LA ZURDA

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Cándido Caro Valonero

Labrador, ugetista y socialista de la localidad onubense de Zalamea la Real, Cándido Caro Valonero fue también alcalde de dicha localidad. Se empeñó en defender vidas en la guerra civil, pero eso no le sirvió para salvar la suya, ya que sería fusilado.

El federalismo en Zaragoza en la Primera República

Tradicionalmente se piensa que la liquidación de la Primera República con el golpe protagonizado por Pavía y la ocupación del Congreso de los Diputados el 3 de enero de 1874 no fue contestada. Pues bien, los republicanos federales de Zaragoza se levantaron cuando conocieron esta noticia de Madrid. Para enmarcar este hecho haremos un poco de Historia sobre el republicanismo, el federalismo y el cantonalismo en Zaragoza.

La Revolución francesa en el pensamiento antimasónico

La Revolución Francesa ha sido un hecho fundamental en la Historia, y por ello, desde el mismo momento que se produjo surgieron los intentos de encontrar y analizar las causas de tal conmoción. Una de las primeras teorías formuladas tuvo que ver con la idea de que los hilos revolucionarios habían sido movidos por la masonería para perturbar y destruir el orden establecido del Antiguo Régimen. Los sectores más reaccionarios de la Iglesia encontraron, de ese modo, una explicación acorde con sus intereses. En este artículo nos acercamos al origen de esta teoría, basada en el concepto de conspiración, y que obvia todo tipo de factores económicos, sociales y políticos.

El catolicismo en la política europea a comienzos del siglo XX

En un trabajo anterior estudiamos el papel del catolicismo en la política europea a raíz de los cambios que introdujo el papa León XIII. En este nuevo trabajo intentaremos acercarnos a la siguiente etapa, protagonizada por el pontificado de Pío X, elevado el trono papal en 1903, hasta su muerte en 1914. En materia doctrinal y eclesial supuso un claro retroceso en relación con el papado anterior, intensificándose el integrismo frente a cualquier tendencia modernista que se hubiera desarrollado en el seno de la Iglesia. En este sentido, es fundamental la encíclica Pascendi dominici gregis, que supuso un ataque sistemático al modernismo, considerado el germen de las herejías, aunque provocó la reacción de los teólogos más destacados. La pugna en el seno de la Iglesia en estos momentos iniciales del siglo XX entre integristas y modernistas fue intensa. La contienda fue especialmente dura en el mundo intelectual y en los centros de enseñanza teológicos católicos con una verdadera campaña integrista.

El concepto de República y su origen en Estados Unidos

La independencia de las Trece Colonias tiene una doble dimensión. Por un lado, fue un levantamiento colonial pero, sobre todo, y aquí nos interesa más este segundo aspecto, y que supera la mera rebelión para elevarse a Revolución, creó un nuevo sistema político fundamental en la Historia contemporánea, una República de nuevo cuño. 


Cánovas del Castillo y la cuestión social

El arquitecto del sistema de la Restauración, Antonio Cánovas del Castillo, abordó la cuestión social como un asunto clave, precisamente, para justificar los pilares del régimen político que comenzaba a ponerse en marcha en 1875. Su preocupación procedía, lógicamente, del auge que el movimiento obrero español había alcanzado durante el Sexenio Democrático al calor del surgimiento de la Primera Internacional y de la Comuna de París, dos acontecimientos que tuvieron un profundo impacto en la España de Amadeo de Saboya y la Primera República.

La Alianza Internacional de la Democracia Socialista

La Alianza Internacional de la Democracia Socialista fue una organización o asociación de signo anarquista fundada en septiembre de 1868 por Mijail Bakunin, Elisée Reclus y Giuseppe Fanelli en Ginebra, para influir y darle un cariz anarquista a la Primera Internacional (AIT).

El concepto y la realidad de la República en la Revolución Francesa

En este artículo nos proponemos acercarnos a dos objetivos. En primer lugar, queremos bucear en el concepto de República en el siglo XVIII, entre el modelo de la época moderna y los planteamientos ilustrados, y luego la realidad cuando se estableció la primera República en la Revolución Francesa.

El Autonomista

La rica tradición republicana federal de Girona tiene en el periódico El Autonomista un protagonista destacado de su historia, ya que, además cubre un largo período de tiempo de tanta trascendencia, pues comienza con la crisis de la Restauración y llega hasta el final de la Guerra Civil.

La participación de los católicos en la vida política en la Europa de finales del siglo XIX

El catolicismo tuvo un evidente protagonismo en todos los movimientos contrarrevolucionarios, de signo legitimista (el carlismo en España, por ejemplo) o muy conservador en la época revolucionaria. Su gran formulación sería el ultramontanismo con un fuerte carácter integrista frente a los modernos Estados. Roma no aceptaba la nueva situación política generada por el triunfo del liberalismo, el avance del laicismo, ni por la creciente secularización de la sociedad ni, por supuesto, por un cada vez más extendido anticlericalismo.

La renovación del conservadurismo español en los inicios del siglo XIX

Desaparecido Cánovas del Castillo, y en una situación histórica distinta en el reinado de Alfonso XIII, el conservadurismo español tuvo que adaptar su pensamiento y discurso en un momento en el que presionaban las ideas democráticas, el movimiento obrero y se estaba desarrollando una clara renovación ideológica de la Iglesia con el desarrollo de la doctrina social que había impulsado León XIII. Las formulaciones clásicas del liberalismo moderado y remozado por el padre de la Restauración borbónica necesitaban atender a los nuevos problemas y situaciones, pero sin tocar, en realidad los pilares del sistema, establecidos en la Constitución de 1876, que nunca se reformó.

El proyecto masónico de Constitución para la Segunda República

El proceso constituyente de la Segunda República constituye un momento crucial de una gran relevancia y riqueza porque se tradujo en un intenso debate entre distintas posturas y sensibilidades, ya que, en el mismo se intentaba democratizar el sistema liberal clásico, ya superado por la Dictadura de Primo de Rivera, en clara polémica con las resistencias al cambio de otros sectores políticos, sociales y económicos, y ante las urgencias de una gran parte de la sociedad española con tantas carencias y dificultades.

Los problemas del liberalismo económico entre 1873 y 1914

El largo período que va desde la Gran Depresión de comienzos de los años setenta del siglo XIX hasta el estallido de la Gran Guerra en 1914 supone en el ámbito de las ideas y la política económica una evidente contradicción, ya que si, por un lado, parecía que el liberalismo económico había triunfado, la realidad de la política económica practicada se alejaba de lo que Adam Smith había formulado en su momento, y eso fue debido a un conjunto de factores que intentaremos comentar en este breve artículo.

Gabriel Bonnot de Mably

Gabriel Bonnot de Mably (1709-1785) fue un pensador francés, más conocido como Abate Mably, que puede ser considerado un precursor, en cierta medida, de un cierto socialismo. En este artículo nos centraremos en sus ideas.

Louis Blanc después de la Segunda República

Louis Blanc ha pasado a la Historia del socialismo por sus aportaciones teóricas contenidas en su principal obra, La organización del trabajo (1839), y que hemos estudiado en otro artículo anterior. También es fundamental su visión sobre la Revolución Francesa en otra obra que comenzó a publicar en el año 1847.

La Constitución de Weimar

“ARTÍCULO 160 Quien a título de empleado u obrero se halle en situación de dependencia, tiene derecho al tiempo libre necesario para el ejercicio de sus derechos políticos y, mientras ella no cause grave perjuicio a la empresa, para el desempeño de cargos públicos no retribuidos. La ley determinará en qué medida ha de conservarse el derecho a salario o sueldo en tales casos.

Taboureau de Montigny en los enragés

Los enragés constituyen un grupo harto interesante en la Revolución Francesa. Coincidiendo con el mundo de los sans-culottes van más allá de la reivindicación popular para dar un contenido ideológico más estructurado a la protesta social, aunque con muchas limitaciones teóricas aún.

La represión de los gitanos en el Antiguo Régimen español

Los gitanos han sido una de las minorías más perseguidas en la Historia de España. En este trabajo estudiamos la persecución que sufrieron en la Edad Moderna, comenzando con los Reyes Católicos, y terminando con las disposiciones draconianas del despotismo ilustrado.

El análisis socialista de la situación política ante el asesinato de Dato

Eduardo Dato fue asesinado el 8 de marzo de 1921. Ante este hecho, nos acercamos al análisis de la situación política generada por este magnicidio a través de lo publicado por El Socialista en los días siguientes y que reafirma la tesis que el PSOE defendía sobre la necesidad de cambios profundos en el sistema político frente a recambios de personas en los puestos de responsabilidad.

La persecución de los homosexuales en la Alemania bismarckiana y la República de Weimar

Cuando Alemania completó su proceso de unificación se introdujo en 1871 en el nuevo Código Penal un artículo que castigaba con penas de prisión las relaciones sexuales entre hombres. El artículo número 175 y señalaba lo siguiente: “la fornicación/lujuria contra natura realizada entre hombres o de personas con animales se castigará con pena de cárcel; también se podrán retirar los derechos civiles”. Esta penalización recogía el punto de vista conservador prusiano de su propio código frente a otros mucho más liberales, como los de Baviera o Hannover que, ya en la primera mitad del siglo XIX habían despenalizado dichas relaciones, fruto de la influencia francesa. En 1913 se estableció una aclaración sobre lo que significaba la “fornicación/lujuria contra natura”, que quedaría definida como “acciones similares al concúbito natural”, pero como esta definición era un tanto ambigua, se dejó a la interpretación de los jueces.

Las “Uniones Sagradas”: el triunfo temporal de la identidad sobre la clase

Al estallar la Primera Guerra Mundial se produjo un fenómeno político muy similar entre los principales contendientes de ambos bandos. Las fuerzas políticas y sociales cerraron filas alrededor de la causa militar y patria, considerada como común frente a consideraciones de clase, aunque conviene tener en cuenta las peculiaridades de cada sistema político, ya que entre los beligerantes había democracias desarrolladas frente a otros sistemas autoritarios y hasta casi una monarquía absoluta. El fracaso del socialismo occidental fue evidente, quizás porque no se había asimilado claramente, entre la clase obrera, el pensamiento internacionalista, ya fuese por las tendencias más burocráticas de los grandes partidos, especialmente en Alemania y Francia, sin olvidar la fuerte presión propagandística de los ya todopoderosos estados de la época sobre una población bombardeada sobre el miedo al enemigo o por el revanchismo, según el país.

Suscribirse a este RSS