Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Entre liderazgos corales y pantallas verdes


«Viento del Este y niebla gris anuncian que viene lo que ha de venir. No me imagino lo que va a suceder, más lo que ahora pase ya pasó otra vez» cantaba Bert. Y se trata de eso. Volver a ser lo que no fue. Los discursos sobre plataformas trasversales superadoras de partidos políticos como alternativa progresista a lo existente ya no funcionan. Estamos en la fase de la inocencia perdida donde las caras ya tienen rostros.

A la izquierda del PSOE electoralmente hay muchos jardines pero no parques. Y la diferencia es notable aunque tengan la misma concejalía. En ese panorama de parques y jardines se configuran ahora dos dinámicas políticas que intentan superar el minifundismo ideológico. La de Errejón de orientación temática y la de Díaz de vertebración “carismática”. Las dos comparten la necesidad de obviar el peso de la trastienda (organización) para ofrecer uno el escaparate y otras el cara al público. Son respuestas al drama de un Podemos que creció asilvestrado, con fuertes tensiones orgánicas que primero lo desmembró y después quemó sus restos electorales en un destino muy de castigo medieval.

El liderazgo coral de Díaz apuesta por la fama. Es lo que tiene la buena reputación en las encuestas. La lógica es que si tienes un buen cartel llenas la plaza. En un reduccionismo extremo de la políticas de género al género de las políticas. Sin embargo hay sus peros. Compromís es una marca política en estancamiento y declive; en Común es una marca en estancamiento y declive; Unidas Podemos es una marca en estancamiento y declive. Mas Madrid es y no es extramuros mientras está y no está. Pero cambiar los nombres de personas jurídicas por los de personas físicas, en esto que estamos, ahora no funciona. Esta plataforma tiene poca suela electoral y se gastará muy pronto. A más y más, echó a andar demasiado temprano. A los científicos sociales nos aportará evidencias sobre la viabilidad y el recorrido de una aproximación nueva. Díaz lo intenta ahora vertebrando sobre nombres, sobre liderazgos. A su sombra quedarían las organizaciones y sus declives. Curiosamente, la iniciativa parte de la líderesa respaldada por una de las organizaciones más sólidas.

Errejón sabe que la coral no tiene opciones de funcionar. Aglutinar en una cooperativa cultivos ideológicos minifundistas tan diversos tendrá problemas claros de comercialización. Existe una opción alternativa que es la famosa pantalla verde. La pantalla verde la usan en las producciones audiovisuales para colocar fondos detrás de los personajes. En una pantalla verde cabe todo lo que imaginar pueda. En política, los temas verdes-ecologistas son lo más parecido electoralmente a una pantalla verde. Fue la primera conclusión de un estudio que realicé para un municipio donde el alcalde era de un partido verde; para sus electores votar verde era votar a sus propias ilusiones. La estrategia es clara, usar una temática verde-ecologista-género-medioambientalista-humanista y mucho más proyectada sobre una pantalla verde. Teniendo un buen guion y sistema de montaje, su problema es el de siempre: la distribución. Cómo proyectarla. Los partidos verdes en España ahora son más bien cineclubes. Asociaciones con una fuerte carga de cultura política, comprometidos y muy localistas. Una distribución difícil de organizar.

Mientras que Díaz cree tener resuelto el cómo pero no el qué, Errejón tiene el qué pero no el cómo. Y en medio está que lo que es ya no es lo que hay, de nombre Unidas Podemos. Tres barcos tenemos: uno en diseño, otro en astillero y el único a flote con una tremenda urgencia de calafatear. Ya les digo que no hay agua electoral en la izquierda para mantener a flote en el Congreso tanto barco habido y por haber. En fin.

Catedrático de Sociología Matemática.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider