Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los muros de Berlín que no cesan


El 13 de agosto de 1961, es decir, ahora hace 59 años el mundo se despertaba con el Muro de Berlín, que separó a una ciudad, a una sociedad, a familias enteras, y que generó sufrimiento y pérdidas de vidas humanas hasta aquella inolvidable jornada del 9 de noviembre de 1989 en que cayó. Y fue inolvidable porque todos, recordando a JFK, nos sentimos un poco berlineses.

El final de aquella separación parecía que había enseñado al mundo que no se pueden separar espacios apelando a ideologías, formas de entender el mundo, o para evitar no sabemos muy bien qué tipo de invasiones, o como aquel para evitar que la gente huyera del totalitarismo.

Pero, de nuevo, nada se ha aprendido, porque después hemos visto levantar el muro entre Israel y Palestina, y más recientemente, estamos ante el muro entre Estados Unidos y México. El primero comenzó en 2002 con el pretexto de evitar el paso de terroristas suicidas a Israel, pero lo que hace es asfixiar a Cisjordania, a sus habitantes con un horror de cientos de kilómetros. El segundo intenta evitar que los inmigrantes de Centroamérica supuestamente asalten el “paraíso” norteamericano. En fin, hierro, hormigón, cemento, y modernos sistemas electrónicos para generar sufrimiento o estimularlo.

De nada parece servirnos la reflexión sobre lo que se hizo en el pasado, se buscan nuevas razones que, al final, son muy viejas. En todo caso, tenemos que seguir denunciando estos hechos del presente, mirando a la Historia, para construir un mundo sin muros.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider