Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Mil novecientos treinta y nueve


Gian Galeazzo Ciano, yerno de Benito Mussolino, junto a Serrano Suñer en la Plaza San Jaime de Barcelona en 1939. / Autor desconocido - Fuente Ayuntamiento de Barcelona Gian Galeazzo Ciano, yerno de Benito Mussolino, junto a Serrano Suñer en la Plaza San Jaime de Barcelona en 1939. / Autor desconocido - Fuente Ayuntamiento de Barcelona

En este artículo nos acercamos a la de Francesc Vilanova, 1939. Una crónica del año más terrible de nuestra historia, publicado por Península ya hace años, en 2007, pero que recomendamos releer o leerlo por vez primera, en estos tiempos de intentos de resurrección del pasado franquista porque, además, incide en la cuestión de la propaganda y la tergiversación de la realidad.

Se trata de un trabajo de este profesor catalán sobre el despliegue político y mediático del régimen franquista durante el año 1939 para demostrar a los españoles y al mundo entero el nuevo poderío español, la vocación de Imperio de España, así como reivindicar el papel trascendental que tenía España en el mundo del momento, en alianza estrecha con Italia y Alemania, y frente a las democracias de Francia y Gran Bretaña, consideradas como decadentes y enemigas del país, como, según esta versión, habrían demostrado en la guerra civil. España podría levantar más de un millón de soldados para defender el nuevo orden europeo, según toda esta ideología y retórica. No olvidemos que la guerra terminó el 1 de abril y el país malvivía con hambre, miseria y en represión. El baño de desfiles, discursos y actos conmemorativos fue intenso durante aquella primera primavera de la nueva época.

Interesa mucho el repaso que realiza el autor de la prensa, especialmente de La Vanguardia española, de toda la parafernalia, y de la retórica franquista durante aquel intenso año. La adulación a Franco y a Serrano Suñer llegó a ser desorbitada y llevada a unos extremos que pueden producir al lector no avisado un impacto difícilmente superable. Es uno de los temas más interesantes de este libro. También es muy importante el texto entresacado de un discurso de Franco sobre la economía, demostrando los escasos conocimientos en esta materia del dictador.

Otro aspecto interesante es el protagonismo asignado a Barcelona en todo este programa de actos de demostración del poderío español, entre los que destaca la visita de Ciano, como forma de expiación del pasado "separatista, nacionalista y rojo" de la ciudad y de Cataluña. La figura del director de La Vanguardia Española, Luis Martínez de Galinsoga, aparece en varias ocasiones en este libro, a través de sus artículos llenos de ditirambos y de defensa de la españolidad de Cataluña.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.