Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Recomendaciones básicas para ser un buen patriota

 

“¿Acaso ser patriota significa ser virtuoso? Para ser un buen patriota, hace falta convertirse en enemigo del resto de la humanidad. Soy un ciudadano del universo y aspiro a que mi patria no sea ni más grande, ni más pequeña, ni más rica, ni más pobre que las demás.” Voltaire

La Patria no es sólo una bandera. La Patria son conductas. Son valores. Ética. Decencia. Honestidad. No lo es la corrupción o la promoción de las brechas sociales, políticas, económicas o raciales. Eso no es hacer Patria. Eso es ser traidor a la Patria. Como lo es privilegiar los intereses de grupo, tanto religioso, económico o corporativo, al interés general. El producir alarma social es antipatriótico. Llevar a un genocida con cientos de miles de cadáveres en las cunetas a una catedral como la Almudena, es transgredir la memoria de sus víctimas, muchas de las cuáles fueron asesinadas sin juicio alguno. Justificar ese acto tras la protección otorgada por la Iglesia Católica Española a Francisco Franco debería producir vergüenza colectiva. Eso no es ser patriota, es confirmar la cobardía del ajuste de cuentas de los vencedores de una guerra terrible.

Sánchez ha afirmado en el Congreso, los autónomos  comenzarán a cotizar a la Seguridad Social en función de sus ingresos reales a partir del 1 de enero del próximo 2019, lo que supone que sus cuotas no subirán por la aprobación del nuevo SMI. Esto, que ya formaba parte de las propuestas de Unidos Podemos, desvirtúa el discurso de Casado y Rivera. La máquina del fango mediática de la derecha y ultraderecha está cada vez más preocupada. Que cada uno contribuya a atender al interés común según sus ingresos no solo es justo, es patriótico. Tener radicadas sus sedes fiscales en el exterior es antipatriótico. Eso es transferir riqueza de tod@s a las cuentas propias. Eso es lo que defiende la CEOE y sus cómplices. No les ha bastado con la enorme devaluación salarial de Rajoy. Menos banderas y más contribución es patriotismo.

Tal vez por ello es que Casado acude a Bruselas a enfangar a todos los españoles. Miserable manera de ver que la política debe estar al servicio del interés general y no al del Banco Central Europeo. Organismo que está preocupado por la esperanza de vida de las personas. Esta pandilla de tunantes considera que la sostenibilidad del sistema de pensiones está en peligro. Lo que no dicen los muy pillos, es que esa circunstancia se palia con la disminución de la deuda que se encargaron de obligar a tomar a los contribuyentes. La disminución del endeudamiento como en Madrid, Barcelona, Coruña o Santiago, les preocupa. La deuda roba recursos para atender las necesidades de los ciudadanos de un país. Eso es ser un buen patriota.

Ejercer una oposición destructiva, sin aportes, luego de casi una década de ajustes, si contamos desde el final de la segunda legislatura de Zapatero, eso no es hacer Patria. Eso es traicionarla. No comprenden los traidores que el mentir constantemente no los protege de la Verdad. Esta termina imponiéndose, aunque se prorrogue el secreto de los documentos oficiales. Ejemplo de la legalidad franquista, en la Ley 9/1968 el sistema de desclasificación es similar al de clasificación y exige el acuerdo del órgano (Consejo de Ministros o Junta de Jefes de Estado Mayor) que la había acordado inicialmente. En la práctica, esto ha hecho que la desclasificación de documentos oficiales haya sido en España excepcional. Aunque el Reglamento de 1969 preveía en su artículo tercero, punto IV, que “a efectos de evitar la acumulación excesiva de material calificado, la autoridad encargada de la calificación deberá señalar los procedimientos para determinar, periódicamente, la conveniencia de la reclasificación o desclasificación de aquel material”, se trata de una disposición que nunca se llevó a la práctica.

Puros eufemismos que escamotean que la verdad ilumine de una vez nuestros orígenes. La mentira no es Patria. Circunstancia que no hace más que producir las bandadas de los negros pájaros de la incertidumbre que nos acecha, acerca de la solidez de nuestra democrática Transición. Mucha mentira tras esa barrera de opacidad. Mucha Traición. Eso no es Patria. Los traidores son débiles. Se refugian en la oscuridad. Suelen cubrirse de banderas. Los patriotas serán reconocidos por sus actos. Los traidores también.

“Más traiciones se cometen por debilidad que por un propósito firme de hacer traición.” (François de La Rochefoucauld)

Hagamos Patria

Economista y analista político, experto en comunicación institucional.