HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Conferencia Internacional Obrera de París de 1886


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

En París en 1886 aprovechando la segunda Exposición Internacional Obrera, patrocinada por el Gobierno francés, en plena Tercera República, se convocó la segunda Conferencia Internacional Obrera (la primera es de 1883).

La Conferencia se celebró entre los días 23 y 29 de agosto en el local de la Bolsa de Trabajo de la capital francesa, asistiendo delegados británicos, franceses, belgas, noruegos, austriacos, austrlianos y alemanes, siendo los más numerosos, lógicamente los representantes franceses de cámaras sindicales y grupos corporativos. Entre los representantes destacaron dos personajes fundamentales del socialismo belga, Anseele y De Paepe.

El corresponsal de El Socialista español explicaba que el propósito de la Conferencia era asegurar el predominio dentro de la clase obrera de las posturas más conservadoras, en relación con el posibilismo, por lo que se había invitado especialmente a representantes de las Trade Unions inglesas, que eran conocidas por su espíritu conservador, nada socialista ni internacionalista. Pero, al parecer, la Conferencia había terminado por derivar hacia posturas avanzadas, considerando que se había producido un avance en relación con la anterior de 1883.

En ese sentido, el gran representante del posibilismo francés, Brousse, al ver el giro de los acontecimientos, dimitió como delegado a las pocas sesiones y abandonó la Conferencia.

El cambio se debería, sobre todo, a la enérgica actitud de delegado belga Anseele, secundado por el alemán Grimpe, que planteó que no se podía acudir a un congreso de obreros socialistas y menospreciar al socialismo como lo hacían los delegados británicos, porque constituía una traición o una profunda ignorancia. Brousse, antes de irse, no tuvo mucha fuerza en la contestación, y los tradeunionistas, después de algunas vagas explicaciones, decidieron regresar a Inglaterra.

Así pues, en vez de pedir la limitación de la jornada laboral de las mujeres y los niños, la Conferencia había ido tan lejos como en el Congreso del Partido Obrero Francés, celebrado en 1884, no sólo en materia de protección social sino en la cuestión del salario.

Así pues, se aprobaron las siguientes cuestiones:

.1. Prohibición del trabajo de niños menores de catorce años.

.2. Protección especial para los niños mayores de catorce años y para las mujeres.

.3. Fijación en ocho horas de la jornada de trabajo con un día semanal de descanso.

.4. Prohibición del trabajo nocturno, con excepciones.

.5. Obligación de establecer medidas sobre higiene y salubridad de los locales de los centros de trabajo.

.6. Prohibición de ciertos ramos de la industria y de ciertos sistemas de fabricación que eran perjudiciales para la salud del obrero.

.7. Responsabilidad civil (pecunaria) y penal de los dueños de talleres y fábricas en caso de accidente.

.8. Inspección de los distintos centros de trabajo por medio de inspectores, que debían seguir elegidos por los obreros, además de ser retribuidos por el Estado o por los Municipios.

.9. Reglamentación del trabajo en las prisiones, con el fin de no generar competencia de la industria privada.

10. Establecimiento de un salario mínimo en todos los países para que el obrero y su familia pudieran vivir dignamente.

El corresponsal consideraba que se había avanzado mucho en relación con el Congreso de 1883, esperando que en el próximo Congreso se constituyese ya la Asociación Internacional de los Trabajadores.

10 de septiembre

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider