Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Menos retórica y más realidad


Uno de los grandes padres de la Pedagogía Juan Amós Comenius decía aquello de “Cosas, cosas, que nos aburrimos de las palabras”, y este es un campo que al igual que en la literatura, la política, la publicidad, el periodismo, la educación, las ciencias sociales o el derecho, es necesaria una buena retórica que sea capaz de estudiar y de sistematizar procedimientos y técnicas de utilización del lenguaje , puestos al servicio de una finalidad persuasiva o estética, añadida a su finalidad comunicativa.

Desde la antigua Grecia hasta nuestros tiempos ha llovido, y hemos conocido distintos sistemas de procesos y recursos que actúan en diferentes niveles para la construcción de un discurso , con su repertorio de argumentos , sus estructuras y sus composiciones.

Tal vez uno de los campos en los que la retórica, la argumentación y la dialéctica se hacen más necesarias es la POLÍTICA, lo que puede si es bien o mal empleada enriquecer la comunicación con los ciudadanos con sencillez y claridad o quedarse en una ampulosidad pomposa, rimbombante y vacía.

Estamos viviendo unos momentos en los que hay algunos líderes políticos que guiados por un lenguaje meramente retórico y altisonante , viven ajenos y alejados de la realidad y detrás de un pobre discurso solo miran a su ombligo y hay ejemplos para todos los casos.

Como en el caso de Pablo Iglesias Turrión , líder de PODEMOS un “Vengo a salvaros y estoy dispuesto a sacrificarme”, o como le dijo la diputada de MAS PAÍS, que era un exceso de testoesterona . Es el metamensaje que intenta trasladarnos desde que decidió dejar la Vicepresidencia Segunda y optar a ser candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, y para ello sufre el primer fracaso de la mano de la negativa de Marina García de MAS PAÍS , ante el “generoso” ofrecimiento de Iglesias de ir unidos , y él en el colmo de su bondad estaba dispuesto a liderar.

No sabemos si la pandemia a la que le echamos las culpas de todas las necedades es una de las causantes del alejamiento de la realidad de algunos de nuestros políticos. A la cuarta ola se le llamará la de la Salud Mental y que ya está en esta tercera, planteando serios problemas de estrés ansiedad y depresión.

Y de momento, la presencia del público en los estadios no prosperó y la respuesta de la Ministra de Sanidad , Carolina Darias, fue clara y contundente “Ni es posible, ni acertado, ni conveniente” También las autoridades sanitarias, han incorporado de nuevo la vacuna de AstraZeneca al no poderse demostrar que tenga más riegos que otras e incluir a los mayores hasta los 65 años. La infoxicación ha creado una retórica del miedo.

En la sesión de comparecencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados del pasado miércoles dia 17 de Marzo el diputado de MAS ESPAÑA, Iñigo Errejón planteo su preocupación por el estado actual de nuestra salud mental en una intervención acertada y brillante, cuando terminó el diputado onubense Carmelo Romero del PP le gritó ¡Vete al médico! Y aunque después pidió disculpas por twuiter el diputado del PP y Alcalde de Palos, dejó claro su forma de pensar en un tema tan sensible.

Una retórica espantosa y deplorable que mereció la censura de la Cámara , y el aplauso de gran parte de la misma en apoyo de las palabras del señor Errejón y el compromiso en mayores medios materiales y personales del Presidente Pedro Sánchez para la prevención y atención en los procesos de Salud Mental dentro del Sistema Nacional de Salud, en un país que como España hay cuatro psicólogos cada 100.000 habitantes frente a la media de la Unión Europea que son 18 cada 100.000 habitantes.

Resulta en ocasiones molesto , irrespetuoso y desconsiderado con los adversarios , la actitud de algunos representantes en el Congreso o en el Senado que no proponen nada, ni intentan resolver ningún problema, son malos actores de la agitación populista, y no son nadie sino se sitúan y viven de la confrontación permanente.

Este fenómeno de la retórica hueca y la ausencia de la realidad de algunos representantes de la ciudadanía , se sitúan más en las dudas que en las certezas , y eso termina habitualmente entre tensiones donde debería haber posibilidad y capacidad de diálogos y acuerdos, crispaciones , en lugar de una dialéctica respetuosa y distendida, y una permanente bronca en vez de lograr escuchar los argumentos del adversario.

En la sesión de la moción de censura de la Comunidad de Murcia , asistieron con fervor patriótico, el Secretario del PP ; Teodoro García Egea , natural del lugar y Pablo Casado, Presidente del PP, que dijo “No todo vale en política”. Efectivamente , no vale todo, entre otras cosas que usted que al igual que casi todos los partidos firmaron el pacto antitranfugismo , y daba toda la impresión que con su presencia les estaban haciendo un homenaje, ya que también aseveró que ese día en Murcia empezaba la recuperación del centro derecha. ¡Ole que arte, mi arma!

El presidente López Miras hablaba de ofrecerles a los diputados díscolos de VOX las áreas de Cultura y Educación, lo que simboliza la importancia que la derecha concede a temas tan importantes en un gobierno autonómico, pero lo más grave es aceptar los votos de los tránsfugas.

Paradoja y contradicción mientras se iba el invierno y comenzaba la primavera , los tiempos metereológicos y políticos, pasaron del frio, lluvias y nevadas del primero, a lo alterado , caliente, sorpresivo y la desconexión entre la política y la sociedad del segundo.

En las últimas semanas , ha ocupado un papel relevante, no por sus grandes dotes de gestora ni por sus celebres frases, pero hay que reconocerle que tiene una retórica especial , que le convierte en especialista en meterse en todos los jardines y pisar todas las flores y practicar el populismo más disparatado y provocador, desde su propuesta sobre los no nacidos hasta su última frase sobre el “empleo basura”

Desde todo el material que diariamente nos ofrece como titulares manteniendo el foco sobre ella, la Presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid , entre horteras y groseros , tal vez podríamos destacar últimamente dos, una con una fuerte carga irónica ante la presentación como candidato del líder de PODEMOS, “Los españoles me deben una: hemos sacado a Pablo Iglesias de la Moncloa

La otra , utilizando ese raro sentido del humor que le caracteriza, ha afirmado “cuando te llaman fascista sabes que lo estás haciendo bien”, aunque poco después aseguró que se trataba de “una broma” Y podíamos concluir este artículo con su lema “comunismo o libertad” .

La señora Ayuso utiliza un lenguaje que no parece del Siglo XXI , por ello hay que retarla a debatir sobre la gestión realizada por ella y las cosas concretas, que brillan por su ausencia, y contemplado el panorama de opciones políticas y candidatos y candidatas en su totalidad, el más solvente para resolver los problemas que tiene planteados la Comunidad y sus gentes:

Es el PSOE y Ángel Gabilondo, un candidato con excelente retórica y mejor conocimiento de la realidad., que podría volver a ganar y aglutinar a toda una mayoría social, ya que ha dejado claro que con éste Iglesias no está dispuesto a pactar.