Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Las escuelas públicas, privadas y la educación democrática en Rafael Martínez (1930)


Rafael Martínez (1872-1940) es ya un conocido del lector de El Obrero y del interesado en el protagonista socialista en la historia de la educación porque existe bibliografía sobre su vida y obra. En este medio nos hemos acercado a Martínez en muchas ocasiones. Infatigable maestro en las escuelas laicas vinculadas al movimiento obrero socialista madrileño y también maestro nacional, además de impulsor del socialismo en Torrelodones y concejal en dicha localidad serrana de Madrid, terminó muriendo de inanición y frío en la cárcel en 1940.

En junio de 1930 realizó una serie de reflexiones defendiendo la escuela pública frente a la privada en un artículo en El Socialista, que pasamos a comentar en esta pieza. Es curioso como algunas cuestiones, salvando ciertas distancias, nos recuerdan cosas de nuestro presente.

En la educación española había una lucha sorda y enconada contra la escuela nacional, contra la escuela democrática o escuela para todos, según Martínez. Había sectores en la sociedad española que querían monopolizar la enseñanza en todos sus grados, y casi de hecho la monopolizaban, siendo, por lo tanto, enemigos de la escuela nacional.

Martínez estaba hablando de la Iglesia, que dispondrían de todo tipo de resortes, de las ayudas ilimitadas de las clases ricas. Hasta que la escuela pública no dispusiese de los medios necesarios no era posible conseguir una radical transformación de la vida española.

Ya podía hablarse de escuela única, o democrática, hasta de escuela para todos, pero era perder el tiempo mientras estuvieran tan arraigados en la sociedad española los postulados tradicionales sobre la escuela privada, y que consideraban que la escuela pública era escuela del pobre. Era una escuela sin medios, que se desenvolvía con gran penuria. Nos parece interesante la apreciación sobre la mentalidad imperante sobre las distintas escuelas, según relataba en 1930, en vísperas del gran cambio que supuso el primer bienio de la Segunda República.

Martínez abogaba por una verdadera cruzada en pro de la escuela pública, como medio para democratizar la sociedad española, otra apreciación harto sugerente desde nuestro presente, o así nos parece.

La escuela privada confesional, insistía, tenía apoyos de todo tipo, produciendo sonrojo la situación de los maestros públicos, que tenían hasta que mendigar para conseguir de los alcaldes la más mínima mejora de las escuelas, como podía ser que se blanqueasen.

Así pues, apoyo total a la escuela pública, como instrumento, además, para la transformación del país. Eso es lo que nos contaba desde junio de 1930, Rafael Martínez.

Podemos leer el artículo completo en el número 6658 de El Socialista, de 11 de junio de 1930.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider