Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Cuento postelectoral


La política miraba desconcertada. La madrugada del día 5 se abría paso en una noche en la que las elecciones en Madrid se habían colocado, de una manera abrumadora, del lado del partido mayoritario de la derecha, liderado por quien no había mostrado en ningún momento ni programa ni futuro.

En un rincón el Miedo, la Mentira y la Xenofobia estaban haciendo declaraciones a los medios de comunicación. El Miedo comentaba que estaba muy satisfecho con el resultado, porque la estrategia del espantajo del comunismo o libertad le había dado un gran resultado.

—Pero, ¿también en los barrios humildes?— comentó uno de los periodistas extrañados,

— Por supuesto, porque a veces el que menos tiene es el que más teme perder.

La Mentira sonrió. Sabía que no era verdad todo aquello con lo que habían sembrado los medios de comunicación: la imagen de la falta de libertad que solo se debía a las medidas para controlar los contagios, sumado a ciertas pinceladas que la Xenofobia había ido dando para apalancar la idea de que se anteponían los extranjeros a los españoles.

En un rincón la Política miraba confundida: Nadie preguntaba la preguntaba ; nadie quería saber porque no se habían votado medidas que mejoraran la Sanidad, la Educación, las residencias de mayores, las ayudas económicas... Alguien la tocó en el hombro: era la Democracia.

— Lo siento. Sé que esta vez no he servido para mucho, pero es mi cometido: dar el triunfo a la mayoría. Sé que no soy justa a veces, pero el sistema es así. Y siento también no haber podido controlar a la Demagogia, pero el Miedo y la Mentira la han blindado como nunca.

La Política asintió con la cabeza con tristeza. Recogió sus cosas y se fue hacia la salida. Empezaba a amanecer. Un día más en el que las colas del hambre se formarían para buscar alimentos, los teléfonos en los Centros de Salud no dejarían de sonar...

Alguien, a lo lejos la saludó con la mano y la sonrió. Se fue hacia ella.

—Un día duro ¿no?

—Muy duro, sí. Creo que el más duro que he tenido nunca. Estoy acostumbrada a mediar entre programas o ideas, pero esta vez, ni yo misma entiendo que ha pasado. Tengo una auténtica sensación de fracaso y de orfandad. Siento que han muerto los valores, los principios, todos aquellos que, se supone, hemos ido criando en la sociedad para mejorarla. En cambio me han utilizado como palanca para llevar a cabo este desastre.

—Venga, te invito a desayunar... Con un café lo verás más claro.

Sentados ante dos cafés humeantes, la mañana primaveral del 5 de mayo de 2021, la Política se dispuso a escuchar.

— No te sientas fracasada. Desde que el mundo es mundo el ser humano es capaz de las mejores cosas y también de las más miserables. Lo que ha pasado ayer es fruto de una época en lo que todo se vive a corto plazo, sin más análisis ni más razonamiento. Los que más problemas tienen apoyan a los que les dicen que se los resolverán, aunque sean los mismos que los han provocado. Pensabas que la pandemia abriría los ojos a muchos, que seríamos mejores, más solidarios. Puede parecer que la mayoría no lo son, pero quedan aún bastantes que están junto a ti: lo sé porque me han llamado, y aquí estoy, contigo.

La Política sonrió a la Esperanza. Posiblemente juntas lo conseguirían. Al fin y al cabo solo eran dos años, dos años, solo...

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider