LA ZURDA

Juan Antonio Palacios Escobar

Sensatez versus disparate

Cuando el mundo entero está pendiente del rescate de Julen que es como si fuera el hijo de todos en toda una obra de ingeniería humana, si observamos, de cerca o de lejos, la realidad política veremos actuaciones y decisiones sensatas y otras disparatadas. A decir verdad, en el momento actual, el bosque de las segundas nos impide ver el oasis de las primeras. Y hay momentos en los que echamos de menos la sensatez frente a la abundancia de disparates.

Todo cambia

A partir de las últimas Elecciones Andaluzas, la política a nivel nacional ha cambiado. Y no solo este cambio se va a sustanciar por una mayor presencia de VOX en Autonomías y Ayuntamientos, sino que desde ahora en adelante y tomando como horizonte el próximo 26 de Mayo, todos los agentes políticos han de colocarse otro chip.

Eventos y curiosidades

Nuestra realidad está repleta de eventos y curiosidades. No debemos en ese camino entre la rutina y la sorpresa, alimentar sueños infundados y expectativas excesivas. Tenemos que superar los miedos, manteniendo claras nuestras ideas y apostando por nuestra felicidad presente y futura.

Todo atado

Todos los pactos en democracia pueden ser legales e incluso legítimos, lo que no es de recibo que los actores políticos nos quieran vender gato por liebre, pretendan hacernos ver lo que no es y que lo que ayer eran líneas rojas y provocaban que se taparan las narices, ahora lo justifican y les parece muy bien.

Miedo o diálogo

La realidad es vertiginosa en sus acontecimientos, y nos ofrece cada instante noticias y titulares. Vivimos momentos apasionantes, en los que hay quienes se empeñan en infundir miedos, fobias y hacer de los problemas conflictos, mientras otros sostienen que es mejor establecer diálogos entre posiciones contrapuestas y tender puentes para intentar limar las diferencias.

Según el cristal

Nuestra óptica cambia con el paso del tiempo. Porque como diría Ramón de Campoamor “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira” Lo que no puede justificar la incoherencia es que vayamos cambiando en función de lo que más nos convenga e interese en cada momento. Eso lejos de evolución es poca vergüenza.

Imposiciones y caducidades

Los hijos del radicalismo son en parte los del hartazgo, los que predican las imposiciones desde sufrirlas y les ha caducado la paciencia. En unas Elecciones democráticas cada cual vota o no, lo que le da la real gana. Cierto es, que la incursión del populismo de ultraderecha o de ultraizquierda en el panorama político resultan preocupantes, ya que ambos extremos además de tocarse no resuelven nada, salvo provocar mayor tensión y crispación.

Enigmas y evidencias

En la vida hay muchos enigmas por resolver y demasiadas evidencias que algunas gentes no quiere ver aunque las tenga delante de los ojos. Cuando llegamos a procesos electorales, esto no solo se confirma sino que sea reafirma.

Entre autencidades, gritos y performance

Hasta el ciudadano más desinformado, seguro que se ha dado cuenta que hemos entrado en modo electoral. Tenemos un año de campaña, en la que asistiremos a tres convocatorias con las urnas y está pendiente que puedan ser cuatro, si finalmente el Presidente Sánchez, que es el que tiene potestad para ello, decide adelantar las Generales o si opta por agotar la Legislatura.

Esto es un lío

Ni son todos los que están, ni están todos los que son. Cuando llegan momentos electorales todo se transforma y se convierte en un lío de Padre y muy Señor Mío. Entre sondeos, estudios, encuestas y barómetros, cada cual hace sus predicciones y extrapola según le interesa., calificando de acertado lo que le conviene y de manipulador y sesgado lo que no le favorece.

La crispación política

He de confesarles, al igual que lo hacía ayer en mi tertulia habitual de amigos en la céntrica Plaza Alta de Algeciras , me siento tremendamente preocupado como ciudadano y demócrata. Algo está ocurriendo que debemos analizar con mesura y equilibrio, y es que existe en nuestro País un ambiente de crispación política que hace mucho daño a la convivencia democrática.

Le consta o no le consta

A lo largo de los últimos años, a muchos responsables políticos, cuando se les preguntaba por algo complicado o que les había dejado con el trasero al aire, respondían con un huidizo pero peligroso “no me consta”. Tal vez no pensaban que hoy se graba todo en video, audio y en todo tipo de soportes y formatos. Si no qué se lo pregunten a algunos que lo han hecho y diera la impresión que lo continúan haciendo desde la cárcel.

La bronca política

La política como la vida misma es un permanente equilibrio de fondos y formas. En los últimos tiempos, echamos mano de ideas y proyectos que no solo sean innovadores y tengan la capacidad de transformar la sociedad en la que vivimos sino cuidar las formas, y sin ser remilgados ser capaces desde la discrepancia e incluso la dureza en los argumentos, respetar al adversario, para no convertirlo innecesariamente en enemigo.

Un síntoma alarmante

La derecha española en sus tres versiones, PP, CIUDADANOS y VOX se ha tirado al monte. Se han radicalizado y dicen cosas que son alarmantes en una sociedad democrática del S.XXI. No terminan de admitir que son la oposición y están en la obligación de fiscalizar y plantear alternativas al gobierno socialista de Pedro Sánchez.

Si les irrita, es bueno

En Europa están proliferando los populismos bajo las formas más reaccionarias de las organizaciones más retrogradas, desde Hungría a Austria, pasando por Italia, Francia, Alemania y extendiéndose al oro lado del charco como Brasil en el que Jair Bolsonaro ha ganado con holgura la primera vuelta de las Elecciones Presidenciales a la espera de la segunda que será el próximo 28 de Octubre.

Más transparencia y menos oscuridad

Toda persona de bien de este País pide claridad y transparencia en toda actividad humana y especialmente en aquellos que realizan una función pública. Así debe ser y quien no cumpla, que caiga sobre él o ella todo el peso de la Ley.

Claridad y crisis

Ya estamos en plena carrera electoral, y de aquí a Mayo de 2019, es bastante probable que los andaluces y andaluzas vayamos a las urnas en cuatro ocasiones, entre Autonómicas, Generales, Europeas y Municipales. Oiremos decir de todo, prometer lo inalcanzable y utilizar, por parte de algunos, todo tipo de ataques, falsedades y eufemismos.

Lo negó todo

Muchos de ustedes al ver el título de este artículo, quizás piensen automáticamente en el disco de Joaquín Sabina, LO NIEGO TODO, pero qué más quisiéramos ustedes y yo. Estas letras que espero ustedes lean, van de otra cosa y de otro personaje, pero bien podía servirnos una estrofa de la famosa canción del de Úbeda.

Del azul al naranja

No voy a hablarles de la significación psicoanalítica de los colores, ni del cine y la psicología cromática. Tampoco voy a incurrir en la trampa de quedarme atrapado en la paleta de un pintor para formar parte de un cuadro, ni ser alma de una vidriera llena de las luces y reflejos del sol.

Bodas, despedidas y divorcios

Estamos ya en pleno veroño, en ese tiempo en el que el verano se resiste a abandonarnos, y hay días con temperaturas altas y otros en los que asoma la cara el otoño y el termómetro baja sensiblemente. Mirando el calendario y observando la realidad, el curso académico y político acaba de comenzar y hay situaciones para todos los gustos.

¡A por ellos!

El título de este artículo suena a grito guerrero, a ardor de aficionado deportivo que no ve otra cosa que sus colores, a quienes quieren enfrentar a unos con otros. Por este camino, quizás nos encontremos muchas situaciones en nuestro País con solo asomarnos a la ventana de la actualidad.

La izquierda social

El actual gobierno socialista de Pedro Sánchez formado tras la moción de censura a Mariano Rajoy, ha conseguido en tres escasos meses, más que el PP en siete años. Y eso, a pesar de que solo tienen ochenta y cuatro diputados, que estamos en un año electoral, y que en nuestra cultura democrática, falta mucha conciencia de País frente a demasiados intereses partidarios.

La cabra tira al monte

Los dichos españoles se mueven entre el fatalismo, la sentencia hacia los otros y esa atmosfera modesta e inevitable que es autoproclamación, de “Si falla algo, aquí estoy yo”. La penúltima; porque seguro mientras estas letras escribo, se le ocurrirá alguna otra; de las perlas políticas del nuevo responsable del PP; don Pablo Casado, dicho sea de paso, que no termina de cuajar, es la que encabeza este artículo “La cabra tira al monte”.

No todo vale

La valoración de la política y quienes la ejercen no pasa por su mejor momento. El populismo imperante se mueve con más facilidad cuando degrada el trabajo de nuestros representantes en las instituciones. En la vida como en el servicio a la comunidad no podemos simplificar las situaciones y las actuaciones como si todo estuviera unido y mezclado a la vez.

Suscribirse a este RSS