ÚNETE

Incumplimiento de cuarentena: un caso en Génova de 1698

Uno de los medios para combatir la propagación de epidemias ha sido en la Historia el establecimiento de cuarentenas, especialmente en los puertos de mar sobre los barcos, tripulaciones y pasajeros, además de establecerse desinfecciones (“purificaciones”) de enseres, ropas y mercancías, que procediesen de lugares que padecieran las referidas epidemias. En este artículo estudiamos un caso de incumplimiento de la misma en la República de Génova en relación con un bajel español de 1698.

Al parecer, la República de Génova se quejó ante el enviado extraordinario de España, Juan Antonio de Albizu, que un bajel español llegado a dicha ciudad italiana con redentoristas y cautivos de Argel, donde reinaba una epidemia (“contagio”), no había cumplido la oportuna cuarentena, ya que había quedado reducida a ocho días. Debemos recordar que los piratas berberiscos capturaban tripulaciones de barcos de las potencias cristianas, como le ocurrió al propio Cervantes, así como personas que vivía en las costas, para venderlas en los mercados de esclavos, especialmente en Argel. Esto suponía un verdadero problema para el tráfico marítimo del Mediterráneo, durando este fenómeno hasta el siglo XIX, y que llegó a afectar a millones de personas. Los mercedarios dedicaron un gran esfuerzo para la redención de estos cautivos. Así pues, nuestro bajel fue uno de los muchos que llevaron cristianos redimidos.

La queja de Génova a raíz de este grave incumplimiento por sus efectos en el comercio y en la salud pretendía que se cumpliesen las cuarentenas con toda regularidad. El Consejo de Estado recibió dicha queja por carta del diplomático Albizu el 4 de junio (curiosamente debió ser una de sus últimas gestiones desde Génova porque el 26 de junio de ese mismo año pasó a desempeñar la misma misión en la corte de Saboya) y, en consecuencia, a primeros de agosto, ordenó una investigación al respecto, además de que se tuviera cuidado en un asunto de tal relevancia como era el de las cuarentenas.

Hemos consultado como fuente: Archivo General de Simancas, EST, legajo 3630, 43.

También hemos revisado la biografía de Albizu en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.