Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Andrés Manuel López Obrador, ¿mesías populista o político reformista?

El próximo presidente de México es un político de formación universitaria de largo recorrido. Nacido en el tropical Tabasco hace 65 años, nieto de un exiliado cántabro por parte materna, estudió en la UNAM en los años setenta, vinculándose con intelectuales como Carlos Pellicer y al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Al mismo tiempo que desempeñaba puestos de gestión político-administrativa realizó su tesis sobre la historia política del estado tabasqueño desde la independencia hasta el tiempo actual, para unirse al ala izquierda y democrática del PRI que dio lugar a la fundación de Partido Revolucionario Democrático tras la frustrada elección presidencial del hijo de Lázaro Cárdenas en 1988.

Aunque desde Moncloa se reconoció enseguida el triunfo del PRI, pese a la protesta de la Agrupación de México, enseguida el partido del segundo Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo obtuvo la afiliación a la Internacional Sociaslista, culminando setenta años de tenues relaciones entre los socialistas españoles con la izquierda nacionalista y marxista mexicana. Las tres corrientes de la izquierda mexicana parecieron confluir en el nuevo PRD, aglutinando al ala izquierda nacionalista, la corriente obrerista o lombardista y los pequeños partidos marxistas.

López Obrador obtuvo la presidencia del PRD frente al patriarca marxista Herberto Castillo intentando acercarse al PSOE liderado por Rodríguez Zapatero. AMLO o el “pejelagarto”, como se le conocía popularmente, era una estrella ascendente que logró suceder a Cuathemoc Cárdenas en la gobernación de la Ciudad de México (Distrito Federal), para, desde ese puesto, contender por la presidencia de la República en 2006 y 2012. La estrecha y cuestionada derrota de López Obrador en las presidenciales, trajo consigo la formación de un movimiento cívico de protesta, que llevó a magnates intelectuales y mediáticos a calificarle de “mesías tropical”.

La agitación política en torno a AMLO le condujo a abandonar el PRD para crear el Movimiento de Regeneración Democrática (MORENA) que en posteriores comicios se presentaría en coalición con los marxistas del Partido del Trabajo y otros grupos menores. MORENA, sin embargo, no se ha constituido como un verdadero partido socialista, inexistente desde la creación del PRI en 1946 y del Partido Popular (Socialista) en 1948-1962 (marxista-leninista), con fuertes secciones obreras, juveniles o universitarias, sino como un movimiento político que combina populismo y reformismo. En realidad, el PRI consiguió retener a la mayor parte del movimiento obrero, institucionalizándole, sin que los universitarios consiguieran en los años setenta consolidar un verdadero partido socialdemócrata. En realidad, el PRI obtuvo también la afiliación en la Internacional Socialista, con el apoyo de Felipe González pese a ciertas reticencias de los socialdemócratas de la Europa septentrional.

Las descalificaciones contra López Obrador en las campañas presidenciales de 2006 y 2012, que le presentaban como un socialista peligroso o, incluso, un chavista, me parece que fueron desacertadas, radicalizando al Movimiento. Las perspectivas actuales hacen pensar más bien que la presidencia del experimentado político y gestor que ha sido López Obrador supondrán una oportunidad para la mejora del estado de derecho en México y el bienestar y justicia social para los ciento vente millones de residentes en su país mexicanos.

Abdón Mateos López (Madrid, 1960) es un historiador español. Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Madrid, dirige el Centro de Investigaciones Históricas de la Democracia Española y la revista semestral Historia del Presente. Fundador y presidente de la Asociación de Historiadores del Presente desde el año 2000.

Desde el año 2007 es responsable en la UNED de la Cátedra del exilio. En el año 2008 obtuvo la acreditación nacional de Catedrático de Historia Contemporánea. En el año 2009 obtuvo un segundo año sabático en Roma en la Universidad LUISS, financiado con la convocatoria nacional de Movilidad, y la Universidad de Las Palmas.

Actualmente dirige el proyecto de la Cátedra del Exilio (2011-16, patrocinado por el Banco de Santander) Emigrantes y exiliados en América después de la guerra civil. La construcción de una ciudadanía democrática, así como el proyecto de investigación del Ministerio (2012-16) "Historia del PSOE. Construcción del partido y reformismo democrático, 1976-1990".

Es secretario general de ASU en Madrid.

Ha publicado recientemente Historia del PSOE en transición. De la renovación a la crisis (Madrid, Sílex, 2017)