Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Lo olvidado por el procès


Todos los populismos actúan de similar forma. Acusan de todo lo malo a los otros, y se apropian de todo lo bueno. Olvidan explicar cualquier problema para no obligar a pensar a sus simpatizantes y votantes. Así actuó el procès independentista catalán, en sus momentos cumbre. Poco a poco se van conociendo los detalles, promovidos por su “estado mayor”.

La preparación del movimiento se gestó hacia 2012, con lemas como “España nos roba”, o la diferencia entre lo que pagamos a Madrid y lo que nos devuelve, supone una fortuna de 16.000 millones. Si fuéramos libres, tendríamos mejores servicios y oportunidades, etc, etc. Todo muy simple, todo muy resumido, pero debidamente expuesto y repetido, llega a hacer fortuna, si además existe una potente televisión, diversos medios de comunicación, digitales y escritos, que lo proclaman y lo repiten día sí, día también. Al final, centenares de miles de familias comulgan con estas ideas.

Y por simples y reduccionistas que sean, llegan a calar, si al otro lado hay un gobierno incapaz de frenar estas campañas. O, peor todavía, si hay un gobierno que da apariencia de verdad a todas estas mentiras. Un gobierno incapaz de explicar la realidad, sin ganas de resolver el conflicto, sin reaccionar al reto planteado. Así llegamos a las sesiones del Parlament, de los días 6 y 7 de septiembre de 2017. Y, a pesar de la gravedad de lo que allí pasó, no se reaccionó. O, peor todavía, se reaccionó con una torpeza increíble a la consulta del 1 de octubre. Precisamente se dio al independentismo las imágenes que buscaba. Increíble.

Como increíble es que amplias capas de la sociedad catalana llegue a creerse las simplezas y reducciones del proceso. Pero la realidad es la que es, y costará mucho modificarla. Son muchos los que sueñan en un país nuevo, donde no hay paro, no hay ejército, ni servicio diplomático, ni conflictos externos, ni miseria interna, ni…..Nadie piensa, nadie reflexiona ni se pregunta sobre la firmeza de estos fundamentos. Parece imposible, pero así ha sido.

Solo ahora empieza a haber una cierta reacción en la que algunos comienzan a hacerse preguntas, pero el movimiento es muy lento y muy incipiente. Necesitaremos mucho tiempo y mucha pedagogía para devolver a toda una generación a la realidad. En este camino por recorrer es fundamental el trabajo y los resultados de la mesa de diálogo entre los dos gobiernos. Estoy convencido de su bondad a medio y largo plazo.

Hay que romper los estereotipos y demostrar la voluntad de diálogo y reconocimiento de la existencia mutua, para lo bueno y para lo malo. Estamos en el mismo barco y tenemos que remar en la misma dirección si queremos progresar y llegar a puerto. Son muchos los que desean que el barco encalle e incluso se hunda, pero aquí es donde tiene que ganar la voluntad de resolver el conflicto.

Y al lado de estos esfuerzos hay que hacer otros indispensables, como incentivar el debate serio y auténtico, en los medios de comunicación públicos. Hay que abrir TVE, Radio Nacional, y muchos otros a debates y programas con periodistas libres. No contaminados ni a sueldo del proceso. El uso y abuso que ha hecho el independentismo de los medios de comunicación públicos en Cataluña ha tenido unos efectos enormes. Si a todo ello se añade una política partidista en el reparto de subvenciones al resto de medios de comunicación, se comprueba el férreo control sobre la mayor parte de la prensa audiovisual y escrita. Así se explica el éxito de las campañas de intoxicación y movilización de estos años.

Romper el cordón umbilical es básico para liberar las mentes. Queda claro que este hecho no se producirá hasta no se cambie el gobierno actual. Este es el gran reto para la próxima legislatura. Entonces podremos pensar en un cambio real y profundo dejando atrás el proceso de forma definitiva.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider