Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Líneas rojas


Si nos sentimos cómodos y conseguimos una identidad con los nuevos tiempos , debemos hacerlo con el autocontrol de saber cuáles son nuestras líneas rojas , sin perder el equilibrio de movernos en el espacio y conocer nuestros limites y manejar los tiempos equilibradamente entre pasado, presente y futuro.

Es importante que hagamos una revisión de lo que tenemos y lo que nos falta, para ir haciendo los ajustes pertinentes superando los múltiples vericuetos aunque sin superar las líneas rojas, sin originar ,causar o provocar situaciones que nos hagan perder el control.

No debemos dejarnos arrastrar por la incertidumbre, y tenemos que aprender a leer en nuestro cuerpo , los movimientos , los silencios, las palabras, las pausas , e ir construyendo los relatos poniendo de manifiesto lo que hemos registrado en nuestros cuerpos y lo que han escrito los demás.

A veces en nuestros andares y caminos , lo habitual se nos transforma en desconocido , y lo que eran barreras traspasables se nos conviertan en líneas rojas de las que necesitamos ser rescatados, como si estuviéramos y no supiéramos que queremos ni hacia dónde dirigir nuestros pasos.

Por todo ello hemos de estar siempre preparados para escuchar y mirar con atención, que hay y ocurre en nuestro entorno, que nos dicen los otros y las cosas, como nos acercamos y como nos invaden. En función de cómo donde estén las líneas rojas, redescubrimos y resignificaremos lo que creemos conocer pero no sabemos su significado en todas sus dimensiones.

En el ejercicio de la actividad política la utilización de “línea roja” es lo que marca un terreno prohibido . Superar el limite de lo permisible en cualquiera de los ámbitos de la actividad humana. Hay líneas rojas como la corrupción que no pueden ni deben ser superadas.

Uno de los personajes de la vida política que salta y cruza todas las “líneas rojas” sin sonrojarse y creyendo hacernos un gran favor es el Presidente del PP en nuestro País y líder del principal partido de la oposición, el señor Casado, que asombra no solo por lo que ya hace , sino por lo que de sus palabras y actuaciones intuimos que sería capaz de hacer.

Entre sus pilares fuertes en su formación y que por tanto es de las líneas más rojas que cruza con frecuencia son sus apreciaciones sobre política internacional. Hace unos días le preguntaban sobre Cuba y Marruecos. En el primero de los casos , en La Voz de Galicia, dijo con firmeza y contundencia que “Cuba era una dictadura y que al empresario que no le gustara , que se buscara otro destino”

Lo más sorprendente viene en la segunda respuesta referida a Marruecos , que ha descolocado a muchos analistas políticos y tertulianos , ciudadanos y ciudadanas porque el de Palencia , a sus cuarenta añitos, afirmó Marruecos es una Monarquía y un país estratégico para España.

Añadiendo que “ Desde un posicionamiento pragmático hay que tener buenas relaciones en política antiterrorista , migratoria o para combatir el narcotráfico. Pragmatismo sí, pero con firmeza con respecto a nuestras fronteras” ¿Qué les parece?

Y como no hay dos sin tres, ahí va para completar el trío , cuando el pasado lunes día 19 de Julio discutían en una mesa que moderaba Casado sobre “Concordia y libertad” , Adolfo Suárez Illana, , el Presidente de Castilla y León , Alfonso Fernández Mañueco y los ex ministros de UCD con raíces franquistas Rafael Arias Salgado e Ignacio Camuñas , este último sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, dijo “Qué en 1.936 no hubo Golpe de Estado y que la Guerra Civil fue culpa del Gobierno de la República” y tal como dijo el periodista de la Cadena SER , Pedro Blanco , “El señor Casado no hubiera introducido ni un inofensivo matiz” “El problema no es que allí hubiera un franquista envalentonado, sino que a su lado hubiera un demócrata callado” Y si me apuran hasta en actitud aprobatoria.

A lo que habría que ponerle una buena línea roja es a la subida del precio de la electricidad. No puede consentirse que seamos el País de la Unión Europea con la luz más cara, y no deja de ser paradójico que paguemos la factura energética más costosa a cambio que las eléctricas puedan contaminar más.

De tal manera que la luz continúa batiendo récord en sus costes y el consumidor solo se beneficia de la rebaja del IVA . Lo de la nueva tarifa que entró en vigor el pasado 1 de junio , se ha convertido junto con la Pandemia en el tema de conversación obligado de foros y tertulias, y el personal se debate entre como programar la lavadora o a qué hora poner el aire acondicionado.

Esta subida no afectará de igual forma a todos , sino que lo hará en mayor medida a los que estén acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor , unos 11 millones de hogares , que es la tarifa de luz regulada por horas por el Gobierno.

Colocar una línea roja bien grande a los políticos que nos mienten por sistema o a los que no llaman a las cosas por su nombre , como el señr Camuñas, ex Ministro de UCD , y que dijo con el silencio cómplice de Casado ,que el alzamiento de Franco no fue un Golpe de Estado , y que la culpa de la Guerra Civil fue del Gobierno de la Segunda República. La mentira no puede tener categoría política.

Hemos de tener cuidado y situar una línea roja entre nosotros y esos sujetos obsesionados por tener una presencia constante y obsesiva , y padecen una ansiedad de fotomanía y no está contento si no aparece en más de diez fotos al día. No aprenden por mucho que se lo expliquemos que hay lugares y momentos donde es mejor no estar, y por tanto nuestra presencia debe ser elegida y no acumulativa.

Además en ese deseo psicótico por aparecer en la foto , para que se le conozca y por tanto se le reconozca , pero tan persistente esta ansiedad , puede terminar produciendo el efecto de la saciedad en la gente , o sea que estén hasta el gorro y terminan exclamando ¡Otra vez!.

La línea roja es necesaria ante determinados personajes públicos , que en demasiadas ocasiones, cuánto más se le ve , más se degrada, su valor y por tanto más se le detesta, olvidándose como se dice en la película “El Club de los poetas muertos”, aquello que “solo al soñar tenemos libertad , siempre fue así y siempre lo será”

Mucho cuidado , con aquellos sujetos que en su esquizofrenia política, terminan situándose fuera de la realidad y se vuelven miopes para analizar cualquier problema e incapaces para adoptar una solución. Terminan siendo motivo de apodos, burlas y chistes, alejándose de la ciudadanía , que acaba dándole la espalda y expresando abiertamente su malestar y rechazo.

Pongamos una gruesa línea roja , con aquellos sinvergüenzas que sin convicciones ni ideas , siempre están con quienes ganan sean del color que sean, y les gusta rodearse de una legión de pelotas y bufones a sueldos que les alimentan el ego y todo el día procuran narcotizarle bajo una inyección de halagos.

Líneas rojas desde el equilibrio , la decencia y la honradez, a los bulos y vetos que alimentan la arbitrariedad y la corrupción, a los sectarismos que intentan excluir a todos los que no piensan como ellos, a los que jamás concretan que es lo que hay que hacer bajo el escondite de la retórica y las vaguedades.

Debemos tener cuidado con aquellos que están todo el día alimentando conflictos , acumulando fracasos, mintiendo a diestro y siniestro, a los que falsean la historia y la cuentan según sus intereses. Como decía Bertrand Russell “Muchos hombres cometen el error de sustituir el conocimiento por la afirmación de que es verdad lo que ellos desean”