HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El orden o la igualdad


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)
Ilustración de Fito Vázquez Ilustración de Fito Vázquez

Luego del escándalo de las escuchas, la ministra de Defensa sigue sin dimitir. Según algunas fuentes, respaldada por Zarzuela y las Fuerzas Armadas. El sátrapa marroquí ofende a España, bajo la sonrisa de Pedro Sánchez. Todo en orden, mientras los salarios de los españoles sucumben a la avaricia de la patronal y a la voracidad de la banca. El otoño preludia un recalentamiento de las calles. Los antidisturbios se pertrechan. La ley Mordaza sigue vigente. La sanidad se desmantela y la Justicia sigue leal a la línea que demuestran sus resoluciones.

Es sospechoso que se amenace con reprimir la opinión. Parece ser que las expresiones críticas por los sucesos recientes, desmienten la garantía oficial expresada frente a la desmesura de los excesos del aparato financiero, empresario y político de este país. La impunidad es un hecho. A tenor del avance del conjunto de las operaciones judiciales en curso. Hay claros indicios de lawfare.

Las autóctonas prácticas empresarias de los exitosos gestores de la burbuja, se han puesto en evidencia en otros escenarios. No todo el planeta se somete a esas sospechosas modalidades. Parece que la Gurtel o la Púnica, como ejemplos suficientes, son Marca España. Se sigue respondiendo blandamente a los embates de la voracidad por el beneficio empresarial, siempre por encima del beneficio común. Esta avaricia y los hechos, demuestran la existencia de servidumbres inconfesables.

Los medios de comunicación eluden el tratamiento de aquellas noticias que resulten incómodas para el poder gobernante. Esto hace sospechar a los ciudadanos sobre la calidad de la libertad de expresión ejercida en España. La cortesía se exige por encima de la necesidad de la verdad. No se liberaliza el mercado de las nuevas licencias de emisoras. Tampoco se permite que haya una nueva oferta de entidades financieras que libere al ciudadano del cartel de la gran banca.

Una parte de la oposición también está bajo sospecha. Deja traslucir en su comportamiento cortés una debilidad manifiesta para crear instrumentos que dejen al descubierto a los propios responsables. Pareciera que se está en presencia de un pacto que garantice la impunidad de actos pasados, presentes y futuros que afecten a sus dirigentes. La clase política no supera el aprobado en encuestas nada sospechosas de manipulación. Felipe González tiene el encargo de resucitar el bipartidismo. Es un operador del otanismo.

Mucho palabrerío, pero pocas concreciones. Los lobbies se mantienen impunes, en su defensa de los oligopolios mediáticos, energéticos y de la construcción. Dicen defender el orden. Falso. Sólo defienden su orden. A los ciudadanos les toca defender la igualdad ante la ley frente a los abusos de las tramas establecidas.

En unos meses te tocará votar. Veremos si estás a la altura de los tiempos.

Economista y analista político, experto en comunicación institucional.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.