LA ZURDA

Yo no vi los Goya

Sí, sé que esta confesión casi tendría que ser precedida con un: “Hola soy Elena…” Tras la cual decir:” ayer no vi los Goya”, y escuchar un eco que dijera “Hola, Elena te queremos”, así como si hubiera cometido una falta imperdonable, a la vista de los comentarios que hoy se pueden leer en redes y diarios. Pocos van a ver cine español, pero todos ven los Goya.

Mis motivos de no verlo son sencillos y sin ningún misterio: con los años me he hecho menos mitómana, y además, me he ido, también, desmotivando al ver que nunca los premios han coincidido con mis gustos cinematográficos. Este año tampoco.

Obviamente, doctores tiene la Iglesia, por lo que no soy tan soberbia como para pensar que “Dolor y Gloria” no se merece los galardones concedidos, o que Antonio Banderas no es tan buen actor como lo certifica, no solo este premio, sino los que ya lleva acumulados. Es, simplemente, que hace tiempo que me he vuelto una escéptica de todo este mundo de oropel y alfombra roja.

Veo cine español, por supuesto, y hay películas que para mí son auténticamente unas joyas. España es un país de grandes actores, actrices, de directores que han pasado a la historia del cine por sus grandes interpretaciones y direcciones. Y sin duda muchos de ellos han merecidos grandes galardones, concedidos o no. Pero, como ya he dicho, los últimos tiempos las decisiones de los jurados se han divorciado de mis propios gustos (lo mismo me pasa con los Óscar). Perdónenme los “Banderistas”, pero en mi opinión Karra Ejalde se merecía más el premio a mejor actor por su interpretación de Unamuno, que el actor malagueño (¿hacer en Málaga los Goya casualidad?) por el del trasunto de Pedro Almodóvar, quien ha hecho una película a mayor gloria propia. El director manchego, para mi gusto, es un gran relator, pero sus guiones no salen de un círculo en el que se instaló hace mucho, mucho tiempo (yo creo que desde “Todo sobre mi madre”), sobre todo cuando perdió a esa maravilla de actriz que es Carmen Maura. No obstante, como ya he dicho, “algo lleva el agua cuando suena”.

Comentada la asistencia del presidente del Gobierno de España y de los ministros de Cultura y Comercio… La verdad es que es un poco triste que sea noticia, ya que es lo que tiene que ser, que los responsables de las políticas culturales y de la industria cinematográfica se presten a dar la cara en un evento que tiene como fin la promoción y el reconocimiento del cine español. Pero ya estamos acostumbrados en este país a que lo que es normal sea extraordinario por la anormalidad en que vivimos a veces.

En fin, que doy la enhorabuena a todos los premiados, y animo a quienes han visto la gala de los Goya a seguir “consumiendo cultura española” a través de su literatura contemporánea y clásica, su arte, sus museos, sus músicos… La ciudadanía es la que tiene que ayudar a extender la alfombra roja todos los días para que la fiesta no se quede solo en un acto televisado. Como gestora cultural, como escritora, sé lo que cuesta, sé el trabajo que hay en construir un tejido cultural del que sentirnos orgullosos, y para eso necesitamos que en el día a día se apueste por los nuestro desde la base. Ese también es un reto de este tiempo que se avecina, llevar a cabo una política cultural global, coherente, en la que todas las disciplinas encuentren su hueco y su oportunidad.

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad está en preparación de su quinta novela y acaba de presentar su último libro de poesía, Papelera de reciclaje con Ediciones Vitruvio.