HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El proyecto de Código sanitario del Trienio Liberal


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La Constitución de 1812 estableció que las Cortes tendrían que aprobar los reglamentos generales para la policía y sanidad del reino. En todo caso, la Constitución otorgaba a los Ayuntamientos las funciones de policía de salubridad, comodidad y cuidado de los hospitales, hospicios, casas de expósitos y otros establecimientos de beneficencia. La Instrucción Sanitaria de 1813 concedió a los consistorios la máxima autoridad en la vigilancia de la salud de la población. Ya en el Trienio Liberal, en 1821, se aprobó el Reglamento General de Beneficencia, que seguía esa misma línea de responsabilizar al poder municipal de la salud en España en materia de casas de maternidad, lactancia, casas de socorro, socorro domiciliario y hospitalidad pública.

En este contexto, en las Cortes del Trienio Liberal se planteó un proyecto de Código sanitario en 1822, que puede ser considerado el primer intento de signo liberal de crear una ley sanitaria en España. Fue elaborado por Francisco Fabra en colaboración con la Real Academia Médica Matritense, planteando un modelo global sobre la salud por vez primera.

Fabra fue un destacado médico en el área de la divulgación médica y su preocupación por la sanidad militar (Reglamento de medicina castrense), aunque su gran contribución fue su participación en los intentos legislativos en favor de la sanidad.

Pues bien, en la elaboración del proyecto no se puede negar la presión que en ese momento estaba ejerciendo una epidemia de fiebre amarilla en las costas del Mediterráneo, por lo que se prestó mucha atención a la sanidad en las zonas marítimas por su relación con la llegada de epidemias del exterior, estableciendo los procedimientos para las cuarentenas, lazaretos, expurgos y cordones sanitarios.

Pero el proyecto iba más allá porque se preocupó de la comodidad y cuidado de los hospitales y hospicios, así como de las casas de expósitos y establecimientos de beneficencia. El proyecto también regulaba la profesión médica para combatir el intrusismo.

Establecía la vacunación obligatoria para luchar y erradicar la viruela, siendo uno de los intentos más serios para que se hiciera realidad, un asunto que llevaba tiempo preocupando y siguió haciéndolo ante la dificultad de hacer efectiva dicha obligatoriedad.

Pero el proyecto no terminó en una efectiva ley por tres grandes razones. En primer lugar, hubo un problema de tipo médico derivado de las discusiones que se produjeron en la comisión que lo estaba realizando sobre las teorías del contagio. En segundo lugar, hubo otras dificultades de tipo administrativo y jurídico. Por fin, la cuestión de la financiación fue determinante. El fin precipitado del Trienio Liberal hizo el resto.

Para los interesados en seguir todo este proceso histórico pueden acudir a una obra clásica: Muñoz Machado S. “La concepción sanitaria decimonónica”. En: La sanidad pública en España. Madrid: Instituto de Estudios Administrativos; 1975.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España
El libro de la Gran Guerra

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.