Quantcast
ÚNETE

Del azul al naranja

No voy a hablarles de la significación psicoanalítica de los colores, ni del cine y la psicología cromática. Tampoco voy a incurrir en la trampa de quedarme atrapado en la paleta de un pintor para formar parte de un cuadro, ni ser alma de una vidriera llena de las luces y reflejos del sol.

Nuestro mundo pasa por momentos convulsos con el binomio Trump-Putin, y el aditivo Kim-Jon-Un, el Presidente de Corea del Norte. También es un motivo de preocupación democrática el incremento de la ultraderecha en el conjunto de la Unión Europea. En España estamos en una batalla entre el azul y el naranja, las dos derechas, que pugnan a ver quién es más cafre políticamente.

De Casado a Rivera, de Pablo a Albert, luchan diariamente a ver quién dice mayores disparates. Parecen hermanos gemelos, quizás porque son casi de la misma edad, uno tiene 38 y otro 37 años. Les dejamos que ustedes lo averigüen .Pero es que además se parecen, tienen la misma pinta de “niños pijos” y créanme, de un tiempo a esta parte dicen cosas muy parecidas.

Hubo una época en la que Pablo, no sabía que iba a ser de su futuro: Ni a soñar que se echara, pensaba que podía convertirse en el rival de Soraya y el sucesor de Rajoy. Solo era líder de Nuevas Generaciones. Hoy, don Mariano está incorporado a su actividad profesional y la señora Sáenz de Santamaría en expectativa de destino.

También las hojas del calendario nos trasladan a aquel 2006 en el que apareció completamente desnudo, Don Albert, en un cartel electoral, ni los tres años anteriores entre el 2003 y el 2006 , en los que estuvo afiliado al PP. Hay que reconocer que la hemeroteca es muy “hija de puta”.

Además como cada hijo de vecino, tremendamente preocupado por su currículum, como por arte de magia y ardid milagroso, el señor Rivera, ha hecho desaparecer de su biografía un master y un doctorado ¡Toma ya¡ Eso se llama, adecuación de los recursos personales a las circunstancias ambientales.

Pero no se trata de poner a nuestros líderes de la derecha azul o naranja, colorados, ya que siguen mintiendo además que cometerán pecado mortal, se pondrán rojos, que es lo que peor que le puede suceder a un miembro respetable de las opciones conservadoras.

Mejor será, que los juzguemos, no solo por sus actos. Han tenido acercamientos y alejamientos a lo largo de los últimos años, sino por lo que han dicho. Sus palabras les delatan, y denuncian lo que piensan y defenderían no solo desde la oposición, sino lo más grave desde el GOBIERNO.

De todos modos , en esa carrera desenfrenada de conseguir el estrellato de la derecha y a ver quién es más extremo y radical en sus manifestaciones , no se terminan de distinguir muy bien quien es el original y cual la copia, aunque la veterana Celia Villalobos refiriéndose a Albert Rivera dijo “Para copias, me quedo con el original”.

O aquellas otras en las decía que veía a su jefe, Pablo Casado “Excesivamente escorado a la derecha”: Menos mal que no lo dice este articulista, sospechoso de ser un rojillo sin remedio sino que es la líder conservadora, que en otra ocasión expresó “Que aunque el nuevo Presidente del PP no era de extrema derecha, si muchos de quienes le rodean”.

Ambos dos, Albert y Pablo, se abstuvieron en la votación en el Congreso al decreto para exhumar los restos del dictador Franco de la Basílica del Valle de los Caídos, situación que sería impensable en ninguno de los países de nuestro entorno europeos., los dos son bien vistos por los poderes económicos del IBEX 35 y la caverna mediática ,y han tenido y mantenido una especial relación con uno de los miembros de la Foto de las Azores, que fue el símbolo de los neoconservadores en España, don José María Aznar.

Eso sí mientras que Albert Rivera le hubiera gustado ser el nuevo Adolfo Suarez, don Pablo tiene su ídolo en Aznar, el líder de CIUDADANOS, empezó queriendo aglutinar al centro derecha, el PP no disimula y cada día a través de del señor Casado se parece más a las tesis más reaccionarias que empiezan a resurgir en Europa.

Los años deberían dar solera y sabiduría, pero en algunos casos, es un ejercicio inútil. Así mientras que AP nació en 1976 y se refundó en 1989 como PP, lo que les sitúa en el horizonte entre los 29 y los 42 años, en tanto en cuanto CIUDADANOS es un partido relativamente nuevo que surgió en 2006 , o sea hace 12 años.

Casado nos ha dejado para la historia pensamientos y opiniones que podrían ser suscritas por cualquier miembro de la ultraderecha europea, como referirse a los familiares y miembros en defensa de la memoria histórica de “Están todo el día con las fosas de no sé quién” o llamar “imbécil y subnormal” a Javier Barden o que los jóvenes de Mayo del 68 “se aburrían” y los del 15 M querían “una segunda residencia”.

Usted , don Pablo, además de ser muy de derechas es un gran ignorante, y no lo digo por los trajines de su currículum , sino porque los de las fosas a los que usted se refiere despectivamente, lo único que quieren es enterrar dignamente a sus familiares , a don Javier Bardem , al que usted no valora es uno de los artistas españoles de mayor prestigio internacional y cuando se refiere usted a los jóvenes , parece mentira que los tenga en tan poca estima , habiendo sido usted el Secretario General de la NNGG.

En cuanto a don Albert Rivera, ha perdido los nervios, el espacio y el tiempo, y cuando le dice a su colega Casado, “que no se obsesione o pierda los nervios”, es a él, al que le ocurre aquello de lo que acusa.

Hasta el final de sus días en la Política, estuvo apoyando a don Mariano Rajoy y sus políticas, y en el colmo de la incoherencia Rivera miente sin sonrojarse y señala que no considera “su enemigo” al PP , porque afirma que “Nuestros verdaderos enemigos son los populistas y los nacionalistas “. No es posible, ¡Ellos mismos!

Y para colmo de entuertos, Rivera, critica a Casado y el PP en su campaña a la Ley del Aborto “No sé a qué viene ahora eso. La sociedad está en otra cosa. CIUDADANOS va a estar en los grandes debates, en los que une a la sociedad, no en los que la divide”.

En esa carrera entre la compulsividad y el desenfreno a ver quién alcanza las mayores cotas del facherío, las derechas del azul al naranja, se han planteado un objetivo obsesivo y revolucionario, “abatir a Sánchez”. Para tal fin, emplean el vale todo, en especial la mentira y el insulto. Saben que si el Presidente se consolida les quedarían muchos años de banquillo en la oposición.

Ambos, Casado y Rivera, son capaces , en el mayor de los cinismos de decir una cosa y al momento la contraria, gritan mucho España , pero no demuestran tener sentido de País , y su objetivo es mejorar las encuestas y meterse uno a otro el dedo en el ojo, porque cuanto más débil esté uno más fuerte se sentirá el otro.

En este puzzle de casos y cosas, este País, necesita un Gobierno socialista como el de Pedro Sánchez, en el que lo fundamental sea blindar el Estado del Bienestar, que garantice la justicia social, que arbitre los mayores recursos para recuperar la igualdad, que sea coherente, dialogante, ambicioso para mejorar España dentro de Europa y realista a la hora de plantear sus objetivos de futuro.