LA ZURDA

¿Socialistas españolistas versus catalanistas?

Algunas desafortunadas voces aisladas del PSOE cuestionan en público la relación de cuarenta años del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC-PSOE), como partido federado al Partido Socialista Obrero Español. Incluso han surgido plataformas y embriones de partidos políticos que defienden la idea de una socialdemocracia o un centro-izquierda defensores de España como nación.

Resulta conocida la dificultad histórica de arraigo de la Federación Catalana del PSOE hasta los años setenta del siglo XX. Entre 1977 y 2011 la coalición electoral para las primeras elecciones entre la Federación Catalana del PSOE y el PSC (Congrés) y luego la unión en el refundado PSC-PSOE fue un granero de votos para los socialistas, al igual que Andalucía. Es cierto que la unión de los dos partidos socialistas catalanistas y la federación catalana del PSOE no terminó de soldarse hasta 1982, y que muchos de los antiguos miembros de las tres formaciones no se integraron en el refundado PSC en julio 1978.

El comportamiento diferencial del electorado en las elecciones autonómicas fue una realidad sorpresiva desde las primeras autonómicas de 1980. Posteriormente, los socialistas catalanes urdieron diversas plataformas de cara a las elecciones autonómicas, además de candidaturas unitarias con IU o incluso ERC para el Senado. Aunque Maragall logró una pírrica mayoría de poco más de 5.000 votos en los comicios de 1999 y 2003, el sistema electoral permitió que Pujol obtuviera más escaños. Solamente las coaliciones poselectorales en 2003 y 2006 permitieron al PSC arrebatar el Govern a CIU. En 2010, CIU pudo volver a gobernar gracias a la abstención del PSC. La sentencia del Tribunal Constitucional en 2010 trajo consigo escisiones en el PSC hacia formaciones nacionalistas y federalistas.

El problema de la caída de los resultados electorales del PSOE no está en Cataluña ni en el liderazgo de Iceta. La colaboración entre el PSC y los Comunes resulta necesaria, pues el pactismo, pluralismo y sucesión de aglutinamientos de la izquierda forma parte de la subcultura política en Cataluña. Dividir en dos a las formaciones socialistas no creo que beneficiara al cambio político y el bienestar social. Aunque salvando las distancias de un siglo, cabe recordar que el lerrouxismo fue “fruto de un día” (una década, en realidad) en Cataluña.

El planteamiento de la reivindicación de una socialdemocracia defensora de la Nación española me parece falso, ya que el PSOE no ha sido nunca sumiso al nacionalismo, por mucho que haya tejido alianzas de gobierno, sobre todo en las Comunidades Autónomas. Defender la idea de España como nación de naciones implica que se reconoce la existencia de una común y superior nación española y no un mero estado español plurinacional. La lucha contra la injusticia, las desigualdades y los privilegios, no debe ser obstáculo para reconocer las diferencias. El deseo de unión entre los españoles sin impuestas amalgamas o unicidades ha sido siempre algo compartido entre los socialistas.

Abdón Mateos López (Madrid, 1960) es un historiador español. Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Madrid, dirige el Centro de Investigaciones Históricas de la Democracia Española y la revista semestral Historia del Presente. Fundador y presidente de la Asociación de Historiadores del Presente desde el año 2000.

Desde el año 2007 es responsable en la UNED de la Cátedra del exilio. En el año 2008 obtuvo la acreditación nacional de Catedrático de Historia Contemporánea. En el año 2009 obtuvo un segundo año sabático en Roma en la Universidad LUISS, financiado con la convocatoria nacional de Movilidad, y la Universidad de Las Palmas.

Actualmente dirige el proyecto de la Cátedra del Exilio (2011-16, patrocinado por el Banco de Santander) Emigrantes y exiliados en América después de la guerra civil. La construcción de una ciudadanía democrática, así como el proyecto de investigación del Ministerio (2012-16) "Historia del PSOE. Construcción del partido y reformismo democrático, 1976-1990".

Es secretario general de ASU en Madrid.

Ha publicado recientemente Historia del PSOE en transición. De la renovación a la crisis (Madrid, Sílex, 2017)