Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

¡VACUNÉMONOS!


En el abordaje de la pandemia anti COVID -19, hace ya un tiempo que hemos comenzado a desarrollar el Plan Nacional de Vacunación . No voy a inundarles de datos, cifras y porcentajes que cambian a diario y nos dejan la moral por los suelos , pero sí me van a permitir que en compañía de ustedes haga algunas reflexiones sobre la necesidad de vacunarnos en diferentes aspectos y circunstancias.

La primera de ellas es la sanitaria para combatir el Coronavirus,. Creo que hemos de reconocer , que a pesar del esfuerzo de las diferentes administraciones y en particular de las Comunidades autónomas, encargadas de administrar las dosis de las distintas vacunas , la marcha es lenta por no decir exasperante y desesperante, aunque en la última semana ha habido un acelerón con la llegada de vacunas, a excepción de algunas Comunidades como Madrid que han cerrado los Centros de Salud.

Sin ir más lejos ayer pude contemplar por la Televisión una imagen que me llamó la atención ante un aspirante a ser vacunado había tres sanitarios y otros tres integrantes de Protección Civil. No sabemos si a este ritmo habremos terminado de vacunar en 2030 y los situaremos entre los objetivos de la ONU que pretenden cambiar nuestra sociedad .

No es una apreciación personal y si es una exigencia colectiva, a más vacunados menos infectados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha criticado también la lentitud “inaceptable” de la vacunación en Europa, nuestro continente que es el que padece la situación epidémica “mas preocupante” desde hace meses, aunque en los últimos días ha habido un incremento de la velocidad.

Entre los problemas organizativos a la hora de vacunar, el ritmo lento y los errores de la industria farmacéutica en el abastecimiento de las dosis, a pesar del compromiso y el esfuerzo de la inmensa mayoría del personal sanitario, se facilita número de nuevos casos. Así hay tramos de riesgo como los de 70 a 79 años que parecen haber caído en el saco del olvido, aunque ya se ha iniciado por los de 79 y 78.

En el programa de vacunación hemos de tener en cuenta que es necesario superar varios retos y organizar bien la administración para ser rápidos y seguros, que van desde la cadena de frío en el transporte y almacenamiento más exigente para algunas vacunas hasta la planificación de citaciones para evitar pérdida de dosis.

Hace falta organizar adecuadamente una vacunación masiva , que verdaderamente constituya “el principio del fin” de la mayor pandemia en los últimos cien años y no hacer de este proceso, como ha pretendido Isabel Díaz Ayuso y el Gobierno de la Comunidad de Madrid una batalla contra el Gobierno de España y una chapuza sin sentido, haciendo de estas Elecciones una especie de primarias de las próximas Generales.

Esperemos que al finalizar el verano se cumpla el objetivo propuesto y alrededor del 70% de la población se haya podido vacunar, y podamos cantar juntos el himno de la Alegría , pero vacunados e inmunizados y también confiar que las autoridades sanitarias den siempre instrucciones claras, que sean entendibles y puedan cumplirse como las encuadradas en la propia Ley de las mascarillas.

Debemos vacunarnos contra cualquier intento de machismo o micromachismo y que prolifere en el conjunto de las administraciones públicas , el papel de la mujer en las distintas tomas de decisiones . Afortunadamente el Gobierno de Pedro Sánchez es un ejemplo, ya que es el único en el mundo con cuatro Vicepresidentas , Carmen , Nadia , Yolanda y Teresa en áreas claves y fundamentales de la acción política.

También hemos de hacer frente e inmunizarnos contra la intolerancia y la supremacía de unos pueblos frente a otros , inocularnos el rechazo a cualquier tipo de autoritarismo que impida el desarrollo democrático de los ciudadanos y los pueblos.

Que tengamos claro que no todo vale en política ni en la vida y que hemos de cumplir con nuestra palabra , que no podemos hacer de ninguna campaña política una crónica del engaño y la mentira, en la que nos dedicamos a tomarles el pelo a la gente , sino que hemos de fortalecernos en nuestra honestidad , dignidad y veracidad.

Hemos de cultivar la solidaridad entre las personas y los pueblos , fuera de paternalismos y alarmismos infundados. No darle cabida en nuestro quehacer diario a los bulos y las falsas noticias, y que cualquier poder democrático ha de respetar todos nuestros derechos como ciudadanos.

Vacunémonos contra la falta de argumentos y que convirtamos éstos en un rosario de insultos y descalificaciones , y de aquellos que pierden la dignidad por tres halagos y dos palmaditas en la espalda , escondiendo su falta de valor pero dispuestos a traicionar al que sea con tal de figurar.

Seamos capaces de romper con la rutina y vencer una de las mayores dependencias que se ha generado en esta sociedad del conocimiento y las nuevas tecnologías, la adicción al móvil que nos hace estar gran parte del día pendientes del aparatito y nos olvidamos de mirar lo que tenemos a nuestro alrededor y a los ojos de los demás.

Superemos los muros que muchos nos quieren poner para que no descubramos la realidad, los visibles, reales y tangibles, y los virtuales, digitales e invisibles, que no perdamos la capacidad de abrir los ojos y detectar a los piratas y falsificadores.

Que la ilusión no nos lleve a confundir la realidad con la fantasía, ni el consumir con el confiar, que el bajo coste de las cosas no los hace más atractivos, y los que están instalados en el poder tengan los ojos y los oídos bien abiertos , y no se dejen llevar por las voces de los bufones a sueldo que están todo el tiempo ejerciendo ese repugnante y mezquino oficio ”cuanto más pelota mejor”.

La ciencia ficción nos ha aportado personajes extraños e increíbles para no caer en sus redes , seres que parecen dotados de poderes sobrehumanos , que aparentemente parecen capaces de enfrentarse a las más prodigiosas hazañas y resolver los más difíciles enigmas, pero que no son sino unos estafadores.

Es fácil caer en el enjambre del poder para pretender convertirse en la reina madre, y encontrarse dispuesto a derribar cualquier obstáculo, caiga quien caiga pero sin adscribirse a los líos de los políticos ni pretender formar parte de los políticos de los líos.

Alimentar que nuestros contactos resulten apasionantes , que nos abren nuevas puertas sin tomarse las cosas a pecho , ni perder el tiempo en minucias .No podemos permitir que otras personas perturben nuestra paz y equilibrio y nos haga sentir confusos y sin saber que hacer. Tenemos que darnos tiempo para la reflexión, antes que no nos invada el estrés . No debemos dejar escapar la ocasión para tomar las decisiones adecuadas y no tener escrito el final de la historia , aunque no responda a la realidad sino a lo que nos interesa que ocurra y no se olviden todos los días, durante los próximos meses VACUNACIÓN, VACUNACIÓN Y VACUNACIÓN.