Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Vivir a la Madrileña


La presidenta en funciones y candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La presidenta en funciones y candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Hacía muchísimo tiempo" que los madrileños no estaban "tan unidos en torno a un mismo proyecto, que es el de vivir a la madrileña" y defender una comunidad "en la que ricos y pobres nos entendemos en la terraza de un bar" (Cadena Ser, 11 de abril de 2021).

Estas declaraciones han salido de la presidenta en funciones y candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid. Sí, aunque a muchos nos de vergüenza ajena, para Isabel Díaz Ayuso el foro del entendimiento de los madrileños y madrileñas, de los ricos y los pobres (reconoce por tanto la pobreza de parte de la ciudadanía) está en la terraza de un bar. Para ellas es la forma de “vivir a la madrileña”.

Si os soy sincera, mis queridos lectores, una que ha nacido en el barrio de Chamberí, hija y nieta, y hasta bisnieta por una rama, de madrileños y madrileñas, desconocía, hasta que Ayuso me ha abierto los ojos, que vivir a la madrileña es vivir en la terraza del un bar como lugar idóneo de convivencia.

Defiendo, como no puede ser de otra manera, a la Hostelería, que ha sido uno de los grandes damnificados de esta crisis, pero hay otros muchos que no tienen el “honor” de que la candidata del PP ponga sus ojos en ellos. Por otra parte, y siguiendo el refranero popular, “te quiero perrito, pero pan poquito”, porque Madrid ha sido la única comunidad autónoma que no ha dado ayudas directas al sector hostelero, ni, hasta la fecha de convocatoria de elecciones, había llevado a cabo ningún plan de recuperación para él. En opinión de Ayuso, la “salvación” de bares y restaurantes corresponde a los consumidores, a pesar del baile de la tasa de contagios, de los cierres perimetrales, porque mejorar la Sanidad va a ser que no. Las escenas de turistas llegando a Madrid en busca de un turismo de hostelería — a pesar de los esfuerzos del alcalde Almeida de convencernos que es cultural—, no solo indignan, sino que produce una impotencia inmensa. La capital de España no se lo merece, la comunidad autónoma no se lo merece.

Una gran mayoría de la ciudadanía está cansada del populismo de la derecha, que se ha tatuado en su ideología, o mejor dicho, se ha repintado la famosa frase “Pan y circo”, aunque no le importe que muchos tengan enormes dificultades para conseguir el pan, ellos siguen con su circo.

Si los anteriores gobiernos populares se basaron en la economía del ladrillo, Ayuso tiene puesto el punto de mira en la hostelería, eso sí, para que le sirva como instrumento de propaganda, nada más. Imposible encontrar mayor miopía respecto a lo que es una recuperación económica en el siglo XXI.

Los mantras ya sobados y raídos de elegir entre socialismo y libertad huelen no a naftalina sino a “fritanga” de usarlos, de freírlos una vez y otra, pretendiendo cegarnos con su espeso humo. La libertad que pedimos los madrileños y madrileñas es la de nuestra región como puntera en I+D+I, en la que las empresas y los trabajadores encuentren su futuro, en la excelencia de nuestras universidades. Una región en donde los servicios públicos sean de calidad y garanticen la igualdad entre madrileños y madrileñas. Un Madrid en el que la cultura sea considerada como bien esencial, y que nuestros bares y restaurantes tengan los apoyos necesarios para su recuperación y no sean, como ahora, los burladeros en donde refugiarse de una gestión nefasta durante casi dos años, en los que ni el PP ni Ciudadanos han sido capaces de aprobar unos Presupuestos (los vigentes son de 2019) que paliaran la angustia y la zozobra de empresas y familias.

No sé qué Madrid vive Ayuso, pero no es el que es real. Nadie, en su sano juicio puede llegar a decir que la terraza de un bar es el foro de entendimiento de ricos y pobres, así, y quedarse tan tranquila; nadie que quiera dirigir esta comunidad autónoma y diga eso se merece hacerlo. Porque es clasista, es injusto y sobre todo, es falso: tres adjetivos que definen, sin lugar a dudas, a Isabel Díaz Ayuso.

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider