Quantcast
ÚNETE

Con diálogo, hay acuerdos

La pandemia del Coronavirus ha provocado un terrible problema del que desconocemos muchos aspectos y no sabemos aún sus consecuencias en el organismo humano, desde las secuelas respiratorias, renales o neurológicas hasta la psicológicas y sociales. , Queda mucho por investigar y bastante por aplicar en tratamientos.

También nos quedan trastornos sociales y por supuesto políticos, y países como China, EEUU, Rusia , Alemania , Francia , Corea y Brasil entre otros, han tenido y tienen tantos problemas o más que nosotros, y tras muchas declaraciones fueras de tono de sus responsables gubernamentales han tenido que seguir el método que España lleva practicando desde hace más de tres meses.

En este proceso ha habido más diálogo entre la comunidad científica en España, en Europa o en el conjunto del mundo, que entre los responsables políticos más cercanos, dentro de un mismo País, como es el caso de España, en el que a pesar de los intentos repetidos del Gobierno de Pedro Sánchez de hacer llamamientos a la unidad y la reacción permanente de Abascal el líder de VOX, que avisa a Sánchez que estamos ante “la revolución de las mascarillas y los balcones imparable

Y la ultraderecha y parte de la derecha, sale a las calles por las tardes haciendo oír las cacerolas y pidiendo ¡Libertad ¡ ¡Libertad!. Si muchos de sus abuelos o padres levantaran la cabeza y vieran esta escandalera populista, se echarían las manos a la cabeza pidiendo la vuelta de Franco. Son fieles herederos del legado del Caudillo.

Pero como en todas partes cuecen habas, las manifestaciones que hay en otros países europeos contra las medidas de confinamiento como Suiza, Polonia, Reino Unido o Alemania con la reclamación de “Necesitamos tener voz en las políticas de nuestros gobiernos

Para completar el panorama de la fauna humana con el Covid 19, asistimos a las cosas más extrañas como las de lo Covidiotas que en EEUU organizan fiestas y salen para coger el virus, para lo que asisten a reuniones y fiestas intentando maximizar sus posibilidades de exposición.

Mientras que el señor Casado, líder de la oposición, al menos en teoría, ya avisó con quince días de antelación que se acabó lo que se daba y que no iba a mover un dedo para apoyar la prórroga del Estado de Alarma. En los dos casos el de la Comunidad científica y el las fuerzas políticas se notan las diferencias entre dialogar o no dialogar.

La ausencia de diálogo no solo deteriora cualquier relación sino que termina matándola o cuando menos estableciendo una dialéctica de bloques que no busca ninguna comunicación y mucho menos un acuerdo, y genera un clima de odio, tensión y confusión entre amigos y adversarios, incluso entre aliados e integrantes del mismo grupo cuando la confianza se ha roto.

VOX con la aquiescencia del PP como en la película “El cuento de las comadrejas”, debería tener en cuenta que no hay que mirar solo el juego, hay que mirar al rival. Nuestro enemigo, el de todos es el virus COVID 19, nuestro objetivo debe ser el de todos, evitar contagios, salvar vidas.

Resulta casi imposible el diálogo, cuando nos topamos con personajes extraños en mesas de negociaciones, o en tertulias mediáticas, dando lecciones sin saber de nada ni tener nada que decir, o los que se empeñan en llevar permanentemente el debate al fango o al insulto.

Además en ese envenenar las posibilidades de diálogo, vemos con tristeza como VOX y el PP acusa con toda la desvergüenza a los demás de todas las cosas que ellos piensan y hacen. Ahora el responsable de todas las medidas que ellos no han tomado, son culpa del Ministerio de Sanidad.

Tal vez, el doctor Simón se refería entre otros a este tipo de sujetos cuando afirmaba que lo que más le preocupaba en estos momentos es la pandemia de gilipollas y sorprende cuando al final ha pasado a la fase 1, cuando se oye a Ayuso amenazar a rebelarse contra el Estado y ha llevado a los Tribunales las decisiones adoptadas.

Reclamo el diálogo en todo momento, con los otros grupos políticos, entre las instituciones, y entre personas cercanas y lejanas. No debemos dejar nunca de estar en alerta para darnos cuenta de todo lo que ocurre en nuestro alrededor, y procurar lograr alianzas, lejos de alarmas inútiles que vayan en favor de todos y superando acuerdos lesivos.

Son momentos en los que es importante elegir bien, y lo más importante para el bien de España, es salvar vidas. VOX y PP buscan con las caceroladas su 15 M. Son una maniobra con el único fin de ir contra el Gobierno de Pedro Sánchez y desestabilizar el Estado de derecho.

Les pediría una reflexión y es que pensaran por un momento que detrás de los datos, números y estadísticas de contagiados, fallecidos, días de hospital y UCI ¿Cuántas historias personales con nombres y apellidos se encierran? ¿Cuántos momentos de sufrimiento e incertidumbre?

Una segunda reflexión sería que en los momentos en los que no estábamos mentalizando con el cambio climático y en nuestra batalla contra materiales y residuos desechables, no perdamos la batalla contra el plástico , ya que muchos de los elementos protectores que utilizamos para nuestra protección como guantes, EPIS , gafas o cartetas son de este material.

Y el pasado 20 de Mayo el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitó una nueva prórroga, que para facilitar el acuerdo con otras fuerzas políticas como CIUDADANOS, fue de quince días en lugar de un mes. En este proceso y casi al final de la sesión se llegó a un acuerdo con Bildu, que abrió una nueva grieta entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con la reforma laboral.

Pablo Iglesias hizo gala del dominio de citas latinas, con la famosa “Pacta sunt servanda”, o lo que es lo mismo “Lo pactado obliga”, lo que hacía exclamar a algunos sorprendidos “Cuanto sabe este hombre”, mientras que Nadia Calviño calificaba de “Absurdo y contraproducente abrir un debate ahora sobre la reforma laboral

El Gobierno en la rueda de prensa del último Consejo de Ministros defendió el pacto con BIldu y reprochó al PP y ERC no apoyar la prórroga del Estado de Alarma, y de forma particular la Ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero acusó a Pablo Casado de desentenderse de la salud de los españoles.

Casado en la continuidad del lenguaje radical, se le olvidan las cosas, y tiene muy mala memoria, como por ejemplo cuando su número tres, como alcalde Vitoria, allá por 2013, tampoco hace tanto, presumía de ser el alcalde que más pactó con Bildu. Y decía que aceptaba propuestas de PNV, PSE y BILDU.

Pero usted don Pablo Casado, está más en el lenguaje grueso de don José María Aznar, que anuncia un auténtico desastre, económico y social, una hecatombre, que es a la que le va a llevar, el gran líder de la guerra de Irak, el 11 M o el que nos dejó en herencia a Rajoy para después dejarle a los pies de los caballos.

En política debe uno conocer bien a los enemigos, los cercanos y los lejanos. El actual Gobierno de Pedro Sánchez debe cuidar a los segundos y no olvidar a los primeros por muy localizados crea tenerlos y en la actuación diaria, por mucha razón que le asista cuidar mucho la coordinación y la comunicación. Necesitamos juntos salir de la pandemia e iniciar el proceso de reconstrucción. Si todos lo hacemos, todos nos beneficiaremos. Para ello, no podemos dejar de DIALOGAR, DIALOGAR Y DIALOGAR.