HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Las fuentes históricas afganas (I)


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

A pesar de la enorme importancia estratégica de Afganistán, son pocos, a día de hoy, los ensayos históricos de calidad sobre el mismo. Mientras que los acontecimientos, de la Primera Guerra Anglo-Afgana, han sido relatados en múltiples ocasiones y en diversos formatos, ni siquiera las publicaciones académicas más especializadas, se han nutrido de las propias fuentes afganas, de principios del siglo XIX, o de las de la resistencia afgana anticolonial. Testimonios contemporáneos que permiten analizar las invasiones posteriores (rusa y americana) en clave interna.

La Primera Guerra Anglo-Afgana, sí, es un conflicto excepcionalmente bien documentado, y para escribir sobre ella, el gran historiador William Dalrymple, se ha valido de una gran variedad de fuentes inéditas, procedentes de todas las parte involucradas, especialmente las propias afganas. En los últimos años, en baúles olvidados en los áticos de los condados de los alrededores de Londres, han aparecido cientos de cartas y diarios manchados de sangre, pertenecientes a los participantes británicos de la guerra.

Pero quizá, el verdadero descubrimiento ha sido, sin embargo, el rico y sorprendente abanico de fuentes afganas encontrado en el propio Kabul. En 2009, Dalrymple investigaba en los “Afghan National Archives”. Dichos archivos están situados en un espléndido palacio otomano del siglo XIX, muy bien conservado, en el centro de Kabul, pero resultaron contener muy poca información, sobre la época de Shah Shuja y de Dost Mohammad. Pero fue justamente allí, donde trabó amistad con Jawan Shir Rasikh, un joven historiador afgano con una beca Fulbright, que le llevó a un puesto de libros de segunda mano en Jowy Sheer, en la ciudad vieja, en el cual logró adquirir ocho fuentes inéditas en farsi, contemporáneas a la Primera Guerra Anglo-Afgana. Todas ellas estaban escritas en Afganistán, durante o después, de la derrota británica, pero, en varios casos, fueron publicadas en imprentas persas en la India, para el consumo interno del país, durante el periodo previo a la Rebelión de los Cipayos de 1857. Dichas fuentes incluyen extraordinarios poemas épicos, que alaban a los líderes de la resistencia afgana.

El “Ayn al Waqayi”, narra el levantamiento afgano desde la perspectiva de Herat (la antigua capital del Renacimiento timurí, en el oeste de Afganistán, en la frontera con Persia). Mientras que dos relatos de finales del XIX, el “Tarikh-i- Sultani” y el “Siraj ul-Tawarikh”, constituyen las crónicas oficiales, de los reyes de Afganistán, y ofrecen el punto de vista de los sucesores de Dost Mohammad. Las cartas persas, de uno de los principales líderes de la resistencia, Aminullah Khan Logri, que han sobrevivido y que, hasta el saqueo de los talibanes, se conservaban en el Museo Nacional de Kabul, han sido hace poco publicadas por sus descendientes, con el título de “Paadash-e-Khidmatguzaari-ye-Saadiqaane Ghazi Nayab Aminullah Khan Logari”.

Pero quizá, la fuente más reveladora de todas es el “Waqi’at-i-Shah Shuja” (Crónica de Shah Shuja): las vívidas y cercanas memorias de Shah Shuja, escritas durante su exilio en Ludhhiana, antes de la guerra, y completadas por uno de sus seguidores, después de su asesinato en 1842. En su introducción, Shuja explica que “los estudiosos más perspicaces saben, que los grandes reyes siempre han documentado los acontecimientos de sus reinados y las victoriosas campañas militares en las que han participado, en ocasiones, poniéndolos por escrito ellos mismos, si poseían talento o, por lo general, confiando dicho cometido a historiadores y escritores, con la intención de que tales obras sobrevivieran al paso del tiempo. Así fue como este humilde peticionario de la Corte del Dios misericordioso, decidió registrar las batallas libradas durante su reinado – desde su ascenso al trono a la temprana edad de diecisiete años – para que los historiadores del Jorasán, poseyeran un relato verídico de los hechos, y los lectores sensatos prestaran atención a estos ejemplos”.

Pues eso.

Nacido en 1942 en Palma. Licenciado en Historia. Aficionado a la Filosofía y a la Física cuántica. Político, socialista y montañero.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider