LA ZURDA

Avanzar, no bloquear

No se va a romper España, no se va a romper la Constitución. Aquí se va a romper el bloqueo al Gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles. Era necesario que el aspirante a la Presidencia del Gobierno de España, lo afirmara desde el principio. Y así lo hizo.

Estas fueron las primeras palabras del actual Presidente Pedro Sánchez, cuando el pasado sábado día cuatro iniciaba su intervención ante el Congreso de los Diputados. Lo hizo de forma serena, pero clara y contundente. El sábado día 5 tuvo que aguantar todo tipo de insultos y provocaciones de la bancada de la derecha.

El pasado martes día 7 de este recién estrenado Enero de 2020, el candidato socialista fue elegido por mayoría simple de la Cámara Alta, solo por dos votos de diferencia. No voy a hacer ni una crónica ni un análisis de esta Sesión de Investidura en dos etapas. Inevitablemente me repetiría con otros articulistas y tertulianos, y además les cansaría.

Por eso permítanme algunas reflexiones que saco tras haber sido testigo de estos importantes jornadas en nuestra historia democrática reciente. Y si les parece podría sintetizarlo en una especie de decálogo para la reflexión y que nos sirva para que tomemos buena nota de lo que debemos hacer y lo que tenemos que evitar.

1.- España necesitaba un Gobierno que le diera estabilidad política y salir de la provisionalidad y el estar en funciones. Lejos de las tácticas y estrategias que beneficiaran a cada cual. Por tanto exigía RESPONSABILIDAD y GENEROSIDAD por parte de todos.

La izquierda esta vez supo estar a la altura y colocó a las personas por delante de los partidos, al interés general por encima del particular, a mejorar la vida de la gente en lugar de buscar el beneficio electoral. La derecha continúa en el mismo empecinamiento, todo lo que no sea gobernar ellos es malo.

2.- Por primera vez en los últimos cuarenta años de democracia tendremos un Gobierno de Coalición progresista, liderado por el PSOE con el acuerdo de UNIDAS PODEMOS y el apoyo de otras fuerzas políticas. Esto no es admisible democráticamente por la derecha y la ultraderecha en la que España ya está rota y que ellos son los salvadores, para lo cual van a profundizar en intentar bloquear la gestión, devaluar a la institución y desgastar y debilitar al Gobierno.

3.- No nos podemos ni debemos olvidar que hemos entrado en una nueva etapa política, en la que la fragmentación partidista del Congreso, exige una actitud completamente distinta a los muchos años de bipartidismo, y que por primera vez la ultraderecha es la oposición que va a intentar monopolizar el discurso, y el Gobierno tendrá que hacer un doble esfuerzo de diálogo y responsabilidad.

También tendrá que buscar nuevos métodos para hacer llegar con claridad los mensajes y buscar la complicidad de la calle, desenmascarando todas las mentiras y las falsas noticias que pone en marcha la derecha con sus tres caras, PP, CIUDADNOS Y VOX.

4.- La sesión del pasado día 5 de Enero fue el anuncio de la estrategia que piensa poner en marcha la derecha y la ultraderecha , creando una atmósfera de crispación, convirtiendo a los adversarios en enemigos , adoptando posiciones fanáticas y pretendiendo trasladar a la calle esa irracionalidad e intolerancia.

El lenguaje grueso y ofensivo es un síntoma de esta oposición, en la que se ha dicho de todo para embarrar el escenario político, desde hablar de fraude electoral, felonía, asesinos, ataque a la soberanía, venta de España, arrodillados, charlatán, villano de cómic, mentiroso, timador o golpe de Estado por poner solo algunos de los muchos ejemplos del verbo que intenta infundir odio y miedo. Los guionistas y estrategas del trifachismo han agotado el argumentario y el diccionario e intentará repetirlo una y otra vez para generar una sensación de catástrofe.

5.-Pero no debemos olvidar que el ruido no se apaga con más ruido ni las mentiras, con más embustes, sino con sosiego, tranquilidad y calma, y desenmascarar a quienes pretenden alterar la normalidad democrática. Tampoco el Gobierno progresista debe incurrir en las trampas y provocaciones que les van a tender permanentemente para formar parte de los problemas y no de las soluciones.

Ya lo ha verbalizado Casado de muchas maneras así en la propia sesión cuando dijo “No habrá recurso que no utilicemos para que usted no pueda acabar con España” .Debería aclarar dos cosas ¿Quién realmente quiere acabar con España? ¿Cuáles son los medios que están dispuestos a emplear?

6.- Incluso, como ha confesado públicamente la señora Arrimadas pedía a gritos un valiente que se pasara a las filas del NO a la investidura a Sánchez, y es que lo que no soportan como decía el Presidente Sánchez no es la afrenta al Rey como Jefe del Estado, sino no gobernar. No olvidemos que Sánchez fue el candidato propuesto por el Jefe del Estado.

Esta invitación al tamayazo de la señora Arrimadas, ha tenido diversas modalidades como la presión y la extorsión al diputado de Teruel Existe; Tomas Guitarte. Hay que quitarse el sombrero por la fortaleza y la coherencia de esta plataforma, que ha sabido mantener su palabra.

7.- Una vez más la derecha española, lejos de sus compañeros europeos han hecho participar a la Jerarquía Eclesiástica y el Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, el señor Cañizares, pide a los cristianos que aviven” su “vida de oración por la coyuntura concreta” que vive el País.

Solo dos preguntas ¿Saben ustedes que vivimos en un Estado laico y aconfesional, y la segunda quien les ha pedido vela en este entierro para que tomen partido? Deberían ser más cuidadosos, muchos de sus creyentes son votantes del PSOE y UNIDAS PODEMOS.

8.- Todos deben reflexionar sobre las palabras pronunciadas por el Presidente Pedro Sánchez en su discurso de investidura, y que ni podemos ni debemos “Trasladar más división a la calle, más discordia a las empresas, más desencuentro a las familias”. Ser capaz de hacer eso es verdaderamente patriotismo.

No podemos consentir que nadie, y sobre todo la derecha y la ultraderecha tengan la tentación de con el parapeto de España, de dividirnos y fragmentarnos más, no convertir los debates en duelos, las diferencias en enfrentamientos.

9.- Superada con miles de dificultades la investidura, ahora viene lo más difícil, gobernar, y la ciudadanía quiere que las promesas que les hicieron se cumplan, y que aquellos que exigieron tenga respuesta. Para ello, la mayoría progresista de este País ha de saber poner por encima de todo los intereses de la ciudadanía y dotarnos de un Presupuesto.

Si no hacemos eso, todo habrá quedado en retórica y no habremos sido capaces de hacer avanzar a nuestro País y darle una respuesta eficaz a los problemas y demandas de la gente .Seamos coherentes y sensatos. Gobernar es tener Presupuestos para ofrecer respuestas a las preguntas.

10.- Estamos en unos momentos complicados y difíciles, y todos hemos de saber estar a la altura. Entre quienes solo quieren desgastar al Gobierno o los que ignoran el bien común, debemos estar aquellos que somos capaces de dialogar y plantear propuestas de solución.

Si no somos capaces de superar el fanatismo y el frentismo, estaremos llevando a España, a un callejón sin salida, a darles todas las cartas a los doctores del bloqueo frente a los magos de las soluciones. Seamos consecuentes y coherentes, y no nos dejemos arrastrar sin ser capaces de pensar y dialogar.

Ahora toca sacar unos Presupuestos Generales, Gobernar y poner en marcha las medidas del acuerdo para España de la Coalición Progresista, PSOE y UNIDAS PODEMOS, y como dice el Presidente Pedro Sánchez, “moderación y progreso”.