Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Blindar el bienestar

Solo han pasado dos meses desde que Pedro Sánchez accedió, tras una moción de censura, a la Presidencia del Gobierno de España. Y cuando apenas se han cumplido sesenta días, cuando lo tradicional es hacer el primer balance a los cien. El líder del PSOE ha presentado una gestión que ha sido la mejor dentro de lo posible.

Tras el último Consejo de Ministros , el Presidente compareció ante la prensa en vivo y en directo, sin plasma y sin censura para que los periodistas preguntaran todo lo que quisieran, y como corresponde a un País democrático como el nuestro, así lo hicieron.

No vamos a tener la tentación de reproducir en este artículo de opinión, las cuestiones planteadas al Presidente y cuales fueron su respuesta, demostraría mucha comodidad y poca imaginación. Sin embargo, si me gustará meterme en las tripas de lo que dijo Pedro Sánchez y hacer mi análisis particular.

Y en tan solo dos meses, lo que ha impregnado por encima de todo la acción del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, ha sido BLINDAR EL BIENESTAR, y esto es doblemente meritorio, ya que se ha hecho con el Presupuesto aprobado con el ejecutivo del PP.

No solo ha sido el gobierno con el mayor número de mujeres y en responsabilidades importantes, sino que en estas escasas ocho semanas, según el Presidente ha supuesto UN CAMBIO DE ÉPOCA. Cierto es que en el año que tenemos por delante asistiremos a todos tipo, de sondeos, encuestas y barómetros electorales como el último del CIS.

Resulta curioso cómo cambian las cosas según los tiempos, y si hace apenas cuatro meses el PSOE era la cuarta fuerza política, ahora es la primera y con nueve puntos de diferencia sobre el PP y CIUDADANOS, y si hace un año PODEMOS reunía todas sus energías en liquidar a los socialistas y en convertirse en la única izquierda de España, ahora es un socio que duda sobre su utilidad e intenta buscar su sitio desde la cuarta posición.

Dentro del PSOE, saben que como buen deportista, el objetivo del Presidente no es aguantar y resistir todo lo que se pueda, sino ganar los partidos, por lo que tratará mientras esto sucede y resuelve el dilema de convocar elecciones en otoño o primavera, que lo importante no es AGUANTAR sino AVANZAR.

En este camino cumpliendo con el Pacto de Estado contra la violencia de género o reformando el Código Penal para que exista el consentimiento expreso en las relaciones sexuales, demostrando que existen otras políticas migratorias europeas con perspectiva humana o devolviendo los derechos y libertades que recortó el PP.

También y en tan solo sesenta días, está demostrando que apuesta por una transición ecológica de la economía, que se pueden promover con el diálogo nuevos derechos, como la regulación de la eutanasia, a la vez que defender una fiscalidad justa, un mercado inmobiliario equilibrado.

Marcarse como prioridad que la infancia es lo primero y la defensa de una nueva senda estabilidad para luchar contra la desigualdad. No va a ser una camino fácil y en muchos momentos se echará en falta una visión de Estado por parte de algunos actores políticos, que no colocarán los intereses generales de todos los españoles y españolas por encima de los partidarios de cada cual.

Todas las fuerzas políticas se mueven en estos momentos entre campañas de marketing y lavados de imagen, entre lo que dicen las encuestas y sus expectativas electorales, abriendo caminos e intentado construir o destruyendo puentes y quemando al adversario.

Los tiempos que corren son complicados y difíciles. No obstante, no me negaran que sorprende el ver en un frente común contra el Gobierno de Sánchez a personajes tan aparentemente dispares como Casado, Rivera y Puigdemont, que quisieran ver muerto políticamente hablando al líder socialista.

Tan es así que el poder mediático más ultramontano y el independentismo más transalpino quieren hacernos creer que Sánchez tiene algún tipo de trastorno mental. Quizás porque les inquiete que tenga las ideas tan claras, con “Una hoja de ruta muy precisa y definida”.

Hemos de aprender a diferenciar la información de la intoxicación, las apariencias de las esencias, las fotos de las realidades, y las mentiras de las verdades. Como por ejemplo, las del señor Casado con referencia al problema de la inmigración, al que por cierto la juez ha decidido elevar al Tribunal Supremo, la investigación del caso master al ver indicios de delito.

Los españoles y españolas, en los tiempos en los que vivimos, tenemos muy fácil comprobar que Casado miente, y lo hace con toda la intención, no por despiste. “NI Sánchez se hizo una foto con migrantes en Valencia, ni quienes han llegado a nuestros puertos son violentos, ni vienen por millones, ni nadie ha dicho que haya papeles para todos”.

Quienes, cuando el Presidente decida, que es quien tiene la potestad constitucional , vayamos a votar, lo haremos en libertad y democracia , sin que nadie nos meta una bola, y con la seguridad de que lo haremos pensando en lo mejor para nuestro País , “No somos tontos y además sabemos lo que queremos”.