa "Los Amigos Reunidos de San José".

El 4 de julio de 1911, el conde de Grasse-Tilly creó y consagró en Madrid "El Supremo Consejo del Grado 33 para España y sus dependencias", seguidamente procedió a la instalación de su primer Soberano Gran Comendador: Miguel José de Azanza, Duque de Santa Fé. En ese mismo año se crearon las siguientes logias simbólicas: En Madrid: "Los Amigos del Honor y de la Verdad"; en Gerona: "Napoleón el Grande"; en Santander: "Los amigos de la Caridad" y en Salamanca: "Los amigos reunidos de la Victoria".

"El 19 de enero de 1812, el Consejo de Regencia emitió una Real Cédula, autorizada por las Cortes de Cádiz, por la que se prohibía la francmasonería en los dominios de las Indias e islas Filipinas" (10)

El 19 de marzo de 1812 tuvo lugar la proclamación de la Constitución de Cádiz. Según el Dr. Romero Barea: "El artículo 12 de la Constitución de Cádiz de 1812 supuso una condena implícita de la masonería al haber sido prohibida por la Iglesia Católica, que quedaba encarnada en el régimen constitucional". (11)

En 1812 se fundaron las siguientes logias militares francesas: En Figueras: "Los Amigos de la Reunión" y en Sevilla: "Los amigos del Honor".

Las Cortes de Cádiz abolieron la Inquisición el 13 de febrero de 1813 y el 30 de septiembre de ese mismo año, varios militares españoles fundaron, en Châlons-sur Marne (Francia), una logia a la que pusieron por nombre: "José Napoleón". También en 1813 tuvo lugar, en la ciudad de Zaragoza, la fundación de la logia militar: "San Juan de la Unión Sincera".

El rey Fernando VII recobró la libertad el 22 de marzo de 1814, regresó a España y se inició un periodo conocido como sexenio absolutista que duró hasta 1820. El 24 de mayo de 1814, un Real Decreto prohibió las asociaciones clandestinas y el 21 de julio se restableció el Consejo y Tribunal de la Inquisición. El 15 de agosto de 1814, un Edicto del cardenal Hércules Consalvi, secretario del Papa Pío VII, prohibió la masonería en los Estados Pontificios. Al año siguiente, el Inquisidor General Francisco Javier Mier y Campillo (1748-1818), reprodujo literalmente este Edicto (2 de enero de 1815).

Nos relata el Dr. García-Municio que "según Alcalá Galiano, finalizada la Guerra de Independencia, la masonería empezó a tener consistencia en 1816. Su cabeza estaba en Granada, ciudad donde fue destinado como capitán general el Conde de Montijo, y desde esta ciudad se expandió por el país". (12)

En la ciudad francesa de Agen, el 5 de enero de 1817, varios militares españoles fundaron la logia: "Huérfanos de Francia"; un mes después, el 4 de febrero, tuvo lugar en La Coruña la fundación de la logia: "Los Amigos del Orden"; también en 1817, se fundó en Santa Cruz de Tenerife la logia "Los Comendadores del Teyde".

El coronel Rafael de Riego se sublevó, el 1 de enero de 1820, en Cabezas de San Juan (Sevilla), de este modo se inició el denominado Trienio Liberal (1820-1823): el rey Fernando VII tuvo que jurar la Constitución de 1812 y suprimir la Inquisición. Ese año, 1820, se fundó en Madrid la logia: "Los Amigos Reunidos de la Virtud Triunfante".

El 13 de septiembre de 1821, el Papa Pío VII publicó la Constitución "Ecclesiam Christi" contra las sociedades secretas y de un modo específico contra el carbonarismo italiano. Según el profesor José A. Ferrer Benimeli: "Desde la Constitución "Ecclesiam Christi" (1821), hasta la "Humanum genus" (1884) de León XIII, la masonería será identificada por Roma como una sociedad clandestina cuyo fin era “conspirar en detrimento de la Iglesia y de los poderes del Estado”, con lo que hubo sin más una identificación a priori de la masonería con las sociedades patrióticas que en unos países luchaban por la independencia de los pueblos y en otros, como en Italia, por la unificación". (13)

En 1822, en Cádiz, se fundó la logia: "Los Verdaderos Amigos Reunidos". Hay que señalar que durante el Trienio Liberal tuvieron lugar enfrentamientos entre masones y comuneros.

El 7 de abril de 1823, un ejército francés formado de más de 95.000 hombres (los Cien Mil Hijos de San Luis) y dirigido por Luis Antonio de Borbón, Duque de Angulema, puso fin al Trienio Liberal. De este modo comenzó la "Década Ominosa" o segunda restauración del absolutismo (1823-1833).

Las medidas contra la masonería no se hicieron esperar: Real Decreto del seis de diciembre de 1823; Real Cédula de trece de enero de 1824; Real Cédula de principios de mayo de 1824; Real Orden de 24 de mayo que: "estableció la responsabilidad de los prelados, convirtiéndolos en vigilantes antimasónicos al pedirles que vigilasen que sus súbditos no pertenecieran a sociedades perjudiciales a la Iglesia y el Estado, debiendo puntualmente informar a S.M.". (14)

El 1 de agosto de 1824, el rey Fernando VII mediante una Real Cédula prohibió: " de nuevo y absolutamente en los dominios de España e Indias todas las congregaciones de francmasones, comuneros y otras sociedades secretas, cualquiera que sea su denominación y objeto".

El 9 de octubre de 1824 emitió una Real Orden que, en su artículo noveno, indicaba que: "Los masones, comuneros y otros sectarios, atendiendo a que deben considerarse como enemigos del Altar y los Tronos, quedan sujetos a la pena de muerte y confiscación de todos sus bienes para la Real Cámara de S.M., como reos de lesa Majestad divina y humana". (15)

El 21 de agosto de 1825, un Real Decreto fijó el plazo de tres días para que fuesen castigados a la máxima pena unos masones aprehendidos "in fraganti".

El ocho de octubre de 1825 una Circular, expedida por el Supremo Consejo de la Cámara, indicaba cómo se debía proceder en las causas de los eclesiásticos que pertenecieron a sociedades secretas.

Un día después, el nueve de octubre de 1825, una Real Cédula señalaba que pertenecer a la masonería era un delito de alta traición: "Los Francmasones, Comuneros, y demás Sectarios deben ser considerados enemigos del Trono y el Altar, quedando sujetos a la pena de muerte y confiscación de bienes".

Nos recuerda el Dr. García-Municio que "la represión llevada a cabo por Fernando VII no estaba dirigida específicamente contra la masonería, sino contra lo que significaba liberalismo y oposición al absolutismo". (16)

El 13 de marzo de 1825, el Papa León XII publicó la Constitución Apostólica "Quo graviora" contra las sociedades secretas que conspiran contra la Iglesia y los poderes del Estado.

En la Gran Colombia, Simón Bolívar prohibió mediante Decreto, el 8 de noviembre de 1828, todas las sociedades o confraternidades secretas.

El 24 de mayo de 1829, el Papa Pío VIII publicó la Encíclica "Traditi Humilitati" contra los enemigos de la Iglesia y del Estado, haciendo una mención indirecta a la masonería. El 15 de agosto de 1832, el Papa Gregorio XVI mediante la Encíclica "Mirari vos" condenó el liberalismo.

Según el Dr. García-Municio: "La masonería durante el reinado de Fernando VII fue político-revolucionaria, cuyo primer objetivo era la caída del absolutismo. Fuera de este carácter político, todo lo demás quedaba en un segundo plano y, aunque algunas de las ideas pudieran ser fundamentales para la Orden, prácticamente no existía otro tipo de propuestas ajenas a la política. La razón es la ya expuesta por Álvarez Chillida cuando expresa que muchos liberales españoles encontraron en el carácter secreto de la masonería el vehículo ideal para conspirar contra el absolutismo fernandino ". (17)

El 15 de agosto de 1832, el Papa Gregorio XVI publicó la Carta Encíclica: "Mirari Vos". En esta Encíclica se condena el liberalismo, la libertad de conciencia, la libertad de culto, la libertad de prensa y la separación Iglesia-Estado.

Fernando VII murió el 29 de septiembre de 1833. Al año siguiente, la reina gobernadora amnistió a los masones mediante Real Decreto (26 de abril de 1834), sin embargo, quienes continuaran perteneciendo a sociedades secretas, a partir de esa fecha, serían condenados e inhabilitados para desempeñar cargos públicos.

Un hecho relevante tuvo lugar el 15 de julio de 1834 cuando, María Cristina, en nombre de su hija Isabel II, declaró suprimido, definitivamente, el Tribunal de la Inquisición. Esta medida liberalizadora, según el Dr.García-Municio, tenía por objeto aumentar las garantías y principios jurídicos. "Se reconocía que la Inquisición era un tribunal especial que estaba fuera del tiempo y reflejaba un atraso en la organización del Estado". (18)

A partir de ese año, 1834, Martínez de la Rosa fue el encargado de dirigir el proceso de reformas del régimen absolutista para intentar transformarlo en un sistema constitucional moderado. También en ese año, con el Estatuto Real, aparecieron los partidos políticos.

La Regencia de María Cristina de Borbón (1833-1840) coincidió con el desarrollo de la primera guerra carlista (1833-1840). Durante este periodo se publicó el Estatuto Real (abril de 1834), se decretó la desamortización de bienes de las órdenes religiosas (febrero de 1836), tuvo lugar la abolición del régimen señorial y el diezmo (1837) y se aprobó la Constitución de 1837. Durante esta etapa se fundaron las siguientes logias: "Virtud e Ilustración" en Mahón (1837); "Valor y Constancia" en Granada (1838) y "La Vigilancia" en Bilbao (1838).

"El Gran Oriente Nacional de España" se fundó en la ciudad de Lisboa en 1838 y dos años después, tras ser expulsado de la capital portuguesa, se trasladó a Burdeos.

El 18 de julio de 1840, en la ciudad de Barcelona, tuvo lugar un motín contra la Ley de Ayuntamientos. A consecuencia de estos hechos, el General Baldomero Espartero exigió a la regente la dimisión del gabinete y la anulación de la ley municipal. Al motín de Barcelona le siguió la insurrección de la Milicia Nacional de Madrid. Tras la revolución de 1840, María Cristina dimitió como regente (octubre), embarcó en Valencia en el "Vapor Mercurio" y se dirigió a Francia.

Durante la Regencia del General Baldomero Espartero (1840-1843) se fundaron las siguientes logias: "Fidelidad Masónica" en Palma de Mallorca (1842); "Hijos de la Virtud" en Madrid (1843) y "Constantes Amantes de la Virtud" en Barcelona (1843).

El 10 de noviembre de 1943 la joven reina Isabel II juró, en el Palacio del Senado, la Constitución de 1837. El 23 de marzo de 1844, por Real Decreto, se creó la Guardia Civil, siendo su máximo impulsor el Duque de Ahumada. El nueve de noviembre de 1846, el Papa Pio IX publicó la primera Encíclica de su pontificado: "Qui Pluribus", en ella condena la indiferencia religiosa, el racionalismo, el fideísmo, el liberalismo, el comunismo y las sectas secretas.

Durante la denominada "Década moderada"(1844-1854), se fundaron tres logias en la ciudad de Barcelona: "Virtud e Ilustración" (1847), "La Sabiduría" (1847) y "Triunfo de la Amistad" (1849). ____________________________________________________________________________________

(1) Bahillo Redondo, Pablo. Artículo: "Algunas consideraciones sobre el Rito Escocés Antiguo y Aceptado". Diario "El Obrero". 20 de diciembre 2020.

(2) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Madrid 2018. Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Capítulo 1. El Antiguo Régimen. 1.3 La Reunión Española (Brest, primera logia militar). pp. 86-102. Este capítulo, del que se han extractado algunos párrafos para la realización de este artículo, estudia detalladamente la logia de Brest.

(3) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. págs. 103- 104.

(4) Bahillo Redondo, Pablo. Artículo: "El conde de Grasse, marqués de Tilly y el Rito Escocés Antiguo y Aceptado". Diario "El Obrero". 5 de octubre de 2020.

(5) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. págs. 103- 104.

(6) Ferrer Benimeli, José A. "La Masonería". Madrid. 2005. Capítulo 5. :"El siglo XIX y las nuevas masonerías": "Los masones juzgan a la Inquisición". Segunda Edición. Alianza Editorial. ISBN:978-84-206-4789-0. pág.78.

(7) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. pág.134.

(8) Romero Barea, Antonio Juan. "El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras". Tesis doctoral. 2019. Universidad de Sevilla. Facultad de Geografía e Historia. Departamento de Historia Contemporánea. 2019. Dirigida por la Dra. Mª del Carmen Fernández Albéndiz. p. 101.

(9) Romero Barea, Antonio Juan. "El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras": p. 102. LÓPEZ, S., presbítero del Oratorio de S. F. N.: Despertador Christiano-político. Se manifiesta que los autores del trastorno universal de la Iglesia y de la Monarquía son los filósofos Franc-masones. Se descubre las artes diabólicas de que se valen y se apuntan los medios de atajar sus progresos, Valencia, impr. de Salvador Faulí, con licencia, 1809, 48 pp

(10) Ferrer Benimeli, José A. "La Masonería". Madrid. 2005. Cronología p.244.

(11) Romero Barea, Antonio Juan. " El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras" p.105: "La religión de la nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquier otra" (Título II, Capítulo II, artículo 12 de la Constitución Política de la Monarquía Española de 1812).

(12) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. p. 122. (ALCALÁ GALIANO, Antonio, Recuerdos de un anciano, Madrid, Imprenta Central a cargo de Victor Sanz, 1878, tomo I. pág. 210).

(13) Extractado de: José A. Ferrer Benimeli (Universidad de Zaragoza). "La Iglesia católica y la masonería: visión histórica", en José A. Ferrer Benimeli (dir.) "Masonería y religión, convergencias, oposición, ¿incompatibilidad?", Madrid, 1996, pp. 187-201.

(14) Romero Barea, Antonio Juan. " El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras". p.119.

(15) Romero Barea, Antonio Juan. " El enemigo imaginario. Retóricas y discursos antijudíos, antimasónicos y antimarxistas en la época de entreguerras". p.121: "Real orden comunicada al capitán de Castilla la Nueva señalando las penas en que incurren los que den gritos subversivos que se enuncian: los sectarios de sociedades secretas, y demás revolucionarios, sujetándolos al juicio de las comisiones ejecutivas, según reales órdenes anteriores", Madrid, sábado 9 de octubre 1824, en "Decretos del Rey Nuestro Señor Don Fernando VII, Madrid, 1846, 2ª edición, tomo IX, ar. 9º, p 226.

(16) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. p. 200.

(17) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. p.199. ÁLVAREZ CHILLIDA, Gonzalo, El antisemitismo en España. La imagen del judío (1812-2002), Madrid, Marcial Pons, 2002 pág.106.

(18) García-Municio de Lucas, Ezequiel Ignacio. Tesis doctoral: "Militares y Masonería". Universidad complutense de Madrid. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. Madrid. 2018. p. 202

Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid. DEA en Farmacología por la Universidad de Valladolid. Médico. Actualmente Doctorando en Historia Contemporánea en la Universidad de Extremadura. Coautor junto con Victor Berástegui y Juan Antonio Sheppard del libro "Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta Institución" ( Editatum ). 2019. Ha presidido la Gran Logia General de España y el Supremo Consejo de España.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider