HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Jonathan Swift y la “solución” a la superpoblación y la pobreza


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Jonathan Swift (1667-1745) ha pasado a la Historia de la literatura por Gulliver, pero hizo mucho más, y muy interesante, además de ser un escritor fundamental en la Historia de la narrativa en idioma inglés, de la norma de dicha lengua.

El irlandés Swift desarrolló una fuerte crítica, muy mordaz, y que constituye un estilo que le caracterizó ya en su día, a pesar de ser muy criticado también por no entenderse o compartirse gran parte de sus sátiras.

Este verano nos hemos vuelto a acercar a Swift, y lo hemos hecho a través de la edición de un conjunto de escritos que Alianza Editorial publicó, con estudio, notas y traducción de Begoña Gárate Ayastuy, en 2002, con el título de “Una humilde propuesta… y otros escritos”.

Precisamente, en este artículo reseñaremos Una humilde (o modesta) propuesta que tiene por objeto evitar que los hijos de los pobres serán una carga para sus padres o para el país, y hacer que redunden en beneficio de la comunidad.

Así es, Swift quiere ser útil y en un breve relato plantea una solución para la superpoblación irlandesa y la pobreza en 1729, que es cuando se publicó.

Las calles, los caminos y las chabolas de Irlanda estaban llenas de familias con tres, cuatro o seis hijos, desharrapados, y que se dedicaban a la limosna. Las madres pobres en vez de trabajar tenían que dedicarse a mendigar para mantener a sus hijos que, al hacerse mayores, terminaban por convertirse en ladrones, precisamente por la falta de trabajo, o se iban a luchar fuera o a las Barbados a trabajar casi como esclavos.

Irlanda tenía un elevado número de niños en esta situación, por lo que había que buscar una solución que fuera sencilla, económica y justa, para que fueran de provecho para la comunidad. Pero no sólo había niños de madres mendigas, sino también una verdadera legión de familias que a duras penas podían mantener a sus propios hijos. Y Swift hizo sus cálculos sobre esta realidad, reflejándolos en su escrito.

Fruto de su mente analítica, puesta al servicio de la comunidad, afirmaba que las iniciativas que se habían planteado hasta el momento habían fracasado, precisamente por errores de cálculo, a los que calificaba de garrafales. Había que partir del análisis de lo que suponía criar a un niño. Durante un año natural, criado por su madre, no generaba muchos gastos, a lo sumo dos chelines, que no eran difícil conseguir. Pero el problema llegaba cuando cumplían el primer año. Y aquí es donde había que buscar la solución para que dejaran de ser una carga para los padres o para la comunidad, para que no necesitasen comida ni ropa durante el resto de sus días y pudieran, en cambio, contribuir a la alimentación y en parte a la vestimenta de muchos miles. Es más, la propuesta que proponía evitaba también los abortos y los infanticidios de “niños bastardos”.

Los niños de un año eran, siempre según nuestro irlandés, un manjar exquisito y nutritivo, si habían sido bien amamantados.

En consecuencia, la solución que presentaba pasaba por reservar la mayor parte de los niños y niñas de un año para ser vendidos por sus madres a gente de alcurnia y fortuna de todo el reino para sus mesas. Habría carne suficiente para todo el año, especialmente hacia marzo porque había quedado demostrado que, en los países católicos, como Irlanda, nacían muchos niños transcurridos nueve meses desde la Cuaresma. Así pues, cuando se cumpliese un año a partir de Cuaresma los mercados estarían saturados de “niños papistas”, proporcionando, por lo tanto, una ventaja más porque disminuiría su número, dado que la proporción en Irlanda de estos niños era, al menos, de tres a uno.

Después, Swift pasaba a enumerar más cálculos y recomendaciones con el fin de demostrar las ventajas de su propuesta.

Podemos imaginar que la intensa y tan brillantemente expuesta propuesta de Swift, como si se tratase de un memorial propio de la época, fue duramente criticada porque o no se entendió su ironía o porque albergaba una gran crítica social, porque no se olvide que en esta sátira se decía en un momento dado:

“Reconozco que esta comida será algo cara, y por lo tanto muy apropiada para los terratenientes, quienes, como ya han devorado a la mayoría de los padres, parece que tienen todo el derecho sobre los hijos”.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider