Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El presupuesto de educación


  • Escrito por Rodolfo Llopis
  • Publicado en Editoriales

Llevamos unos días en El Obrero trayendo en Editoriales la opinión de Rodolfo Llopis, un personaje clave en la Historia de la Educación en España, en su apuesta por la escuela pública y laica. Los materiales del pasado son tan inspiradores…

“¿Qué significa esto? Que la República, desde el primer momento, se ha preocupado de elevar el nivel económico del Magisterio. Y por una feliz coincidencia, ese aumento fué acordado en un Consejo de ministros que resultó simbólico. En el mismo Consejo de ministros en que se dieron de baja trescientos millones de pesetas del presupuesto de Guerra se concedieron los créditos para orear las siete mil escuelas. Es decir, que la República española, al mismo tiempo que daba de baja una cantidad en Guerra, la aumentaba en Instrucción pública. Esto, que fué una coincidencia, tiene toda la trascendencia de una afirmación de conducta.

Hemos oreado escuelas; pero unido a este problema está el de la construcción de los edificios. Nosotros nos encontramos con un presupuesto que no era nuestro, con un presupuesto hecho por la dictadura, en el que, como es natural, se había ya entrado a saco.

Nos encontramos con cuatro millones y medio de pesetas para construir escuelas. Ahora veréis qué volumen de construcción de escuelas hemos desarrollado con esos cuatro millones v medio de pesetas. El Estado ha subvencionado obras por un valor de 5.476.000 pesetas. Esas escuelas tienen 492 secciones, que a 5o niños por sección, suponen albergue y educación para 24.500 niños; y ha concedido, en principio, subvenciones para construir escuelas por valor de 2.470.000 pesetas, que suponen 251 secciones, esto es, albergue y educación para otros 12.550 niños. Pero donde esa labor ha alcanzado proporciones incomparables ha sido en Madrid. En Madrid existía una Junta mixta de concejales o representantes del Ayuntamiento y representantes del Estado para la construcción de escuelas en Madrid, Junta que se constituyó hace tiempo, en virtud de la labor de la minoría socialista municipal y de la obra de la minoría parlamentaria, las cuales consiguieron, en virtud de una proposición del compañero Prieto, lo que entonces se estimó como una obra sorprendente y monumental: la construcción de esos seis Grupos escolares que todos vosotros conocéis. Pues bien, lo que hasta, ahora se consideraba como el esfuerzo mayor que se había hecho en Madrid, y quizá en España, respecto a la construcción de edificios escolares, ha sido sobrepasado en los términos y proporciones que vais a ver. Al advenir la República, convocamos a esa Junta, que llevaba cinco años, ¡cinco años!, sin funcionar. Y desde que estamos nosotros en esa Junta, en la que Saborit representa al Ayuntamiento y yo al. ministerio, ¿sabéis cuántos Grupos escolares se han proyectado o están ya comentadas sus obras?

Se han proyectado 18 Grupos escolares, se han sus bastado 12 y se subastarán el día 15—ayer, sábado, acabaron de admitirse pliegos—cuatro más. ¿Y sabéis lo que suponen esos 16 Grupos escolares? 16.778.703 pesetas. Esos Grupos escolares, cuyas obras la mayor parte de ellos han empezado ya, y que dentro de año y medio o dos años estarán terminados, tienen rae secciones, que a 5o niños por cada sección, representan albergue y educación para 9.850 niños madrileños. Esas 16.778.703 pesetas son, lo quieran reconocer o no nuestros enemigos, trabajo para nuestros compañeros y escuelas para nuestros niños. Y constituyen el esfuerzo mayor que se ha hecho, permitidme que os lo diga sin jactancia, pero con satisfacción, el esfuerzo mayor que se ha hecho en España, muy superior al que han hecho las demás revoluciones del mundo. No ha hecho esfuerzo semejante Rusia, ni Alemania, ni Austria, ni Méjico. Ninguna revolución, en tan poco tiempo y con las dificultades económicas que padecemos nosotros, ha podido poner en marcha las cosas que ha puesto en marcha en pocos meses la revolución española.

Madrid, claro es, no resolverá su problema ron estos 16 ó 18 Grupos escolares, pero Se 'habrá dado un avance grande, haciendo al mismo tiempo que en Madrid haya trabajo, que permitirá que dentro de dos años los hijos de los madrileños, los niños madrileños tengan escuelas que puedan codearse con las mejores del mundo.”

(Fuente: El Socialista, número 7123, de 8 de diciembre de 1931)