Quantcast
ÚNETE

La mano de Aznar

A pesar de que nuestro País es ideal para desaparecer o morirse, ya que te atribuyen todos los méritos que te negaron cuando estabas vivo o en ejercicio, hay que reconocer que desde las primeras Elecciones democráticas, allá por junio de1977, o sea cerca de 43 años y hasta el momento actual hemos tenido siete Presidentes del Gobierno, incluido el actual, el socialista Pedro Sánchez.

Aunque nos parezca mentira 217 españoles y españolas han ostentado el honor y el orgullo de representar a todos los españoles y españolas en diferentes carteras ministeriales , 162 hombres y 55 mujeres y 4 partidos políticos han estado presente en la Mesa del Consejo de Ministros durante estas más de cuatro décadas , representando a UCD, PSOE, PP y UNIDAS PODEMOS.

Otro día haremos un análisis sobre los diferentes Gobiernos de la democracia, la personalidad de sus Presidentes y el perfil de los miembros de su Ejecutivo. Hoy vamos a ser más concretos y humildes, no por eso carentes de importancia en nuestras reflexiones y análisis.

Siempre, desde el principio de los tiempos democráticos de la derecha en nuestros País, bajo las siglas de AP con raíces en el posfranquismo o del PP con los descendientes del mismo, había estado allí, agarrado a la mano de Fraga o meciendo la cuna, José María Aznar es la constante de la derecha española en las cuatro últimas décadas.

Si hacemos un análisis cronológico de las derechas en sus diferentes versiones y orígenes, hemos de recordar que mientras UCD fue fundado oficialmente el 3 de Mayo de 1977, y la extinta AP se creó el 5 de Mayo del mismo año y el actual PP surgió el 20 de Enero de 1989.

A partir de esa fecha ha habido otras experiencias, muchas de ellas menores o desaparecidas dentro del campo de la derecha, de la que caben destacar dos jóvenes supervivientes, la de CIUDADANOS, el 9 de julio de 2006.y que va paso a paso hacia la derrota final y la irrelevancia, y la de VOX el 17 de Diciembre de 2013, que no sabemos si ha llegado a su techo y se estancará o continuará creciendo.

Pero nuestro personaje, uno de los ex Presidentes aún vivos, fue el cuarto en ostentar el poder y en esto de las valoraciones, las hay para todos los gustos, y siempre hay que recordar la que acuñó el socialista, Felipe González con esa famosa frase que los ex presidentes son “como jarrones chinos en apartamentos pequeño. Todos les suponen un gran valor, pero nadie sabe dónde ponerlos y, secretamente, se espera que un niño les dé un codazo y los rompa”.

Pero tampoco vamos a hace un estudio para una tesis electoral sobre quienes han sido inquilinos de la Moncloa, que ostentaron el máximo poder político y conocieron el Estado desde todos los ángulos, desde los más brillantes hasta los más oscuros, y están obligados a guardar grandes secretos. Un papel importante y apasionante, investido de responsabilidad y lealtad hacia nuestro País.

Vamos a centrarnos en José María Aznar y su papel como líder de la derecha española, sobre todo el qué ha proyectado de sí mismo, el cómo ven los demás lo que ha hecho, el quien es el personaje, el cuándo ocurrieron los hechos y en qué medida contribuyó a transformar para bien o para mal la vida de España, y sobre todo la de los españoles y españolas.

Tomamos esta decisión cuando se hace público que el Gobierno del PP gastó, ni más ni menos que 500.000 euros en fondos reservados durante 2013 y 2015 a la policía política, para espiar a Bárcenas, operación que denominaron, Operación Kitchen, y en la que intentaron recuperar y destruir pruebas que comprometían a gran parte del Gabinete de Rajoy, pero tengan ustedes la completa “seguridad” que ni él sabía nada y que lo que acaba de enterarse por la prensa...

Desde que don José María, siendo un adolescente se incorporó y militó en el Frente de Estudiantes Sindicalistas, una organización falangista de orientación católica hasta su salto a la política de la mano de AP y terminar siendo el líder indiscutible del PP y Presidente del Gobierno de España, no ha dejado de ser la mano que ha mecido la cuna de la derecha.

Esla misma persona que escribió en contra de la Constitución de 1978, que hizo famoso el “Váyase señor González” la misma que siendo Presidente nos metió en la Guerra del Golfo y nos mintió diciendo que había unas armas de destrucción masiva en Irak que jamás aparecieron.

Es también quien tiene imputados la mayor parte de quienes fueron sus ministros, la que hizo de la boda de su hija Ana, un enlace de Estado, casi un enlace Real, el mismo que cuando el 11 M de 2004 mantuvo que había sido ETA, cuando todo apuntaba como después se demostró que era un crimen masivo del terrorismo yihadista. También tuvo su época en la que los nacionalistas no eran tan malos y “hablaba catalán en la intimidad”.

En su día Fraga le dio el relevo al frente del PP rompiendo una carta que don José María le había entregado bajo el lema de “Ni tutelas, ni tu tías“, usted se marchó dejando el poder a Rajoy, aunque a decir verdad no era su candidato , sino Rato, que ya ven ustedes lo que pasó después.

Recuerda don José María que afirmo usted aquello de “la decisión de marcharme es completa. No me voy a medias“ y añadió que “Mariano Rajoy era una persona en que se podía confiar. Una persona sensata y cabal”. Sin embargo durante cerca de ocho año se dedicó usted a moverle la cuna y marearle el patio.

Rajoy tras no superar una moción de censura; que aupó a la Presidencia al socialista Pedro Sánchez; cedió los trastos en el último Congreso a Don Pablo Casado, Mientras que en el PP al fraguismo le sucedió el aznarismo y a éste teóricamente el marianismo, ¿Qué es lo que hay hoy?

Pues no se puede decir que el casadismo, sino que el aznarismo que siempre ha manejado los hilos de los aparentes protagonistas, ahora vuelve claramente el camino a seguir y el último de los consejos de Aznar, tal vez mirando las encuestas de diferentes orientaciones y que los números no salen, insta a su discípulo a trabajar por la unidad, ya que una división del centro derecha da la victoria a la izquierda y los nacionalistas.

Y así en la última entrevista del Señor Casado en la RTVE, repite cual papagayo siguiendo lo marcado por su maestro la unidad de en el PP de todo el centro derecha para “volver a ganar a la izquierda”, pero a la vez en una actitud irresponsable de judicializar la vida política amenaza con llevar a Sánchez a los tribunales por “prevaricación” si no destituye a Torra, cuando sabe perfectamente que en este momento eso no es posible.

Llegado este momento, podemos constatar que la mano de Aznar no ha dejado de mecer la cuna de la derecha desde que Fraga lo propulsó, y que ahora ante la usencia de liderazgo político de don Pablo Casado saca pecho y se muestra a las claras, sin necesidad de utilizar la FAES.

Sin embargo cabe hacerse cuatro preguntas ¿Es la estrategia acertada hacerle caso a don José María? ¿Estará don Pablo dispuesto a abandonar la senda de la radicalidad que le marca VOX y cambiarse a la del señor Aznar que no es partidario de dialogar con el Gobierno los Pactos de Estado? ¿Será valiente y para tal cosa no le importará poner en peligro los Pactos autonómicos con CIUDADANOS Y VOX?

¿Llegará algún día el PP de la mano del tándem Aznar- Casado a ser una derecha moderna y europeísta o permanecerá anclado en un pasado y unas telarañas de las que no es capaz de liberarse? El tiempo nos lo dirá. Sería bueno para España, pero los hechos no nos dan mucha esperanza. Como ha dicho recientemente la Presidenta del Congreso Meritxell Batet que ha afirmado “Los consensos no se hallan, se construyen usando la palabra”.

Deberían estar más atentos a las palabras del Jefe del Estado, el Rey Felipe V en su discurso de apertura de la XIV Legislatura. ”España no puede ser de unos contra otros” y sepan distinguir la discrepancia del enfrentamiento, y no se olviden que si quieren aspirar a una mayoría social han de abandonar la crispación y practicar la moderación.