HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Guardia, el más popular de los alcaldes de New York


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)
Fiorello La Guardia en su programa Talk to the People en la radio WNYC. Fiorello La Guardia en su programa Talk to the People en la radio WNYC.

Fiorello Henry La Guardia (1882-1947) ha pasado a la historia como uno de los alcaldes más populares de la ciudad de New York.

La Guardia nació en el Bronx en el seno de una familia judía italiana. Se graduó en Derecho en la Universidad de New York en 1910. Mientras estudiaba trabajó como intérprete para el Servicio de Inmigración de Estados Unidos para los inmigrantes que llegaban a la Isla de Ellis.

En 1916 consiguió su primera responsabilidad política al ser elegido miembro de la Cámara de Representantes. Lo fue entre 1916-1917, y luego entre 1922-1932, dentro del Partido Republicano.

Cuando el país entró en la Gran Guerra, hizo un paréntesis en su vida política porque se alistó en la Fuerza Aérea. Al terminar, regresaría a la política y fue uno de los impulsores, junto con George Norris de la Ley que lleva ambos apellidos, la Ley Norris-La Guardia, que restringía el poder del Congreso para prohibir las huelgas.

En 1934 fue elegido alcalde de New York en plena depresión. Su intensa vitalidad y dinamismo imprimieron carácter en la ciudad, especialmente en su vida económica y en sus infraestructuras, ya que se dedicó a implantar masivos programas de obras públicas que dieron mucho empleo a parados y consiguió dotar a la ciudad de obras muy necesarias. Siempre estuvo buscando fondos federales para sus infraestructuras, como lo probaría la creación de un aeropuerto comercial, que hoy lleva su nombre.

La Guardia, como hemos señalado, era republicano, pero fue un firme partidario de la política de gasto público para combatir el paro, en clara sintonía con la política demócrata del presidente Roosevelt. Así pues, trabajó para la Administración federal entre 1941 y 1942, como director de la Oficina de Defensa Ciudadana, mientras seguía siendo alcalde, porque no dejó de serlo hasta 1945.

La Guardia consiguió una enorme popularidad en vida, por su preocupación por el paro, por las infraestructuras que dejó, por su integridad política, por su lucha contra el crimen organizado, y por un asunto que, curiosamente, le asemejaba a Roosevelt. Nos referimos al uso de la radio.

La Guardia tuvo un programa radiofónico, aunque terminó por crearle problemas, ya que desairó a más de un grupo de intereses.

Cuando se retiró fue nombrado director de la Agencia de Ayuda al Refugiado de las Naciones Unidas. La Guardia fue un republicano especial, un personaje singular, que estuvo a la altura de las circunstancias en la época de la Gran Depresión.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider