Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Discusión fuerte

En una entrevista concedida por el Vicepresidente segundo del Gobierno de España y encargado de la cartera de Derechos Sociales, Pablo Iglesias en el Hoy por Hoy de la Cadena SER a Ángel Barceló, admitió haber tenido una “discusión fuerte” con Pedro Sánchez por la salida del rey emérito.

Menos mal que en el mismo tono de discreción, el líder de Unidas PODEMOS, nos tranquilizó y nos infundió, ánimos y serenidad, informándonos que el Presidente del Gobierno le había pedido disculpas, porque tenía que haberle informado previamente.

Hay algo, que me inunda de dudas ¿Por qué ese afán de don Pablo en ese cambio de estilo de la coleta al moño de demostrar que manda y cuánta es su influencia? ¿Qué afán el suyo de intentar añadir desestabilización, para darle carnaza a la derecha, en lugar de facilitar las cosas con sentido de País para fortalecer la armonía, la estabilidad y el equilibrio?

Imagino que en esa fuerte discusión, también le propondría sus punto de vista sobre los Presupuestos Generales del Estado, la gestión y las consecuencias de la pandemia, las políticas sociales, la fiscalidad, la fusión de Caixabank y Bankia, y otros muchos temas que ocupan y preocupan a la ciudadanía, además de todas las cuestiones que tiene pendiente las huestes del señor Iglesias.

Don Pablo, desde su cargo de Vicepresidente Segundo del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales, ha demostrado permanentemente su deslealtad hacia sus socios del Partido Socialista, en un cuestionamiento hacia el Presidente y sus propios compañeros de Gabinete como la Ministra de Educación Isabel Cela diciendo que le faltaba liderazgo con relación a la negociación de medidas para la apertura de curso, o a meterle prisa a José Luis Escrivá, Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones diciéndole que “las dificultades técnicas no pueden ser excusa”.

El líder morado afirma “tenemos que correr” en relación a la necesidad de realizar un cambio normativo para extender la incapacitación temporal a los padres con hijos contagiados en cuarentena, a aquellos progenitores de menores que tienen que estar confinados pese a no estar contagiados de Covid.

Don Pablo Iglesias ha recordado que la voluntad del Ejecutivo es que “la incapacitación laboral alcance a estos casos y el Gobierno nunca puede poner una excusa para no dar respuesta a una demanda social que es de salud pública” y que a Escrivá le dirá “Hay que correr porque no puede ser que la gente se vea en este problema”.

Es bueno saludable democráticamente, que en una coalición entre diferentes fuerzas políticas, exista un diálogo permanente, que cada cual tenga su discurso, que haya un debate de las discrepancias y los acuerdos, que las argumentaciones y las críticas evidencien las diferencias, pero todos y todas están obligados/as a cumplir lo que prometieron en su día.

Los ministros y ministras del actual Gobierno de Pedro Sánchez, un total de 22 titulares, entre ellos cuatro Vicepresidentes prometieron sus cargos en el Palacio de la Zarzuela y reproduciendo la formula completa en el caso de don Pablo Iglesias fue tal y como sigue:

Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, con lealtad al rey, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros y Ministras”.

Habrá repetido una y mil veces, con el afán de que grabárselo en la corteza cerebral, lo de mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministras y Ministros. Distinto sería que en lugar de prometer esa letra y ese significado se hubiera comprometido en pregonar, difundir y propagar todo lo que se hable en las reuniones del Gobierno o las conversaciones que mantengan los distintos miembros del Gabinete con el Presidente Sánchez.

Y después que todos los partidos de la oposición votaran en contra de la cesión de los remanentes de los ayuntamientos al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el Gobierno ha sido sensible, y la propia Ministra de Hacienda afirma que “serán más de 3.000 millones de euros, imprescindible para el buen funcionamiento de los mismos continúe“ ”El Gobierno no va a dejar a nadie en el camino y mucho menos a los ayuntamientos, que velan por el bienestar de los ciudadanos”.

Todo esto en las filas del Gobierno, capitaneados por la izquierda, pero en el otro extremo también ha debido haber “discusiones fuertes” y “deslealtades” y a los hechos me remito. Podíamos hablar de la Gürtel y sus muchas piezas pendientes de resolución judicial.

Hoy, sin embargo vamos a referirnos a lo que está siendo noticia durante estos días “la operación Kitchen”, en el que hay un cierto olor a podrido y cuyo hechos son feos y graves, puesto que se trataba de una estructura policial, de hasta 71 agentes pagados con dinero público para el espionaje del ex tesorero del PP , Luis Bárcenas y su familia , en busca de documentación comprometida para altos dirigentes del PP, cuando estaba al frente del Ministerio del Interior Jorge Fernández Díaz y el número dos Francisco Martínez.

Desde el minuto uno Pablo Casado se ha desvinculado él y la actual dirección del PP, de este tema tan escabroso alegando que el solo era en esas fechas era Diputado por Ávila. Mientras el Vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, decía de esta Cocina política que encierra hechos que “Son graves, no nos gustan y nos preocupan”

La operación Kitchen se estructuró con fondos reservados y los personajes de la trama de personajes conocidos por sus apodos y apelativos como las familias de una banda mafiosa, incluso se llevaron a efecto diferentes maniobras para paralizar la investigación y que el asunto quedase “dormido”

Nos encontramos como se mueven el cocinero, “k”, el Barbas, el Asturiano, Cospe, Gordo, Talla Olí o Papel, Chocho o Polla entre otros. Como podrán observar no hay excesiva sutileza en el lenguaje ni un tratamiento muy respetuoso con los personajes y sus actuaciones. En un total de 52 páginas que detallan su implicación en las maniobras para vigilar al que fuera tesorero del PP, Luis Bárcenas.

Podríamos a esto añadir muchas cosas curiosas, pero si les parece nos quedaremos con una y es algo que desconocíamos, como la vocación de Youtuber de la anterior portavoz Parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, con lo que quiere significar y visualizar el poder de la Diputada de Base fuera del amparo del aparato político. También nos extraña las reacciones del PP cuando otros partidos de la oposición como independentistas y aberzales votan a favor de algo que propone el Gobierno, despotrican a toda pastilla, mientras que cuando coinciden con ellos , no pasa nada, y encima el culpable es el Gobierno ¡Increíble, pero cierto!

Mientras en este panorama entre historias de tebeo y frivolidades políticas, este País, necesita unos Presupuestos Generales que desde una óptica de Estado y con el esfuerzo y la suma de todos desde sus diferentes visiones, pero desde la unidad y con el objetivo puesto en el bienestar de la ciudadanía demuestre en Europa y en el mundo, que merece la pena apostar por nosotros, porque sabemos colocar los intereses generales por encima de los particulares.