Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Del agobio al alivio


Cada día salimos a la calle con un ánimo distinto. Siempre sabiendo que para conseguir lo que queremos hemos de dar muchos pasos, sintiendo la libertad de hacer lo que nos apetezca sin percibir en ningún momento que nadie nos juzga, ni tenemos que dar muchas explicaciones.

Algunos momentos de nuestras vidas estamos sometidos a exámenes, o alguna prueba que tenemos que superar entre tensiones. Si nos lo tomamos como algo complicado y nos asustamos, no conseguiremos superarlo. Sin embargo, si tenemos confianza en nosotros mismos, tendremos muchas posibilidades de avanzar y obtendremos buenos resultados.

Centrarnos en el trabajo no nos debe agobiar y dejar fluir nuestra energía. Es algo que nos compensará y que nos ayudará a resolver otros temas. No debemos perder la ocasión de analizar cuidadosamente todo lo que nos ocurre. Sentiremos el aprecio y el afecto de los demás, que será clave para mantener nuestra autoestima.

Nadie discute ni se dedican a echarse las culpas unos a otros, salvo la derecha española, descentrada entre PP y VOX, a veces con la ayuda de CIUDADANOS, que durante 2020 hemos padecido y estamos sufriendo la mayor pandemia del último siglo, y que no sirven espectáculos populistas sino unidad y fortaleza democrática. Tampoco es rebatible, que el relajo de medidas restrictivas y la facilidad para la movilidad provocan mayor número de contagios.

Siempre dentro del panorama de lo malo, hay algo bueno, y cuando existía un agobio por el Brexit, con kilómetros de camiones esperando pasar el canal de la Mancha en uno u otro sentido, que anunciaba lo que podía ser el futuro, se llegó a un acuerdo entre la Unión Europea. Todos respiraban y pasaron del agobio al alivio.

En el Campo de Gibraltar, como nos ocurre casi siempre, hemos de estar siempre alerta, porque lo que parece fácil para nosotros resulta difícil, y así fue. Había que fijar un protocolo de acuerdo entre España y el Reino Unido, con la convicción de que podía ser más fácil, ya se llevaba tiempo trabajando sobre cuatro memorandos en los que había una gran sintonía por parte y parte.

Llegó en el último minuto; casi en la prorroga. Creo que se han puesto fin a tres siglos de desencuentro y que ese principio de acuerdo ha sido lo más importante sobre el contencioso de Gibraltar, junto con los acuerdos de Córdoba, en la etapa de Moratinos. Ha habido un consenso para derribar la Verja y permitir el libre tránsito de personas y mercancías.

Se ha logrado que Gibraltar se integre en el espacio Schengen y se configure como frontera exterior de la Unión Europea, supervisada por Frontex y bajo las órdenes de España, y Bruselas y Londres deberán cerrar en seis meses un tratado con todos los compromisos.

Aunque el tiempo dirá si se ha acertado y se va a traducir en orden y eficiencia, hay algunos síntomas que nos indican que sí. No ha habido excesiva respuesta de desacuerdo del PP y VOX, y si algunas jugadas sucias para intentar tapar una estrategia inteligente por parte del Gobierno de España.

Hemos pasado en una zona tan importante en España y Europa, y con una gran repercusión política del agobio al alivio, y lo hemos hecho con inteligencia, lo que tiene muchos nombres y apellidos, pero si tuviéramos que destacar lo haríamos con cuatro personas, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, Arancha González Alaya, ministra de AAEE, Fabián Picardo, Ministro Principal de Gibraltar y Juan Lozano, presidente de la Mancomunidad de municipios del Campo de Gibraltar, además de muchas otras personas que han trabajado desde el silencio y el anonimato para que éste fuera posible.

Se ha trabajado, con extensión e intensidad, y sobre todo maratónicamente en los últimos días, sin tregua ni descanso, con una posición realista y sin agenda lunática ni objetivos fantásticos. Creo que si somos inteligentes políticamente hablando este acuerdo puede ser muy importante para el desarrollo socio económico de Gibraltar y el Campo de Gibraltar.

En el plano general de la Unión Europea, debemos dejar la puerta abierta, porque los tiempos y las actitudes cambian que son una barbaridad, y ya la presidenta de Escocia, Nicola Sturgeon ha dado un mensaje a la Unión Europea “Escocia volverá pronto”. No nos debe extrañar que esto suceda a nivel general.

Si hacemos de este acuerdo una práctica inteligente que nos permita avanzar para hacer del Campo de Gibraltar una zona de prosperidad, podemos estar seguro que cada problema se convertirá en una oportunidad a fondo de ese tema, para encontrar la mejor solución y poder fortalecer las instituciones y el tejido socio económico.

Debemos manejar con prudencia e inteligencia las dificultades que nos salgan en el camino, con lo que lograremos que el resultado sea positivo en todos los sentidos. Es necesario huir de discursos populistas y mensajes de salvación Si uno fuera de donde paga los impuestos, algunos señores que se hinchan el pecho y se le inflaman las palabras de patriotismo, serían más sensatos y no presumirían de lo que no practican, su patriotismo de hojalata, alardeando de españoles y teniendo sus dineros en paraísos fiscales.

Como ha dicho el presidente Sánchez, “iniciamos una nueva etapa” y el premier británico Boris Jonhson, lo recibe con entusiasmo. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno ha valorado que el acuerdo ha sido una “decisión Histórica”, mientas su jefe Casado guardaba un elocuente silencio. y su vicepresidente Marín lo calificaba como el del “sentido común”.

En la Comarca del Campo de Gibraltar , el Presidente de la Mancomunidad , Juan Lozano comparó el acuerdo alcanzado en su importancia con ”la caída del muro de Berlín”, el alcalde la Línea , Juan Franco afirmó que “Era algo fundamental para nuestra economía“ y el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce y senador del PP con más valentía que su líder Casado ha reconocido que con este importante acuerdo “Se abre una nueva etapa de relaciones , una etapa en la que las relaciones laborales y comerciales deben primar por los intereses de cada parte”.

Mientras que don Pablo, presidente del PP y líder de la oposición en España, no se entera de nada, como casi siempre, y da miedo que en algún momento gobierne y tenga que asumir la política exterior de nuestro País estuviese en manos y este señor que reprocha al presidente Sánchez que haya “malogrado” negociar la cosoberanía.

Antes de terminar estas líneas, me gustaría finalizar estas reflexiones con una petición a los Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, con el deseo de que se cumplan. Que el agobio que teníamos hasta el último minuto del 2020, no solo se nos convierta en alivio sino en ilusión y esa zona de prosperidad compartida sea una realidad, no solo un deseo, acompañada de muchos millones de euros y se cumplan los Presupuestos.

Que la Junta que ha decidido cerrar perimetralmente los ocho municipios del Campo de Gibraltar por la cepa británica, vuelva a abrir el confinamiento y podamos doblegar de nuevo la curva de contagios., y que se pongan todos los medios para que nos podamos vacunar todos los que debemos hacerlo.

Tenemos una larga e interesante travesía por delante, lejos de lenguajes gruesos, estupideces, de seguridades que solo encierran incertidumbres, con incógnitas que iremos resolviendo paso a paso y poco a poco, sin negar los debates, pero evidenciando las mentiras, compartiendo ideas e inspirando proyectos.