ÚNETE

Hagamos que pase

Hay cosas que nos gustarían que pasaran y no ocurren, y otras que si suceden dependen única y exclusivamente de nosotros. En los últimos días el lema del PSOE, de HAZ QUE PASE, ha levantado todo tipo de comentarios, a favor y en contra.

Los del PP, no perdieron la ocasión para hacer videos, críticas y memes, y están en su derecho de criticar lo que les venga en gana. Lo triste es que salvo ir contra Sánchez y oponerse a las políticas de igualdad, su programa es seguir lo que les dicta VOX.

Por eso, padecemos demasiado los horrores de las mentiras, los errores en los conceptos de una sociedad democrática y la continuación de las manipulaciones, lo que hace más necesario utilizar el sentido común y recuperar el terreno perdido, para no perder la capacidad de innovar.

Para hacer que algo que deseamos pase, no solo hemos de estar conectados sino comunicados. Lo primero que hemos de plantearnos en unas Elecciones si queremos que pase lo que consideramos que es lo mejor para todos es ir a votar. Si no lo hacemos, probablemente dejaremos el espacio a otros para que lo aprovechen.

Entre humores a domicilio y secretos públicos, hay una gran parte de la sociedad española que queremos que pase, y seguir avanzando, no dar ni un solo paso atrás, ni para coger impulso. No entendemos como hay políticos que están continuamente desdiciéndose.

En unos momentos en los que todas las encuestas, hasta las de las empresas más conservadoras dan como ganador al PSOE, incluso una enorme recuperación del PSC, que está a punto de convertirse en la primera fuerza en Cataluña a escasa diferencia de ERC., es cuando menos hemos de confiarnos y cuando más hace falta el compromiso de todos cuantos quieren que España avance y no retroceda.

Desde una óptica progresista cuando hemos de felicitarnos porque se han logrado que las personas con discapacidad intelectual, unas 100.000 en toda España puedan votar. Y créanme, quienes llevamos décadas luchando porque esto sea posible, es una enorme ALEGRÍA.

Si no queremos como dice Pedro Sánchez que las derechas sumen y reduzcan al mínimo el Estado del Bienestar, hay una vacuna potente y efectiva para que hagamos que pase, MOVILIZACIÓN, MOVILIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN.

Si lo logramos que como aspira el líder socialista, gobierne sin necesidad de apoyos, será también la mejor manera de continuar luchando contra la desigualdad. Lo hemos visto y comprobado como en apenas diez meses y con tal solo ochenta y cuatro diputados, el gobierno del PSOE ha adoptado medidas sociales que hacen de España un país más justo y mejor.

Tenemos que hacer que pase para lograr una España del conocimiento, con una Educación y Formación Profesional de calidad sin exclusiones, con un Pacto de Estado por la Educación y lleguemos al 5% del PIB en 2025.

Hagamos que pase para reforzar la profesión docente y las condiciones de trabajo del profesorado, modernizando el sistema de becas y avanzando en la gratuidad de las escuelas infantiles, impulsando un plan contra el fracaso y el abandono escolar, la Formación Profesional y las posibilidades de aprender durante toda nuestra vida.

Sería deseable que ocurriera e hiciéramos que pasara. Para que nuestro País fuera dentro del marco de la Europa desarrollada un espacio de competitividad y oportunidades, en el que resulte posible un Pacto de Estado para la Ciencia con una nueva Ley de Universidades, que garantice la gratuidad de las primeras matriculas en los estudios de grado de las Universidades Públicas.

Nos gustaría que fuera posible para que España se situara de nuevo, al menos donde estaba, antes del Gobierno del PP de Rajoy, y miráramos hacia el futuro, a través del emprendimiento. las nuevas tecnologías, la investigación y la innovación.

Sería muy recomendable que hiciéramos que pasara para que además de un Pacto de Estado por la Cultura, exista una ley de Ordenación de las Enseñanzas Artísticas y una de Mecenazgo que incentive y favorezca el apoyo a la producción y el consumo cultural.

Es bueno y deseable que suceda, para que los próximos Presupuestos Generales del Estado, tengan dos grandes objetivos el blindaje del Estado del Bienestar y el fomento de la inversión productiva, además de impulsar un Pacto de Estado para reformar el Sistema de Financiación Autonómica y de los Ayuntamientos.

Tal vez, quienes más ganas tengan de que suceda sea el conjunto de los trabajadores y trabajadoras españolas, que podrían disfrutar un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI, un aumento gradual del Salario Mínimo Interprofesional o un Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos.

A lo que habríamos de añadir un Plan Nacional de Empleo, con nuevas fórmulas de políticas activas siguiendo las mejores prácticas internacionales y con una atención más personalizada, el Estatuto del Becario fomentando su retribución y la modificación de la ley de Prevención de Riesgos Laborales, para adaptarla a los nuevos tiempos, además de un marco estratégico para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, así como oportunidades para trabajar y vivir en familia.

La España vacía, que cada día, a pesar de los equipamientos y servicios lo está más, necesita que pase, para que se aborden con seriedad y valentía los problemas del medio rural y el reto demográfico como claves para la cohesión territorial.

Cualquier ciudadano o ciudadana de a pie entiende que para que nuestro País continúe avanzando son necesarias unas infraestructuras modernas y seguras, así como una redistribución de la riqueza que nos permita el crecimiento en armonización con el desarrollo europea. Por eso, necesitamos que pase.

Y también, porque hace falta un Gobierno valiente, limpio, y decidido que luche con fuerza contra la corrupción y el fraude, que consolide nuestro Estado del Bienestar en todos sus aspectos, nos garantice unas pensiones dignas y respete los derechos de la infancia.

Vamos a hacer, entre todos y todas que pase para que hagamos posible una España feminista, que promueva un pacto de Estado integral por la Igualdad y contra el machismo, en el que se desarrollen todos los aspectos sociales, culturales, jurídicos, psicológicos, sanitarios y retributivos.

Hagamos que pase para que España ocupe un lugar de liderazgo de defensa de nuestro Medio Ambiente, en la que estemos preparados para la transición energética y ecológica, una movilidad más eficiente y sostenible, una adecuada política de agua, una estrategia de Economía Circular y de Turismo Sostenible., así como un Pacto de Estado por la Industria.

Para que España vuelva a ser de nuevo, el escenario europeo de los nuevos derechos y libertades, hemos de hacerlo posible que ocurra, para que se cumpla el derecho constitucional a una vivienda digna y asequible... De igual manera la extensión y consolidación de derechos para la ciudadanía.

Como culminar la reforma constitucional para limitar los aforamientos, la Carta de los Derechos Digitales, una estrategia nacional para la lucha contra la desinformación, regular lo que está pidiendo y reclamando el 80% de la población que es Ley de la Eutanasia y una muerte digna, al igual que un Plan de Modernización de la Justicia.

España, necesita que suceda para que la Administración Pública sea moderna y transparente, recuperemos nuestra influencia en la Unión Europea y estemos abiertos al mundo, reforzando nuestra presencia en todos los Organismos internacionales.

Aunque todas las encuestas, incluida la última macro del CIS otorgue la victoria al PSOE, hay demasiado voto oculto e indeciso y nadie puede quedarse en su casa. Todo el mundo debe ir a votar. La confianza no puede desmovilizar al electorado progresista y si queremos ganar el futuro, antes tendremos que votarlo.

Hagamos que pase para que España avance y no retroceda, para que no vuelva el PP y el señor Casado crispe la convivencia entre los españoles que diga cosas tan miserables como que el Presidente socialista, Pedro Sánchez “prefiere manos manchadas de sangre a manos pintadas de blanco” y que la derecha no tenga ocasión de poner en practica políticas que provocan una involución democrática.