Quantcast
ÚNETE

La Masonería madrileña de Manuel Según Alonso

Manuel Según Alonso ha publicado La masonería madrileña en la primera mitad del siglo XX, en la editorial Sanz y Torres (2019), sobre su tesis doctoral, presentada en la UNED. Estamos hablando de un esfuerzo ingente por la enorme documentación que el historiador ha manejado para ofrecernos un empeño ambicioso, ya que cubre un período extenso e intenso, entre 1900 y 1939 en la capital del Estado y, por lo tanto, en un espacio donde se desarrolló especialmente la Masonería. Faltaba Madrid, porque ya en los últimos años se están publicando monografías sobre masones en distintos lugares de España o sobre masones de diferentes profesiones.

El libro comienza con el complejo problema de las fuentes en el estudio de la Masonería, para pasar a realizar un acercamiento a la misma, a su origen, a las cuestiones relativas a la Masonería especulativa, la regular, la mixta o irregular, terminando explicando la regularidad en España. Podría haber sido suficiente con ir del análisis de las fuentes, como se hace en toda investigación historiográfica, al estudio directo de la Masonería madrileña, y no haber abordado estas cuestiones teóricas sobre las características de la Masonería, pero consideramos muy acertada esta introducción para el lector profano o no iniciado porque ayuda a intentar comprender una institución sobre la que siguen pensando prejuicios difíciles de despejar, y que proceden de muchos frentes, no sólo desde posturas religiosas o muy reaccionarias. Por lo tanto, bienvenido sea este esfuerzo. Nuestro país tiene una relación difícil con la Masonería, fruto de una crítica constante previa a la tragedia de la guerra desde el catolicismo más integrista, y con cierta incomprensión por parte de algunos sectores de la izquierda, pero, sobre todo, por la exhaustiva persecución ejercida por el franquismo que convirtió a la Orden en una de sus bestias negras. Toda esta inquina sistemática terminó calando en nuestro país, realimentada hoy gracias a personajes un tanto estrafalarios, si se nos permite el juicio. Pero también conviene señalar que puede haber otros posibles factores relacionados con la cultura y sociabilidad hispanas, así como internos de la propia Masonería, para que sigan haciendo que ésta no tenga la dimensión que posee en otros países de nuestro entorno, como Francia o el mismo Portugal, para no irnos muy lejos. Así pues, insistimos en que el empeño pedagógico sigue siendo fundamental para dejar atrás misterios sobre una institución en nada secreta, aunque sí discreta, algo que no parece entenderse mucho en una sociedad tan dada al escaparate constante.

Después el autor se embarca en su investigación, comenzando con un repaso a la situación masónica a finales del siglo XIX, para pasar al estudio de las distintas Obediencias y sus relaciones ya en el XX. Interesante nos parece el capítulo dedicado a las logias madrileñas, es decir, la unidad básica de los masones donde éstos trabajan, pero, sobre todo, nos explica la relación de estas logias o talleres con otras organizaciones, es decir, con el mundo profano, con el mundo exterior. Y ahí están los Congresos de los librepensadores, la Liga Española de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la Liga Laica, etc., También explica la vocación educativa de la Masonería y su relación con las publicaciones periódicas, en fin, un rico mundo, muy poco conocido, realmente, por el lector español, sobre esa España democrática, culta, laica y amante del saber, la ciencia y el progreso.

Manuel Según aborda también la complicada cuestión de los espacios masónicos, ya que las huellas del mismo no son fáciles de rastrear tantos años después, porque desaparecieron templos masónicos haciendo que este país sea de los más pobres del mundo en esta cuestión, si no el que más.

El libro vincula la Masonería con el devenir histórico de España en esa etapa crucial de la crisis del Estado liberal con el reinado de Alfonso XIII, la alternativa autoritaria de Primo de Rivera, y la llegada de la República. No podemos entender la Historia de España de ese período crucial, como tampoco la del siglo anterior, si no nos acercamos a la Masonería también, como no se puede entender ésta sin el marco general histórico. Gracias a este historiador y a tantos otros que en los últimos años están haciendo un gran esfuerzo estamos completando la Historia de España, porque ésta también necesita la de la Masonería.

La relación de la Francmasonería con la Iglesia no podía soslayarse en un trabajo de Historia de aquella en España.

En el libro también se realiza un estudio de la Masonería femenina, tanto en relación con las denominadas logias de adopción como con las Obediencias mixtas.

Y esta Historia termina como la Historia de muchas organizaciones y personas en la España que llega a la guerra civil y después, es decir, con la durísima represión padecida.

Al final, los interesados cuentan con un exhaustivo litado de masones en Madrid con sus principales datos. Este tipo de trabajo, que parece tan poco lucido, en principio, es, sin lugar a dudas, fundamental para quienes se dedican al noble esfuerzo de investigar y escribir sobre Historia.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.