Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Reseña. La nada y el silencio. Represalias políticas y sociales en Priego de Córdoba, 1936-1939


La editorial Aconcagua, dentro de su intensa labor de recuperación de la memoria histórica en Andalucía, nos brinda un estudio, firmado por Jesús Cuadros Callava, a la sazón, director del Archivo Municipal de Priego, tutor de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Granada y editor, sobre la represión ejercida durante la guerra civil en la localidad cordobesa de Priego de Córdoba desde el mismo momento del golpe de Estado de 1936.

El trabajo no ha sido fácil porque se partía de una situación desesperanzadora: la dispersión y la desaparición de la documentación, así como por la falta estudios sobre la época de la sublevación en Priego, pero sin olvidar, además, la dificultad de reconstruir un pasado muy traumático para esta localidad: un pasado padecido, más que vivido, por los vencidos desde aquel verano hasta el presente, un problema común en muchas ciudades y pueblos de Andalucía y España. Pero la voluntad de quien quiere conocer el pasado de su localidad y el deber que, como archivero e historiador, tiene con la sociedad en la que vive han podido mover montañas.

Para intentar solucionar el primer problema, el autor, un avezado archivero, ha tenido que realizar una ardua labor en distintos Archivos de la zona y de fuera de Andalucía, además de trabajar con las Hemerotecas para consultar distintos periódicos cordobeses. En este sentido, no podemos dejar de insistir en el hecho de que la documentación directa sobre lo ocurrido en aquellos años en Priego casi no existe o es muy incompleta: expolio en el Archivo Histórico Municipal, y desaparición del Archivo de la Falange, quemado intencionadamente nada más inaugurarse la democracia en el Ayuntamiento. A este silencio local, se uniría la casi inexistencia de documentación en los Archivos andaluces y estatales sobre las distintas represiones ejercidas en Priego. Por todo ello, el mérito de Cuadros Callava nos parece inmenso.

Por fin, el autor ha hecho un análisis profundo de la bibliografía general sobre la represión franquista y la concreta que existe sobre Córdoba, comenzando por la inestimable labor de Francisco Moreno Gómez, y seguida por otros historiadores.

Cuadros Callava parte de la tesis de la íntima relación, corroborada ya por muchos estudios, entre la represión física y los medios de control social, incluyendo la intimidación y la humillación como partes fundamentales del objetivo final represor: la paralización social por medio del terror.

El autor no ha dejado de trabajar sobre la represión ideológica y de género padecida por las mujeres, sobre la idea de Cruzada planteada por la Iglesia Católica para justificar la acción armada contra la República, y sobre la elaboración de un sistema legislativo represivo, especialmente a través de la Ley de Responsabilidades Políticas y de la Ley de Represión de la Masonería y el Comunismo. La represión en el ámbito educativo merece una atención prioritaria a través de los mecanismos de la depuración. También se afronta la investigación del funcionamiento del poder caciquil para controlar el poder municipal en Priego de Córdoba, y las acciones de la Comandancia Militar y las Milicias de la Falange para perseguir, humillar, encarcelar y asesinar a los adversarios políticos. No olvidemos que Priego es la cuna del presidente Niceto Alcalá-Zamora, víctima a la que se dedica especial atención en el libro, así como a la de sus familiares, y partidarios. En este sentido, debemos recordar que estamos hablando de un sector o grupo político republicano, pero conservador. Pero todo lo que tenía que ver con la República debía ser barrido, exterminado, y olvidado.

Interesante nos parece siempre el esfuerzo que se realiza a través de la historia oral con las entrevistas a las víctimas de la represión y, sobre todo, dado el tiempo transcurrido, a los familiares de los afectados.

El esfuerzo de historiadores como Jesús Cuadros Callava merece un profundo respeto por parte de los historiadores de los supuestos “grandes temas”, pero muy especialmente de la ciudadanía de este país. Sin esta tarea, llena de sinsabores y casi titánica, el segundo objetivo de la represión franquista habría triunfado, es decir, el del silencio, después de haber vencido en el de la violencia física y moral. Los ciudadanos y ciudadanas de Priego merecían saber qué había pasado en aquellos años de terror, y quiénes fueron los que casi desaparecen de la memoria.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider