HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Luis Araquistain contra la supuesta superación de la división de derechas e izquierdas (1930)


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Muy poco tiempo después de que Primo de Rivera dejara el poder y se abriera un intenso período político en España, el intelectual socialista Luis Araquistain publicó un artículo sobre lo que consideraba la “quimera de los partidos nacionales”, o contra las uniones más o menos sagradas entre derechas e izquierdas y en un clima en el que algunos sectores de opinión abogaban por la superación de esos dos conceptos políticos.

Parecía imposible renunciar, aunque a muchos les pesase, a la división política, a la existencia de derecha e izquierda. Había existido siempre, y seguiría existiendo porque la división en izquierdas y derechas no era caprichosa ni insensata como imaginaba Cambó cuando declaraba que la vuelta a estas denominaciones probaba que la Dictadura había acabado demasiado pronto, o que España merecía una nueva. Pero, contestaba nuestro autor, si España merecía eso también lo merecería Europa entera, eso sí, excepto Rusia e Italia que ya la tenían, y por tenerla, efectivamente, no podían tener derechas e izquierdas, pero es que esta división sería la esencia de un régimen democrático. Si parecía absurdo que en una Dictadura hubiera derechas e izquierdas, también lo era que en una democracia no existiese esa división. Era caprichoso e insensato, a la vez, que un régimen democrático renunciase a la expresión diferencial de sus ideas e intereses antagónicos.

Bien es cierto que podría haber momentos excepcionales, como una guerra, donde cuajase la idea de una “unión sagrada”, “unión patriótica”, o de un “partido nacional”, aunque, en realidad, tampoco eran espontáneas y efectivas tales uniones, sino impuestas a la fuerza por parte del poder por medio de la censura y la persecución de los disidentes, como se habría visto en la Gran Guerra. Los gobiernos de esas uniones habían ejercido verdaderas dictaduras, que en una situación normal nadie hubiera consentido.

Lo que no se podía entender era que al término de una dictadura, y ya en clave española, se propusiese, y como comienzo de una restauración de la normalidad política, que se crease un partido nacional único, cuando, precisamente, seis años de supresión de todos los derechos públicos, se habría exacerbado el sentimiento de la diversidad, de la personalidad del individuo y de los grupos.

En realidad, los defensores de esta idea del partido nacional único buscaban una especie de diversión estratégica. Todas las derechas, es decir, Araquistain estaba dejando claro que esta idea procedía de dicho ámbito ideológico, en el mundo entero, eran muy aficionadas a los partidos y gobiernos nacionales. Cuando veían que peligraba el régimen tocaban a rebato con el pretexto de sanear una Hacienda maltrecha o para restaurar una legalidad violada, o por otra cualquiera razón de supuesta emergencia.

Las izquierdas no podían dejarse seducir por estos señuelos de unidad, ni por amenazas de reinstauración de otra dictadura.

Todos los partidos quieren que la nación entera participe de sus ideas políticas. Pero eso no se ha instaurado, por lo que había que “resignarse” a la “triste y vulgar realidad de izquierdas y derechas, de tesis y antítesis políticas y sociales”.

El artículo se recogió en el número del 16 de febrero de 1930 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Premio Mejor Aliado 2024 de la Asociación Blanco, Negro y Magenta.

Los liberales en España
La Guerra Civil Española - día a día -
La organización territorial de España
Las relaciones Iglesia- Estado en España
CONCEPTOS DE HISTORIA CONTEMPORANEA DE ESPAÑA
El republicanismo en España
Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
Las Constituciones en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España
El libro de la Gran Guerra