Quantcast
ÚNETE

Terremoto político

Un terremoto ha sacudido el mundo con replica a lo largo y ancho de la Tierra con alrededor de 6.150.000 millones de afectados y 400.000 muertos, cuando estas letras escribo. Es un virus cuyo nombre es Covid 19, y trae en la mochila una gran crisis sanitaria, que conllevarán graves consecuencia económica, social y política.

En España, al igual que en los demás países, está produciendo sus efectos, generando una mayor desigualdad, que exigiría a toda la clase política caminar unidos y ponerse las pilas para terminar de resolver la pandemia y lograr un gran pacto de reconstrucción de nuestro País.

Como ocurre siempre , la izquierda y más concretamente el PSOE, que ha gobernado alrededor de 23 años , desde las Primeras Elecciones Generales de 1977, bajo los mandatos de Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez, ha dado mayores muestras de responsabilidad política y no de colocar los intereses partidistas por encima de los generales de nuestro País.

Estamos viviendo unos momentos muy graves, en los que el líder del PP, don Pablo Casado y el de VOX, don Santiago Abascal tienen un objetivo liquidar al Gobierno de Pedro Sánchez, para lo cual vale, desde decir que NO a cualquier cosa que proponga el Gobierno hasta no proponer nada en positivo para estimular el crecimiento económico de España.

El permanente seísmo en el que llevamos instalados alrededor de cuatro meses, entre pitos y flautas, confinamientos y tramos de salidas ,no solo nos ha hecho más impacientes e intransigentes , sino que ha generado una atmósfera de crispación, de enfrentamientos, en los resulta casi imposible que logren acuerdos de Estado, los dos grandes partidos.

Mientras el PSOE junto con UNIDAS PODEMOS intentan crear una atmosfera de responsabilidad , de tal manera, que a pesar de las zancadillas que tienen que sortear están demostrando capacidad de Gobernar , desde lo social a lo económico, haciendo frente a la mayor pandemia del último siglo , o aprovechando actuaciones como la Ley de la Eutanasia o un Ingreso Mínimo Vital. Así como otras muchas medidas para mantener y fortalecer el Estado de Bienestar o prorrogar los ERTES hasta el 30 de Junio.

Y todo esto se hace con un talante y estilo de hacer política dialogante y reformista, para fortalecer nuestros valores de siempre: igualdad, libertad y solidaridad, con la defensa de la igualdad de género, la sostenibilidad ambiental y la regeneración democrática.

Frente a esta actitud del Gobierno de Sánchez, la derecha sigue empeñada en no arrimar el hombro, como dice la señora Ana Pastor en su buena voluntad, sino en tirarse al monte siguiendo las huellas de VOX y sus manifestaciones vespertinas.

Pedro Sánchez, en la última comparecencia del Gobierno en el Congreso del pasado 27 de Mayo, criticaba la oposición del señor Casado, diciéndole que además de decir que NO a cualquier cosa que proponga el PSOE, “lo único que ha hecho estas semanas ha sido, en su afición por imitar, seguir los pasos de la señora Ayuso, posar”. Así lo mismo lo ha hecho “delante de un espejo muy enfadado aparentemente” que al “al lado de unas ovejas”.

Así que escoja su camino, no imite a su maestro Aznar, “ni concurse ni compita con Isabel Díaz Ayuso en posados”. Tampoco el señor Casado debería dejar de reflexionar, porque como dice el Presidente del Gobierno, el señor Sánchez, señor Casado, “Si habla como VOX, actúa como VOX y vota como VOX, podemos inferir que, si no es lo mismo, empieza a parecer lo mismo que la ultraderecha”.

Al final, como las mentiras tiene las patas muy cortas, Adriana Lastra ha desvelado una carta enviada por la Comunidad de Madrid con fecha 5 de Marzo en la que se desmonta todo el discurso del PP y en la que se instaba a los empleados públicos a que “continuaran con su actividad con toda normalidad” y le dijo a al Presidente del PP, Pablo Casado “Este error le perseguirá toda la vida”.

La polarización de la política con la presencia de los populismos y la ultraderecha existe en todo el mundo, no solo en España. Claro está que en cada País tiene su singularidad y en el nuestro se le ha dado mucha presencia y visibilidad en el poder de Gobiernos autonómicos y municipales.

En este terremoto político en el que nos encontramos se han dicho muchas cosas, y se ha empleado un lenguaje grueso, que en ocasiones puede provocar en parte de la ciudadanía vergüenza, asco y decepción, cuando los politólogos y los sociólogos como cualquier hijo de vecino, sostienen que los políticos no están para crear problemas sino para resolverlos.

Cualquier debate político puede ser duro en el fondo y en las formas, pero ha de responder a argumentos demostrables, que se alejen de los bulos, mentiras y falsedades. El cese y la destitución del Coronel de la Guardia Civil; Diego Pérez de los Cobos, ha abierto una crisis, que ha traído como consecuencia otras dimisiones y cambios y que afortunadamente parece haber entrado en una senda de tranquilidad y sensatez.

Hay tres cosas que llaman poderosamente la atención. La primera , el malvado intento de la derecha de querer utilizar y apropiarse de las instituciones , ignorando que éstas son de todos los españoles y españolas, entre ellas la Guardia Civil, que tan excelentes servicios presta a la sociedad.

La Segunda querer confundir a la ciudadanía entre la carrera profesional de cualquier mando con lo que significa un puesto de libre designación o confianza, y que en base a la coherencia de los equipos de trabajo, siempre están a disposición de quien los nombra, que es también quien los puede cesar.

Creo que la derecha del PP y la ultraderecha de VOX han querido utilizar todo esto como arma arrojadiza contra el Gobierno de Pedro Sánchez, y en esto creo que en las palabras del Ministro del Interior, y que éstos cambios que ha habido siempre en Gobiernos de diferentes colores políticos, entran dentro de los ajustes necesarios para encontrar la máxima confianza y operatividad en los diferentes equipos.

Por otra parte, me merece todo el crédito profesional y político por su dilatada experiencia tanto Marlaska, como el Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo que defiende a su compañero, responsable de Interior, afirmando que el cese de Pérez de los Cobos “se ajusta a la legalidad”, y descarta la injerencia política en la investigación del 8 M y sobre la Guardia Civil en funciones de policía judicial.

A ésta situación, le siguió la dimisión del número dos de la Benemérita, el Teniente General Laurentino Ceña , tratándose más de un acto simbólico ya que iba a jubilarse el martes 2 de Junio, nombrándose como nuevo Director Adjunto Operativo al general de División Pablo Salas ,Jefe del Servicio de Información de la Guardia Civil y experto antiterrorista.

El ministro en la línea de configurar un nuevo equipo cesó al “número tres” el general Santafé que era jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil y en su lugar anunció el nombramiento del general Félix Blázquez.

En medio de esta atmósfera alimentada por las fuerzas más reaccionarias de la derecha, se han encargado de colocarle amplificadores hechos en sede parlamentaria para estimular la rabia y alimentar el odio. De entre todos destacaríamos tres.

La primera la del Secretario General del PP Teodoro García Egea, cuando éste se mostraba comprensivo con una desobediencia de las Fuerzas Armadas ante la escalda de improperios e insultos, el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, le espetó, ¿Está usted llamando a la insubordinación de la Guardia Civil?

Hubo un segundo momento en esta misma sesión en el que doña Cayetana Álvarez de Toledo y ante el continuado tratamiento de marquesa de Don Pablo Iglesias, le contestó “Es el hijo de un terrorista .Pertenece a la aristocracia del crimen político”.

Al día siguiente 28 de Mayo; el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica corresponsabilizó al PP de los muertos por COVID y acusó a VOX de querer dar un golpe de Estado, a lo que Espinosa de los Monteros abandonó la sala y el líder de PODEMOS, en plan de sorna, le dijo, “Cierre al salir, señoría”.

El Presidente de esta Comisión Patxi López, con el talante y el estilo que le caracteriza, se disculpó por lo ocurrido en el transcurso de la misma, y entonó el mea culpa diciendo “No he estado a la altura” “todo es interpretable y opinable”, pero durante la comparecencia de Iglesias “ha habido algunos comportamientos innecesarios“.

Patxi López pidió reflexionar a todos los políticos “Debemos venir con voluntad política para proponer, para acordar, para entender que espera la gente de nosotros” ”Si en algún momento podemos demostrar para qué sirve la política es éste. Si no, es que no servimos para nada”.

Mientras todo esto ocurría en el Congreso, nos enterábamos que NISSAN cerrará en Diciembre de este año, su factoría de Barcelona, lo que supone 3000 puesto de trabajo directo y 20.000 indirectos y en San Cibrao en Galicia se anuncia el despido de más de 500 trabajadores de Alcoa y 300 empleados más de las auxiliares.

Menos mal que en el lado bueno, se inició un proceso que esperemos no sea demasiado largo pero que puede ser muy beneficioso para España, ya que la Unión Europea dará a nuestro País 77.324 millones de euros a fondo perdido y la medida se completaría con un Crédito de 63.122 millones de euros y esperemos que tenga el apoyo de todos los grupos a excepción de VOX del Ingreso Mínimo Vital.

En la reunión del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado sábado 31 de Mayo, tras mantener un contacto con las Presidentas y Presidentes de las Comunidades Autónomas, como durante todo el Estado de Alarma, anunció una “última y definitiva Prórroga del Estado de Alarma” destacando que partir del 8 de junio solo quedará en manos del Gobierno ”la regulación de la movilidad”.

Podrían sus señorías ocuparse de como terminar con el coronavirus y de estos temas que nos afectan a todos en lugar de caer en la trampa de los fanáticos, perder el tiempo en discusiones inútiles y evitar las estrategias de confrontación que solo favorecen a la ultraderecha en su objetivo de derrocar al Gobierno . Hágannos el favor y les estaremos eternamente agradecidos.