Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Mascotas queridas, mascotas abandonadas


Estamos viviendo un auténtico “boom”, en materia de tenencia de animales domésticos en nuestras casas, motivado por el deseo de tener compañía, para tener obligaciones ligadas a salir de casa y hacer ejercicio, o por el simple amor a los animales. De todo hay en este ámbito, como lo hay en otros.

El problema aparece cuando, pasados los primeros días, lo que parecía fácil y grato, deviene una rutina pesada e ingrata. Pienso sobretodo en propietarios de perros. El resultado, 160.000 perros abandonados el año pasado. Las protectoras de animales no dan abasto, con sus instalaciones colapsadas por tantos animales, muchos de ellos, sin opción a ser adoptados.

Si a los perros sumamos los gatos, llegaremos a cifras impensables, años atrás. Y si pensamos en centenares de miles de otras especies, veremos la complejidad de un fenómeno de muy difícil supervisión y control.

Fui uno de los ponentes de la Ley de Protección de Animales Domésticos de Cataluña. Una de las leyes más avanzadas de España y la UE, pero precisamente por tanta ambición y progreso es de muy difícil cumplimiento si no se ponen los medios técnicos, humanos y económicos para hacerla cumplir.

La realidad es que no se cumple, en algunos apartados importantes, como la obligación de tener censados todos los perros y gatos, con su correspondiente xip y su cartilla de identificación. A nivel de perros, no se llega al 50% de los existentes y los gatos no llegan a un 30%. No hay lectores de xip en la mayoría de ayuntamientos, ni registro central ni autonómico, para cotejar datos, de manera que los buenos propósitos de la redacción quedaron en eso. Buenos propósitos.

Y el problema es grave porque si sumamos a los perros, los gatos y muchas otras mascotas de otras especies, llegaremos a la conclusión de centenares de miles de animales, desperdigados por toda la geografía española. Muchos de ellos acaban su vida atropellados en los miles de accidentes de carretera.

Y los que son recogidos y acogidos por las protectoras, provocan gastos inasumibles, si no median ayudas institucionales amplias y constantes. Hay que saber que el coste de manutención de un perro o un gato, se sitúa en unos 6 euros diarios. No hay que ser un gran economista para calcular los millones anuales que se destinan a mantener estos animales abandonados en instalaciones, a la espera sean adoptados. Y si no lo son, su vida se prolongará por años hasta su defunción.

¿Qué hacer ante semejante problema? Una cosa tan simple y tan complicada a la vez. Cumplir y hacer cumplir la Ley. Les leyes vigentes tanto la estatal como las autonómicas son muy protectoras, pero no disponen de suficientes recursos para su cumplimiento, con lo cual son papel mojado. Para hacerlas cumplir hay que movilizar recursos de todo tipo, mediante convenios entre todas las administraciones y las entidades privadas.

Y empezar por el principio. Intensas y extensas campañas informativas para detallar lo que significa tener una mascota en casa. Y una vez se tiene, obligar a cumplir la ley, con su alta en el registro municipal, colocación de xip, buena praxis dentro y fuera del domicilio.

Y, a continuación, aplicar las sanciones previstas en la ley, algunas de las cuales pueden llegar a cifras realmente muy elevadas. Pero no hay más remedio. Actualmente si preguntamos a los alcaldes, veremos cómo sitúan la problemática de la tenencia de animales domésticos, dentro de los principales problemas de pueblos y ciudades. Hay que poner remedio y hacerlo lo antes posible.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.