Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Todos juntos

Cuando estamos en plena Primavera en el segundo periodo del confinamiento por Coronavirus, y el Presidente Sánchez nos anunció con valentía y fortaleza que nos pedía con responsabilidad y sacrificio para un tercero hasta el 26 de Abril. Y no descarta, dando la cara que podría haber más, tenemos que estar todos juntos en la lucha contra el Coronavirus.

Son momentos tristes, por las grandes cosas y porque ya tenemos más de 1.300.000 casos y 73.000 muertos en el mundo. Estamos viviendo la mayor emergencia sanitaría mundial en el último siglo, y qué duda cabe que cambiara nuestra forma de vivir.

Tiempos en los que nuestro ser se revuelve y nuestros memoria emocional se resiente y sentimos el perfume de las canciones y los dibujos y pinturas de Luis Eduardo Aute que nos abandonó el pasado sábado día 4 de Abril.

Más que nunca necesitamos con nosotros el discurso de Estado que hizo el primer mandatario de nuestro País, Pedro Sánchez, y las pinturas musicales o las músicas en colores o carbonciilla de Aute que nos reflejan el universal mundo interior y un rico entorno exterior.

Creo que todavía hay responsables políticos que no han comprendido que estamos ante una pandemia universal, que afecta al mundo entero, que no es algo para que nadie especule y juegue políticamente , no es una estrategia el estar juntos, ni un objetivo reducido o amplio, sino una necesidad, porque nos afecta al conjunto de la humanidad ¿Se enteran o no?

Ante esta profunda reflexión a la que nos enfrentamos como una de las Naciones más importantes de la Unión Europea, sobe la necesidad de que todos afrontemos juntos el abordaje de esta pandemia hacia dentro y hacia fuera, no debemos incurrir en el error de confundir unidad con unicidad.

Desde el respeto a la pluralidad política de nuestro País se hace en estos tiempos que corren más necesario que nunca un Pacto de Estado del conjunto de las fuerzas políticas , capitaneado por los dos principales partidos de España, PP y PSOE , y suscrito por todos los demás.

El Presidente Pedro Sánchez aprovechó su última comparecencia para hacer dos anuncios , reeditar algo que hace cuatro décadas llevo a cabo nuestro País, unos nuevos Pactos de la Moncloa y el otro para la necesaria unidad de Europa , que con esta crisis se la juega, un Plan Marshall de reactivación a escala continental de nuestra Economía.

Créanme ningún ciudadano nos perdonará, que enredemos con sus vidas, con sus derechos y sus aspiraciones de futuro. No tendremos forma de justificarnos ante nadie, si no fuéramos de no colocar por encima de cualquier interés particular, los generales, de los reproches en los medios y en las redes sociales, la batería de soluciones para superar esta crisis que no sólo es ya SANITARIA, sino SOCIAL Y ECONÓMICA.

Si solo hay un camino, la unidad, no logramos entender la posición inútil y de deslealtad del PP, con el señor Casado al frente que parece querer rectificar diciendo que votará a favor de las medidas, quizás porque ve que VOX no le coge el teléfono al Presidente del Gobierno de España y no quiere que la ultraderecha le marque de nuevo la estrategia.

Mientras el PSOE, ahora al frente del Gobierno de España, siempre que nuestro País, gobernara quien gobernara, lo ha necesitado, ha dado un paso al frente nunca se ha puesto de perfil ni comandando el piquete desestabilizador. Ejemplos los hay, pero recordar dos grandes temas, en los que los socialistas estuvieron con el PP en cada momento, el terrorismo y la problemática territorial.

Cuando medio Planeta , más de 4.000 millones de seres humanos están encerrados en sus casas , y muchos se sienten al borde la ansiedad y la angustia, los bulos y las mentiras inundan las redes sociales , y aparecen tuits llenos de porquería sobre la actuación del Gobierno socialista , fabricando todo tipo de información falsa.

Estamos ante un escenario difícil y complicado en la que estamos en cuestión como humanidad y se está produciendo un cambio de civilización. Hay muchos ciudadanos y ciudadanas que tienen que enterrar a sus seres queridos sin poder besarlos, abrazarlos o darles la mano.

No es hora de charlatanes ni de los alquimistas de fórmulas mágicas, ni de inundar España de papel higiénico ni a Estados Unidos de pistolas. Tenemos que luchar unidos y superar sacrificios, siendo resistentes y con moral de victoria sobre el coronavirus.

Son muchos los obstáculos que surgen en el camino de todos, demasiados los problemas que hemos de resolver, algunos de ellos con una gran habilidad y sin alharacas, con habilidad y sin aspavientos, como el resuelto por nuestra diplomacia, Turquía y los respiradores.

Mientras que la Ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, tras sus gestiones como representante de la diplomacia española ha destacado el “gesto de generosidad” de Turquía y afea a la oposición las acusaciones a este país de “confiscar” o “robar” material. Y ahora más que nunca hemos de estar unidos a nivel nacional y europeo, porque como dice la ministra “O el virus mata a Europa o Europa mata al virus”.

Lo cierto es que dialogando ya tenemos los respiradores turcos comprados por las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha y Navarra, mientras por el camino de la confrontación no los tendríamos y si un conflicto servido con un País amigo.

Hubo un día en el que el Gobierno decretó el primer confinamiento y se fue poco a poco endureciendo en sus condiciones, pero casi todos nos preguntamos cómo será nuestra salida de esta situación. Casi todos los miembros de la Comunidad Científica, que el final de esta cuarentena será gradual y progresiva.

Esto nos obliga aún más a ser disciplinados y estar juntos, porque hemos de saber cuánta inmunidad de grupo hemos adquirido e implantar un sistema de detección rápida de nuevos casos por si hay que volver a quedarse en casa. Volver a la normalidad, hemos de mentalizarnos que será poco a poco.

Todavía son muchas las dudas por resolver y las preguntas que contestar. Por eso hemos de ser rigurosos. Tendremos que superar muchos límites, dificultades y barreras de nuestra propia cultura y aprender de aquellos países que casi han salido de la crisis, cuidando la información, la seguridad, la transparencia y la práctica de un gobierno abierto.

Que nadie quiera confundirnos , aunque esta crisis es integral, lo importante y fundamental , es frenar la propagación del virus, , contener la avalancha en los hospitales, sobre todo en las Ucis, curar enfermos y sobre todo SALVAR VIDAS.

Ni podemos precipitarnos, ni relajarnos, ni desunirnos porque volveríamos al punto CERO de partida. Así que, ahora más que nunca TODOS JUNTOS, como País, como Europa y como humanidad. Si lo hacemos venceremos al COVID 19. Nuestra gran fuerza es LA UNIDAD y seguir las instrucciones de quienes nos aportan soluciones y no a los solo nos inundan de reproches y desanimo. Como pueblo entusiasta , hemos ganado muchas batallas y ésta también la ganaremos y lo haremos juntos.