HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Lentejuelas y garbanzos negros


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Son cosas de la edad y signo de los tiempos. Intento recordar cuál fue la crisis urgente y tremebunda que unió en baile público a Rivera, Casado y Abascal. Por estricto orden analfabético. Los tres se marcaron un Kazachok en Colón, mediante el que simultáneamente combinaban las cuclillas más propias de otros menesteres con el pateo del sentido común. Qué los llevo allí ya no recuerdo. Como tampoco sus encuentros recurrentes e “ineludibles” en defensa desfasada de.

Traen los plumillas la especie de que en el PP no comprenden la razón del crecimiento en expectativas de Vox. No hacen nada mientras que ellos cardan la lana. Pues eso mismo. Casado piqueta en mano va demoliendo y convirtiendo en una escombrera su imagen de partido de gobierno; labora duro machacando el discurso conservador, reduciendo el trigo político a una harina de “bolivarianismos, social comunismos, batasunos y un yo que sé a dónde va con mantón de Manila y el insulto en los labios”. Con la harina molida por el PP se hacen las tortas electorales los de Vox.

La receta para cocinar un ultra crujiente es muy fácil. Se coge cuarto y mitad de votante conservador y se pone en remojo de salmuera discursiva al estilo Rivera-Casado: que si las menores tuteladas, la COVID, la reforma laboral, los batasunos, la venta de España, un trozo de adoquín (ya sea en la mano o por cabeza) y un poco de todo lo que llueve o se lleve. Cuando el conservador está bien macerado ideológicamente, se seca y reboza en la prensa (ya saben cuál) y finalmente se fríen en las ondas radioeléctricas de las emisoras que ya saben. En definitiva, tras remojar en salmuera discursiva de Casado et al., pasar el rebozado por la prensa en movimiento y dar una fritura radiofónica (mejor en taxi) tras lo que obtendrá un facha crujiente (dispuesto a crujir al que sea, preferentemente migrante, pobre y menor). Es posible que la estrategia de Casado haya llegado a un punto de no retorno y una mayoría de conservadores-constitucionalistas-liberales estén pensando que para hacer el indio y rodear dando gritos la caravana gubernamental mucho mejor unos caballos, un perro perdiguero y una escopeta de caza.

El CIS de “Tezanos” ha pasado muy de PRISA de ser “una anomalía” a un ejemplo de buenas prácticas. Sea por la reciente revolución de los medios en Francia o por darse cuenta de que todos a una dando por saco significaban que estaban en el mismo saco, entrando a ciegas a saco a cegar al personal, ahora publican los datos primarios de sus encuestas PRISA y la SER. Entre todo el autobombo, hay una frase que leo con cariño familiar: con los datos quien lo desee puede hacer sus propias estimaciones sin tomar la que ofrece el medio como un acto de fe. Ole, ole y ole. Eso canto yo con repique de castañuelas… con un puñado de datos en la mano, una guitarra y un cariño de mujer: “libertad, libertad, sin ira, libertad. Guárdate tus insultos y tu ira, con los datos hay libertad sin ira, libertad y diseñar tu modelo podrás”. Lo de la fe no es broma. Cuando se tradujo la biblia fue un escándalo: cualquiera que supiese leer podía interpretarla a su voluntad. Ergo. Ofrecer los datos siempre será un escándalo: cualquiera que sepa leerlos puede interpretarlos a su voluntad. Igual se nos llena España de lectores ilustrados y protestantes que leen los datos a su manera, en plan Sinatra. Por San Bayes, ¿en dónde queda la idea de que la estimación de los medios es dios y las empresas de mercado sus profetas? Ya no hay decoro ni coro ni autoridad. Ya PRISA y la SER no sirven lentejas con lo que se convierten en el garbanzo negro del cocido mediático. Felicitaciones y ánimo. Os darán fuerte, tal y como algunos columnistas de PRISA y algunos tertulianos de SER ya lo hicieron en cabeza ajena antes de que su iglesia viera la luz de la transparencia. Por cierto, espero con ilusión las estimaciones de voto de tertulianos, opinadores y analistas de datos, ahora que tienen los datos a pie de calle. O a mesa puesta que diría la cocina.

¿Y qué en su encuesta? Very interesting. Toda información triangula. Un poco de “para atrás” o flash back que diría si fuese así de esa manera. El recuerdo de voto al PP en generales siempre ha estado infraestimado. Eso quiere decir que algo de ocultación había. Sin embargo, en los últimos meses el recuerdo se aproxima cada vez más a los resultados reales (coeficientes muy próximos a 1). Es una cuestión curiosa, dado que se atenuaba la ocultación, pero el voto revelado era un voto que se trasfería a Vox. Es decir, hay votantes del PP que salen del armario pero solo para enfundarse un ultra.

En los datos de la encuesta de PRISA, la intención de voto de Vox está muy cerca del PP y, además, el recuerdo de voto a Vox está muy por encima de sus resultados de noviembre. Está claro que es una subpoblación (el análisis de ponderación lo demuestra), pero precisamente pone la lupa sobre el fenómeno. Los que se avergonzaban de haber votado al PP sacan pecho votando a Vox. Y, además, pasan saludando a la afición (recuerdo de voto al PP). Y aquí está el futuro. Ciudadanos casi dio, pero no, el sorpasso al PP. Su radicalidad encontraba espejo en el PP y en Vox, así que para qué achicoria habiendo café. Y ahora más de lo mismo. La radicalidad del PP encuentra espejo y eco en un Vox que es el non plus ultra: más radical Casado más allana el camino verde. Puestos a hacerle una escultura a los conservadores en España, adivine quién es el figura y quién da en pedestal.

 

Catedrático de Sociología Matemática.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider