Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La obligación del Estado español en la búsqueda de desaparecidos

La Proposición de Ley de Memoria Histórica y Democrática que el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado en el Congreso de los Diputados establece en su primer artículo la responsabilidad de la Administración General del Estado en la búsqueda de desaparecidos en la Guerra Civil y la dictadura, sin prejuicio de las competencias de otras Administraciones públicas en esta actividad, es decir, no se deja a iniciativa de asociaciones ni particulares, sino que el Estado asume esta cuestión como una obligación del mismo.

La realización de las tareas de búsqueda de desaparecidos deberá ser gradual y se basará en la elaboración de mapas de localización de desaparecidos. Por eso, habrá que elaborar, con carácter cuatrienal planes de búsqueda, localización, exhumación e identificación de desaparecidos.

Los datos de exhumación anual deberán ser públicos, recogiendo el número de individuos localizados, cifra de peticiones registradas, y número de prospecciones sin resultado positivos. Esta información se publicaría en el Boletín Oficial del Estado, o en su caso en el Boletín oficial correspondiente de la Comunidad Autónoma donde se hubiese realizado la exhumación.

Este artículo de la Proposición de Ley es sumamente importante porque pondría a España en el mismo nivel que los países occidentales que llevan decenios y decenios de ventaja en esta materia. Todo Estado tiene una clara obligación con sus ciudadanos y ciudadanas presentes y pasados. España había hecho una sistemática dejación de responsabilidad, con excepción del propio Estado franquista, ya que se dedicó a exhumar a las víctimas del bando sublevado para honrarlas, aunque luego exhumó a muchas otras víctimas para llenar la cripta del Valle de los Caídos sin contar con permiso alguno de los familiares, un delito extremadamente grave en todas partes.

En relación con la responsabilidad pública con los desaparecidos podemos citar los casos del Reino Unido y los Estados Unidos que tienen organismos públicos encargados de esta tarea de localizar desaparecidos y exhumarlos, para luego enterrarlos y honrarlos.

Veamos, como ejemplo el primer caso aludido. En 1917 se creó la Commonwealth War Graves Commision o la Comisión de las Fosas de Guerra de la Commonwealth, con real reconocimiento. Esta institución se dedica a rescatar los restos de los ciudadanos y ciudadanas de esta comunidad anglosajona que fueron víctimas de las dos guerras mundiales. Ha construido más de 2.500 cementerios y monumentos conmemorativos. Por fin, se dedica a recordar la muerte en guerra.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Más en esta categoría: « No bajemos la guardia Presentismo »