HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los impuestos no son una lotería


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Si el presidente de Andalucía hubiera ostentado algún cargo municipal, se tomaría la problemática de los impuestos de una forma mucho más seria y sensible. Todas las administraciones, todas, tienen insuficiencia de recursos. Nada sobra, siempre falta.

Bajo este principio, decidir la supresión del impuesto al patrimonio, con la excusa de que se compensará con otros ingresos, es una tontería mayúscula, y supone, una vez más, tomarnos a los españoles por tontos. O por ignorantes, o las dos cosas a la vez.

Si quería hacerlo, podía haber hablado de forma clara y contundente. El presidente de mi partido, va de candidato a presidente del Gobierno. Promete bajar impuestos, y para darle un poco de credibilidad nos ha pedido (ordenado / exigido) a los que gobernamos que lo pongamos en práctica, aunque nos perjudique seriamente. Ya lo recuperaremos, una vez pasadas las elecciones generales, ganemos o no.

Así expuesto, el tema habría quedado claro. No hubiera hecho falta buscar justificaciones o hacer estúpidas llamadas al traslado de empresas y patrimonios de Cataluña, a Andalucía. En fin, que la demagogia y el populismo, siempre van de la mano.

Se ha complicado la vida también, porque difícilmente podrá reclamar mejoras en la financiación autonómica, un Gobierno que puede prescindir alegremente de 126 millones. No es una cifra menor. Da para muchas infraestructuras, equipamientos y servicios. Si además la multiplicamos por los años en que dure esta supresión, llegaremos a la conclusión de que múltiples servicios no se podrán dar, por falta de financiación.

Y el motivo, acatar las órdenes de Génova. No por interés de los ciudadanos andaluces. De hecho, solo un 2% saltarán de alegría por la decisión. Precisamente los más ricos a los que les ha tocado la lotería. Al resto que les den morcilla. Si no reciben los servicios, en la calidad y prontitud requerida que aguanten.

Ante esta decisión, vendrán otras, de otras CCAA y de algunos ayuntamientos que intentarán quedar bien con el jefe, para así promocionarse, por si algún día el partido llega a cotas mayores de poder.

Triste asunto, porque estamos en tiempos convulsos, con grandes interrogantes que requieren toda la moderación del mundo, y acopiar fuerzas para el futuro. Es así como la política económica – financiera debe tener rasgos muy, muy equilibrados y de solidaridad hacia los más desfavorecidos.

En los próximos años habrá que destinar cantidades ingentes a mejorar la sanidad, los servicios sociales, la educación, las políticas de igualdad, de forma que la política impositiva debe ser lo más justa, equilibrada y compensatoria posible. Decisiones como la del presidente de Andalucía van en dirección contraria.

Pues bien, hay que tener en cuenta esta decisión y otras que vendrán, allí o en otras partes para poner al día el sistema de financiación autonómica. Quien baja impuestos a los ricos, no puede pretender se le compense con las aportaciones de otras CCAA que son más rigurosas con los impuestos y los gastos. Ayudar al despilfarrador no puede entrar en las previsiones de financiación. Si le sobra dinero, si quiere ser amigo de los ricos, y no necesita compensar desequilibrios, no necesita mayores recursos públicos, procedentes de todos los españoles. Tengámoslo en cuenta, para reuniones y propuestas futuras.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider