Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Reseña del “Origen y carácter del movimiento laborista” de Fabra i Ribas


Antonio Fabra Ribas —en fuentes en catalán aparece como Antoni Fabra Ribas— fotografiado en París en 1927. / Wikipedia. Antonio Fabra Ribas —en fuentes en catalán aparece como Antoni Fabra Ribas— fotografiado en París en 1927. / Wikipedia.

En El Socialista, en junio de 1924, se publicó una reseña de la obra de Antonio Fabra i Ribas, Origen y carácter del movimiento laborista. El socialista catalán fue uno de los que más hicieron por difundir el conocimiento de la realidad laborista británica en el seno del socialismo español en el siglo XIX, contribuyendo a presentarlo como una alternativa después de la escisión comunista.

El periódico obrero consideraba que la obra de Fabra era muy interesante, y provechosa su lectura por las enseñanzas que se obtenían de la misma, habida cuenta de que el movimiento sindical y político de los trabajadores ingleses era totalmente distinto al español. La obra acababa de ser publicada por la Casa Calpe.

En el libro se destacaba la figura de Keir Hardie, el fundador del Partido Laborista Independiente, minero, y principal propagandista del socialismo, cuyas ideas propagaba con una especie de “religiosidad evangélica”, que le hizo tener muchos seguidores.

Otros personajes tratados en el libro eran Hyndman, fundador de la Federación Social Democrática, Ramsay MacDonald, del Partido Laborista Independiente, Sydney Webb de la Sociedad Fabiana, que la publicación consideraba el “hogar espiritual de los más exquisitos intelectuales socialistas, Margarita Bondfield, que presidía los Trade-Unions, y muchos otros, tanto trabajadores manuales como intelectuales, que habían llevado al triunfo a los trabajadores ingleses a través de largos años de ásperas luchas, y que en ese momento estaban demostrando su capacidad para gobernar, ya que, como sabemos, los laboristas estaban, por vez primer en el poder, aunque por poco tiempo.

Se consideraba que no había podido reflejar de modo más documentado y sencillo la estructura del laborismo inglés con sus organizaciones sindicales, políticas, cooperativistas, culturales junto al movimiento de las guildas, dándole al movimiento obrero inglés una preeminencia por nadie discutida.

El libro, además, estaba ilustrado, y se consideraba que daba una impresión muy interesante de la organización obrera que tanto ejemplos ofrecía no para imitarlos sino como estímulo para el perfeccionamiento del español.

Hemos trabajado con el número 4805 de El Socialista de 2 de julio de 1924. En la hemeroteca de El Obrero el lector encontrará distintos ejemplos del tema que aquí tratamos porque es uno de nuestros objetivos de investigación.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider