Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Nada de nada


Bendito Casado, bendito Abascal, bendito Rivera y, en general, bendita sea la rama que al tronco sale. Y aunque árbol que nace torcido nunca su rama endereza, téngase en cuenta que mientras la aceituna cuelga de la rama aceite gana, por lo que no sueltan una rama hasta tener otra mejor bien agarrada. Así, del árbol bíblicamente caído que ha sido el PP, unos han hecho leña (Vox) y otros garrotes con los que aporrear la Constitución mientras el pájaro Villarejo canta aunque la rama cruja. Ya saben, del PP, arbolé arbolé, seco y verde. Es difícil hacer un resumen más sintético del quehacer de la derecha en España. Rivera parece que ahora busca canela en rama, y aunque se ande por las ramas no hay más leña que la que arde. Está un poquito quemado carbón, pero más tiznado que anda el partido difícil será.

Insiste la parte espiritista de la judicatura en hacer de legislativo, interpretando el espíritu de las leyes. En ocasiones, más parece que usan una Ouija para conectar con el más allá de la vida democrática que la legislación vigente. Tal es el fantasmeo, que obligó al parlamento a convertir por su detalle leyes en reglamentos para evitar los mazazos en la mesa y las velas que se apagan. Unos proponen que la apología de la dictadura sangrienta y tirana del general Franco se ampare en la libertad de expresión. Otros, deciden que el odio más atroz, contra niños y niñas desamparadas, no es delito dado que el problema (los niños desamparados) existen. Y si existen, pueden ser sometidos a juicio de opinión por la extrema derecha. Algo hay torcido en el derecho de algunos que se atraviesa una y otra vez en el paso de lo justo. Un poder judicial que mientras clama por su independencia intenta una y otra vez ser legislativo y ejecutivo, traduciendo las leyes y aplicando su bendita voluntad. De todo lo que sucede en esta España mía, esta España nuestra, es la actitud militante contra la democracia de parte de la judicatura la más preocupante. Comienzan por relativizar las ideologías (todas son iguales) y terminan por adecentar lo más terrible. Hablando de otro tema, mientras la aceituna autoritaria este en la rama el aceite ultraderechista engorda.

Por fin, una excelente noticia con felicitaciones al premiado. Según informa el “aveces”, “Reconocido, por fin, el quinto océano de la Tierra”. Al parecer la National Geographic Society acepta la existencia del Océano Austral, “que a partir de ahora aparecerá en todos los mapas”. Me cuentan que el reconocido soltó algún que otro iceberg por la emoción. Ya por fin el mundo y él mismo sabe que es un océano (nada más y nada menos) y tendrá un nombre en los mapas. Ciertamente un gran logro para él y su entorno más próximo, a quienes felicitamos por su nombramiento y esperamos cálidamente que disfrute en las próximas décadas de deshielo (recordar hacer un copy-paste adaptado para Tony Cantó). En fin, los seres humanos no tenemos remedio porque lo que nos pasa no es enfermedad. Es más grave. Es nuestra naturaleza.

Catedrático de Sociología Matemática.