Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Cintora, Ruiz y la batalla por el pensamiento


“La integridad es decirme la verdad. Y la honestidad es decir la verdad a otras personas.”

Spencer Johnson

El modo de confrontar que tiene la política se basa en el control del pensamiento, mediante la desarticulación de las ideas previas de los oponentes. Para ello, la ocultación del rival es una de las vías. Otra, la difamación parapetada tras intervenciones judiciales curiosamente cuestionables. Los entramados se fueron construyendo dentro de las organizaciones. Una de sus expresiones son las denominadas “puertas giratorias”. Esta práctica se concibió para proteger los intereses “amigos”. En estos días, el aún intocable comisario Villarejo, ha dado pruebas suficientes de esta metodología.

La dominación ideológica de los sistemas educativos, suponen la capacidad de “cultivar” las mentes de los niños y jóvenes con las semillas convenientes. Todo con el fin de modelizar las conductas “apropiadas”. Estas programaciones las aplicaron los sistemas políticos autoritarios y represivos de todo el siglo XX. Esa práctica perdura aún hoy. La educación concertada es un claro ejemplo. La alfabetización no es sinónimo de capacidad crítica. La letra con sangre entra. Habrá que ver con la de quién. La Memoria Histórica se está diluyendo sutilmente. Mientras al dictador lo han trasladado a un sitio más accesible a sus fanáticos.

La comunicación de masas o pública, es otro modo de influenciar comportamientos afines con el sistema de poder dominante. La eliminación de fuentes de opinión alternativas supone la neutralización de los oponentes. Es el caso de la labor de gobierno en los ministerios de Unidas Podemos. Excepto la sensible cartera de Trabajo, y gracias a una gestión impecable de su titular, las restantes se oscurecen por las disputas internas y las operaciones externas. La eliminación del programa informativo “Las Cosas Claras” de Jesús Cintora es el caso reciente más notorio de las servidumbres que el aparato de PSOE tiene comprometidas. Diferente es el de Javier Ruiz, economista bien formado, resultó incómodo al poder que sustenta a implicados en asuntos judiciales de corrupción. Se pretende instalar la creencia de que nada evitará que la derecha siempre gana.

En definitiva, se trata de construir una realidad basada en la Opinión Publicada. La serie de bulos que se emiten acerca de la intimidad no punible de las figuras políticas y empresariales, parece limitarse al conjunto de dirigentes o personas relevantes de Unidas Podemos.

La corrupción que invade a la derecha y atesta a los juzgados, se disocia de sus declaraciones pidiendo incorruptibilidad en la gestión. En torno a las que nutren el resto del espectro ideológico español poco se dice en los medios afines al poder fáctico. Es lógico, si tenemos en cuenta el tamaño, valoración o modo de adquisición de chalets. Casos a indagar: Iglesias, Abascal, Rivera. Saquemos conclusiones. Es un modo.

La persuasiva incidencia de las noticias de escasa o nula veracidad se podrían aclarar con datos. Sin embargo, esa no es la finalidad de lo publicado. Sólo la difamación cuenta. El desmerecimiento. La calumnia. La chusma la consumirá de manera ávida. Sus tristes vidas no les permite levantar la cabeza para ver el tamaño de su desgracia. El control del pensamiento cae sobre sus espaldas cuando se conocen los numerosos casos de corrupción, colusión y engaños a los que los someten. Todo vale. El resplandor del espectáculo les ciega. Luego van y votan programas que íntimamente saben que no cumplirán. Quizá se jubilen con las reglas de los neoliberales en el gobierno. Eduquen a sus hijos en centros desmantelados. Atiendan a sus mayores en instalaciones precarizadas.

Además, los magistrados denominados conservadores no aprecian inaceptables recortes de libertades. En esos casos, la confrontación entre pensamientos es notoria. Esas gentes serán el exponente de que la batalla por el pensamiento se ha perdido. Porque se procura que las personas no piensen.

En tanto, los causantes de estos desastres estarán en libertad.

Economista y analista político, experto en comunicación institucional.