HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Roberto R. Aramayo

Profesor de Investigación en el IFS- CSIC (GI TcP) e Historiador de las ideas Morales y Políticas. INconRES (PID2020-117219GB-I00) / RESPONTRUST (SGL2104001) / ON-TRUST CM (2019HUM5699) y PRECARITYLAB (PID2019-105803GB-I0)

En el 300 aniversario de Kant

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

- Kant cumple 300 años este abril de 2024 y sus ideas continúan dándonos en qué pensar por nuestra cuenta sin prejuicios ni tutelas paternalistas -

Hace justo ahora trescientos años nació Immanuel Kant en la ciudad portuaria de Königsberg. Entonces era parte de la Prusia Oriental y ahora pertenece a Rusia desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial. Pese a que no se haya podido conmemorar este tricentenario kantiano en su localidad natal y no falten quienes consideran al célebre pensador alemán un traidor a la patria rusa, quizá por no haber sabido anticipar cómo se moverían las fronteras tras un conflicto bélico, lo cierto es que sigue siendo una referencia crucial para la historia de las ideas. Los planteamientos kantianos han dado lugar a una de las tradiciones académicas más nutridas y las publicaciones en torno a su pensamiento que aparecen todos los años es totalmente inabarcable. Cuesta imaginar una Ilustración sin una de sus figuras más emblemáticas.

El secreto bancario, las estafas y los ídolos de internet

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

¿Han visto la serie Sangre y dinero? Aborda un tema que pone los pelos de punta. Para luchar contra la contaminación climática se inventaron las cuotas por la emisión del carbono. Seguías contaminando igual, pero pagabas algo para compensar, dado que otros países contaminaban algo menos. De suyo la medida tiene su aquel. Al gobierno francés adicionalmente se le ocurrió ponerle un IVA, con el fin de recaudar un diez por ciento. Entonces unos malhechores de tres al cuatro se las ingeniaron para confiscar ellos ese impuesto. Una compleja trama de testaferros y sociedades pantalla ocultaban el dinero al hacerlo circular por un alambicado sistema de transferencias. Al final de la cadena cobraban en líquido y su problema era como esconder tantos billetes.

Ayuso, el fraude fiscal y la morosidad

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Hoy se abren los plazos para hacer la declaración de Hacienda. La verdad es que resulta bastante sencillo acceder al registro de tus ingresos con las retenciones correspondientes y confiar en que tu borrador está bien hecho, porque más o menos te cuadran las cifras y te sale a pagar o recibir en función de tu tabla impositiva. Tienes que limitarte a marcar la casilla de tu gusto entre la institución eclesial católica u otros asuntos de relevancia social, pese a que nuestro Estado tenga un carácter aconfesional según la constitución vigente. Puedes tardar solo unos minutos en hacer tu declaración. Es coser y cantar, salvo que pretendas escabullirte como ha hecho desde siempre Trump, quien se postula nuevamente para ocupar La Casa Blanca y gestionar los impuestos de sus compatriotas que sí contribuyen al fisco, porque alguien debe cotizar para mantener al día un sofisticado armamento que libre a los estadounidenses de padecer en su territorio los horrores bélicos, viendo las guerras como algo que sus tropas libran en cualquier otra parte del mundo, aunque solo puedan ser encausadas judicialmente por sus propios estamentos militares o civiles.

¿Otra Guerra Mundial?

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Al colapsar la Unión Soviética, Ucrania era nada menos que la tercera potencia nuclear del mundo. Se la convenció de liquidar su arsenal atómico porque ya no existía la división dentro los dos grandes bloques generados por la Segunda Guerra Mundial. ¿Habría osado Putin invadir Ucrania de conservar esta su bien surtida Santa Barbara? Es una pregunta muy relevante ahora que la Unión Europea parece mentalizarse para un posible conflicto bélico dentro de sus fronteras. El tío Sam ya no es el primo de Zumosol, máxime con un eventual y escalofriante retorno a La Casa Blanca de Trump. Este presunto golpista que nunca ha dado un palo al agua y se precia de no pagar impuestos, retira la cobertura del Tratado Atlántico a los países europeos que no coticen lo suficiente. Podría predicar con el ejemplo y contribuir con su bolsillo a los gastos defensivos de su propia nación.

Suicidios a cámara lenta o las antípodas de la eutanasia

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Cuando pensamos en un suicidio, solemos hacerlo como si fuera el desenlace de un arrebato y durase un instante, al margen del procedimiento empleado. Si alguien se tira desde un balcón, se corta las venas o ingiere un significativo número de pastillas, en principio se trata de algo fulminante. Los anuncios de suicidio suelen hacerse por reclamar atención. Lo malo es que a veces las tentativas frustradas quedan coronadas por una exitosa, tras haber desestimado que la cosa fuera en serio.

El papel de las pasiones en la polis

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Ayer se presentó en el Círculo de Bellas Artes un volumen colectivo titulado Atlas político emocional, donde intervienen tres generaciones de distintas procedencias geográficas. En este Diccionario de las pasiones en la polis van desfilando distintas emociones cuyo catálogo podría verse completado con futuros tomos. Fernando Vallespin, autor de “Miedo”, echaba de menos por ejemplo la voz “Curiosidad”.

Las conspiraciones contra Ayuso

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El caso Koldo demuestra que se pueden designar puestos de altas responsabilidad a personas con escasa preparación para justificar tales nombramientos. Es bochornoso que quienes confiaron en esos colaboradores hagan como si la cosa no fuera con ellos. Dicho esto, las trapacerías de los períodos al proponer o sancionar comisiones de investigación tampoco ayudan a clarificar las cosas. Y la doble vara de medir idénticas corruptelas en función del color político da mucho que pensar.

El espectro de la libertad

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Un fantasma recorre no solo Europa sino también el mundo entero. Se trata del espectro de la libertad. Esta noción ya no es lo que alguna vez fue al ser invocada por ejemplo en la Revolución francesa. Se la ha vaciado de toda sustancia hasta invertirla en una mera consigna invocada demagógicamente por los populismos más recalcitrantes. Si se le hiciera una estatua como la que adorna el puerto de Nueva York, ahora no portaría un libro y la célebre antorcha que ilumina nuestro camino. En la mano derecha sostendría un dólar y en la izquierda una tabla con las cotizaciones bursátiles. Tampoco su corona simbolizaría todos los continentes, porque cada una se ceñiría escrupulosamente a un territorio muy concreto.

La tercera presidencia de Trump y el descalabro del sistema democrático

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

No cabe ninguna duda de que Donald Trump ganará la próxima contienda electoral. Puede que su amigo Vladimir Putin decida echarle una mano de nuevo, como ya hiciera en la confrontación contra Hilary Clinton. Siempre cabe repetir las maniobras de la última vez para volver a contar los votos como es debido allí donde haga falta hasta que las cifras no defrauden. después de todo a Bush le funcionó con Al Gore. La cosa viene de lejos, pero ha llegado al colmo del disparate.

‘Deja escribir al tiempo’: una novela histórica sobre la Guerra Civil en clave sentimental femenina

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Nunca es tarde para encontrar el tiempo que te permita cultivar una pasión postergada por las obligaciones cotidianas. Hay vocaciones tempranas y otras que se descubren dejando pasar el tiempo, cuando la mochila vital está repleta de vivencias que pueden transmitirse a tu pluma. La periodista Rosa Diéz-Urrestarazu acaba de publicar su primera novela cuyo hermoso título es Deja escribir al tiempo. Ha nacido una novelista con un estilo propio muy peculiar, que no solo despliega una trama bien construida y sorprende con varios e inesperados giros de guion, sino que sabe comunicar su gusto por los detalles de todo tipo. Los rincones de un barrio donostiarra o madrileño y uno u otro paisaje, realzando sus contrastes cuando los hay. También comparece un refinado gusto por los objetos y el valor simbólico que cabe darles como perchas de nuestros recuerdos.

  • Publicado en Cultura

Improperios a destajo S.A.

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

- Comentarios a los discursos presuntamente “antisemistas” de la Berlinale y otras descalificaciones por el estilo -

La vida social parece reducirse a una continua descalificación del adversario dialéctico donde los insultos no dejan lugar a las argumentaciones

Los avatares de la revista Isegoria con Editorial CSIC

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

En 1990 Javier Muguerza funda una revista de filosofía moral y política que decide llamar “Isegoria”. Fue uno de sus proyectos académicos más queridos. Manuel Francisco Pérez López, antiguo condiscípulo de Muguerza y su primer vicedirector en el Instituto de Filosofía, redactó sin firmarla esa “Razón de una cabecera” donde viene a explicitarse su advocación. Aunque Muguerza no dejó de invitar a figuras con gran relieve internacional para participar en los números iniciales, la idea era publicar esas contribuciones traducidas al castellano, porque se trataba de abrir un foro con los colegas latinoamericanos en particular, para favorecer lo que se dio en llamar “pensar en español”. Eso explica que la revista no se haya prodigado con los artículos redactados en inglés incluso por quienes tienen al castellano como lengua vernácula.

De sexenios y acreditaciones

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

- ¿Cómo se calibra el potencial académico en docencia e investigación? -

Hace poco la Asociación Española de Ética y Filosofía Política (AEEFP) organizó una jornada sobre las evaluaciones académicas. José María Rosales desgranó los criterios de las acreditaciones. Con cuatro casos tipo que cumplieran los itinerarios previstos, hizo ver las edades medias en que cabe consolidar una situación laboral y las cifras resultantes amedrentaban. Esa estadística mantendría el envejecimiento de las plantillas y resultaba disuasoria. Mucha gente deja de aspirar a hacerse titular o catedrático para poder conciliar su trabajo con la vida personal. Dirigir proyectos ha dejado de ser atractivo por la enorme carga burocrática que conlleva. Es preferible dedicarse a dar las clases y publicar algo cuando buenamente se pueda sin la presión absurda de alimentar aplicaciones para promocionarse o mejorar un poco el salario.

Javier Echeverría, un ajedrecista en el tablero de las ideas

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Al parecer, a Javier Echeverría Ezponda le tentó dedicarse profesionalmente al ajedrez, pero su curiosidad infinita, homologable a la de su admirado Leibniz, le hizo tomar otros derroteros y le hace reinventarse a sí mismo constantemente. Por supuesto, no se conformó con estudiar filosofía y también cursó matemáticas, llegando a presentar una segunda tesis doctoral en La Sorbona tras familiarizarse con los manuscritos del Archivo Leibniz de Hannover. A comienzos de los años ochenta leí con provecho su temprana e instructiva monografía sobre Leibniz, y también me hice con su primera edición de los Nuevos ensayos, aparecidos en una deliciosa colección tristemente desaparecida de la Editora Nacional.

¿A quién beneficia un descalabro de Feijóo en Galicia?

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Las elecciones gallegas parecían una cosa hecha. El Partido Popular podría ganar esa contienda electoral por pura inercia, incluso con un candidato absolutamente gris cuya única virtud es el no destacar por nada malo y tener un aspecto anodino incompatible con cualquier sospecha de corrupción. Además una nueva hazaña del fuego amigo de Podemos condiciona seriamente las expectativas acariciadas por Sumar. Una vez más el núcleo duro de Podemos prefiere inmolarse a lo bolso, con tal de fastidiar a Yolanda Díaz. Incluso Lilith Verstringe se ha cansado de hacer ese papelón a la izquierda del PSOE.

La criptonita de nuestro ánimo

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

- ¿Por qué no somos demasiado comprensivos con el sufrimiento psíquico? -

Uno de los más famosos héroes del comic, Supermán, es prácticamente invulnerable y sólo tiene un Talón de Aquiles que algunos villanos saben utilizar en su contra: esa igualmente célebre kryptonita verde cuya radiación resulta nociva para los nativos del imaginario planeta Krypton. Esto ha dado lugar a una definición de la RAE, con arreglo a la cual criptonita es cualquier “persona o cosa que neutraliza o merma las cualidades principales de algo o de alguien”. Entre todas hay una criptonita que descuella por encima de las otras y que supone una verdadera pandemia. Me refiero al inconmensurable sufrimiento psíquico que solemos denominar vulgarmente “depresión”.

Concha Roldán, una filósofa de la historia, feminista y experta en Leibniz

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

No hace mucho volví a visionar por enésima vez ¡Qué bello es vivir! En esa película Fran Capra nos habla del destino de un entrañable personaje que sacrifica sus intereses personales por los comunitarios, mostrándonos cómo habrían ido las cosas en un decurso histórico que no contara con su existencia. Después de todo es lo que hace Leibniz al elegir entre los infinitos mundos posibles. Invocar esa hipótesis tiene su gracia, siempre que no se lo aplique uno a sí mismo. Siempre resulta instructivo hacerlo con aquellas personas que vertebran tu periplo vital e imaginar qué hubiera sido de ti sin ellos. En el plano académico es un ejercicio que me ha gustado hacer con mis queridos maestros Javier Muguerza y Antonio Pérez Quintana. En esta ocasión quiero aplicar el experimento en cuestión a Concha Roldán Panadero. A unos cuantos nos resultaría difícil concebir nuestro propio devenir descontándola del mismo, pero eso es una cuestión particular y cada cual tendrá su parecer al respecto. Lo que me propongo aquí es destacar a vuela pluma sus contribuciones intelectuales e institucionales al microcosmos en que sigue desarrollando su labor profesional como profesora de investigación del CSIC.

El pánico moral en la época del buenrrollismo ético aliado con lo políticamente correcto

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La expresión sociológica de pánico moral me interesa por todo aquello que no cubre su espectro semántico. Muchos comportamientos quedaban regidos en mis años mozos por el qué dirán. Al margen de lo que uno creyera había que medirse con el parecer ajeno, entendido este como un estado de opinión que se imponía por tradición y asunción pasiva de todas las partes implicadas. Daba igual el contexto pragmático. Podría referirse a la vestimenta, las opciones eróticas o los avatares políticos. Esa línea imaginaria era una frontera que no podría cruzarse sin más. Enfrentarse al parecer hegemónico desde una perspectiva más o menos minoritaria siempre ha sido un anatema con peajes muy onerosos.

Los 7 samuráis de Puigdemont

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El bloque (ultra)nacionalista e independentista del Parlamento se identifica votando al unísono por intereses presuntamente contrapuestos. Lo que se diría rareza o una extraña casualidad, en realidad es un retrato de familia. Junts comparte con Vox y el PP mucho más de lo que parece. Por de pronto una ideología ultra neoliberal, que prima el enriquecimiento desmedido del capitalismo especulativo. También les une una reivindicación exacerbada de cierta identidad cultural excluyente, que deja fuera cuanto no se corresponda con las esencias de una u otra patria. Esto genera desconfianza para con los recién venidos y a veces alcanza tintes de xenofobia.

Kant y la fábula del escorpión

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

“Para mí lo ancho y para ti lo estrecho”, reza este aforismo popular que revela una tendencia tan humana como deshumanizadora. Estos personajes abundan a nuestro alrededor. Ni siquiera son mala gente. Solo pretenden acaparar siempre toda la razón, quizá para salvar alguna inseguridad personal que necesita reafirmarse con esta burda estratagema. La mala noticia es que no suele colar y se nota demasiado. En caso de haber un conflicto, quien padece semejante síndrome jamás dará su brazo a torcer. Se habrán malinterpretado sus palabras y su hermenéutica incluso para las intenciones de la otra parte le resultará inapelable. Nunca tiene dudas respecto de sus propósitos, que son encomiables al reflejar la verdad con mayúsculas.

La educación y nuestro destino

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Hoy es el Día Mundial de la Educación. Kant entendía que ahí se cifraba nuestro destino social y personal. El problema es que los docentes tienen ante sí una tarea tan compleja como encomiable. Por de pronto están configurados con la educación que les tocara en suerte durante los años decisivos de formación, en el seno familiar y las primeras etapas escolares. Bien es cierto que después han podido seguir formándose y desarraigar prejuicios o estereotipos, aunque también pueden ser víctimas de la temible desinformación.

La pertinaz lozanía del espíritu y el efímero canon de lo bello

(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Solemos asociar automáticamente hermosura con juventud. Ese divino tesoro del cual no eres consciente basta que ha quedado muy atrás, porque mientras eres joven el contraste no se da, porque la vejez no existe. Que la vida iba en serio, lo comprendes en plena madurez o un poco más allá. De niño los adolescentes no están en tu radar. En tu adolescencia no hay sitio sino par tus coetáneos. Los jóvenes no ven a la gente mayor. Quienes te han precedido solo molestan e imponen coerciones a tu afán de libertad. Cuando les comprendes ya es muy tarde para reconocérselo.

Maltrato laboral y culto a los estereotipos

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Asistí hace poco a una magnífica presentación de un libro firmado por Nuria Sánchez Madrid y que se titula “La música callada: el pensamiento social de la Edad de Plata española”. Tuvo lugar en MetaLibreria e intervinieron Santi Alba Rico y José Luis Moreno Pestaña. Esta circunstancia propició que César Rendueles, compañero mío en el Instituto de Filosofía del CSIC, invitase a Pestaña para dar una charla en la sala José Gaos del IFS. Tuve así ocasión de conocer las actividades relacionadas con su Cátedra sobre Filosofía Social de la Discriminación Corporal. Su origen es curioso. Alguna organización sindical se interesó por las tesis vertidas en “La cara oculta del capital erótico: capitalización del cuerpo y trastornos alimentario”, lo cual dio lugar a una colaboración entre la Universidad granadina y el Instituto de la Mujer. La presentación daba mucho que pensar y lamenté no poder quedarme al coloquio posterior.

Los Días perfectos de Wenders y su complicidad mediante sus loas del silencio y la sombra

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

A pesar de serme recomendada por un amigo cinéfilo, la dejé pasar en el festival de San Sebastián, donde figuraba entre sus perlas de otros festivales, al haber sido galardonada en el de Cannes. Creo que incluso llegué a tener una entrada que anulé para seleccionar el pase de otra. Confieso que la sinopsis no lograba tentarme demasiado y el caso es que no la vi gracias al Zinemaldi. Recién estrenada en salas, mi pareja me dejo muy claro que no quería perdérsela. Podía recordarnos nuestro viaje a Japón y el impacto que nos produjo su peculiar entramado social. Esa mixtura que aúna un urbanismo de lo más vanguardista con tradiciones milenarias y un envidiable respeto de la naturaleza.