HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Mercedes Peces Ayuso

Licenciada en Filología Hispánica (1984-89) y en Filología Alemana (2001-04) por la universidad de Salamanca, con diplomaturas en italiano y portugués. Vivió 10 años en Alemania, donde dio clases en la VHS (universidad popular) de Gütersloh, Renania del Norte-Westfalia, desde 1993 a 2000.

Posteriormente, ya en España, decide dedicarse a la traducción y corrección de libros y textos de diversa índole, labor que sigue ocupando a día de hoy.

Es miembro de la AEPE (Asociación Europea de Profesores de Español), de ASETRAD (Asociación Española de Traductores e Intérpretes) y otras entidades relacionadas con la traducción.

Asimismo, colabora como traductora honoraria para diversas ONG.

Mi reino por dos caballos

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«...No quiero vivir en una tierra en la que no se protegen mis derechos (...) Si van a pisotearme, prefiero ser un perro y no un hombre»

Michael Kohlhass, relato de una antigua crónica, 1808, Heinrich von Kleist

  • Publicado en Cultura

El mar adentro y la hija

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

«Y luego besó con transporte el cadáver más frío que las olas... Era Teresa, que besaba por última vez las hermosas mejillas de Esperanza. El mar del Rostro dejaba oír allí sus eternos bramidos: la 'hija del mar' volvió a ser arrastrada por las olas sus hermanas, hallando en su lecho de algas una tumba que el humano pie no huella jamás»

La hija del mar, 1859, Rosalía de Castro

  • Publicado en Cultura

Los doce trabajos de Hércules

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)
  1. Matar al león de Nemea
  2. Matar a la hidra de Lerna
  3. Capturar al jabalí de Erimanto
  4. Capturar a la cierva del monte Cerinea
  5. Echar a los pájaros del Estínfalo
  6. Asear los establos de Augías
  7. Capturar al toro de Creta
  8. Obtener el cinturón de Hipólita
  9. Robar las yeguas de Diómedes
  10. Robar el ganado de Geriones
  11. Obtener al can Cerbero
  12. Robar las manzanas doradas del jardín de las Hespérides
  • Publicado en Cultura

El relato soñado y el juego de espejos

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Solo ahora […] volvieron a cobrar realidad las sombras del baile de disfraces, del melancólico desconocido y de los dominós rojos; y aquellos acontecimientos insignificantes se bañaron de pronto, mágica y dolorosamente, en el resplandor engañoso de las ocasiones perdidas»

Relato soñado, 1926, Artur Schnitzler

  • Publicado en Cultura

El Golem, el dibujo en el fango

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Entonces formó Yahvé Elohim al hombre del polvo del suelo, e insuflando en sus narices aliento de vida, quedó constituido el hombre como alma viviente»

El Golem, 1915, Gustav Meyrink

  • Publicado en Cultura

Lola, Lolita, Lola

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Cualquier desviación del destino que hemos ordenado nos impresionaría no solo por anómala, sino también por su falta de ética. Preferiríamos no haber conocido a nuestro vecino, el vendedor jubilado de salchichas calientes, si un día publica el libro de poesías más importante de su tiempo»

Lolita, 1955, Vladimir Nabokov

  • Publicado en Cultura

El legado de Pedro Páramo

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Quise retroceder porque pensé que regresando

podría encontrar el calor que acababa de dejar,

pero me di cuenta a poco de andar

que el frío salía de mí, de mi propia sangre»

Pedro Páramo, 1955, Juan Rulfo

  • Publicado en Cultura

Todos tus días contados, hasta tu último pelo

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Eso es, el John Coplans de Malasaña. —Sonrió con ironía—. Pero déjame que te diga una cosa, toda esa gente que he fotografiado morirá muy pronto. No llegarán a viejos. Nadie contará sus vidas, sus sueños, sus anhelos… Ni siquiera contarán sus muertes… Pero, al menos, yo los fotografié»

Días contados, Juan Madrid, 1993

  • Publicado en Cultura

Lisístrata y la fuente de las mujeres

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«LISÍSTRATA. ¡Dichosas mujeres! Basta ya de disparates. Os despepitáis por los hombres, seguro. (Se dirige a otra de ellas.) Pero, ¿crees que ellos no se despepitan por nosotras? Terribles, bien lo sé, son las noches que pasan ellos. Resistid, valientes, y soportadlo un poco de tiempo más, pues según un oráculo vamos a vencer si no reñimos»

Lisístrata, 441 a.C., Aristófanes

  • Publicado en Cultura

La campesina o la supervivencia de las mujeres

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Hacedme caso, los Gobiernos van y vienen y hacen la guerra con la piel de la pobre gente y, luego, hacen la paz y después hacen lo que les parece, pero lo único que cuenta y no cambia nunca es el negocio. Vengan los alemanes, vengan los ingleses, vengan los rusos, lo que para nosotros los comerciantes debe contar sobre todo sigue siendo el negocio, y si el negocio va bien, todo va bien».

La campesina, 1957, Alberto Moravia

  • Publicado en Cultura

Germinal, semilla de revolución

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Un negro ejército vengador brotaba lentamente e los surcos y fructificaba, para ser recogido en los siglos venideros, y aquella germinación pronto haría estallar la tierra»

Germinal, 1885, Émile Zola

  • Publicado en Cultura

Cartas finlandesas desde el norte para el sur

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Donde se aplican al Gran Ducado de Finlandia las diversas teorías inventadas acerca de la constitución de las nacionalidades, y se demuestra que todas esas teorías son completamente inútiles» (Carta III)

Cartas finlandesas, 1898, Ángel Ganivet

  • Publicado en Cultura

La guerra de los mundos

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Es posible que la invasión de los marcianos resulte, al fin, beneficiosa para nosotros; por lo menos, nos ha robado aquella serena confianza en el futuro, que es la más segura fuente de decadencia»

La guerra de los mundos, 1998, H. G. Wells

  • Publicado en Cultura

El libro de la selva o la historia de la ranita Mowgli

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Duerme tranquilo, y que no haya llanto, ni sueños que llenen el mar de amargura. Pues la fuerza de la manada está en el lobo y la fuerza del lobo en la manada»

El libro de la selva 1893-94, Rudyard Kipling

  • Publicado en Cultura

Sin novedad en el frente

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Saco mis cigarrillos, los parto por la mitad y los reparto entre los rusos. Se inclinan y los encienden. Ahora en sus caras brillan unos puntitos rojos. Me consuelan: parecen ventanitas de alguna alquería en la oscuridad, indicando que en su interior existe un acogedor refugio»

Sin novedad en el frente, 1929, Erich Maria Remarque

  • Publicado en Cultura

Diario del año de la peste

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Una terrible peste hubo en Londres

En el año sesenta y cinco

Que arrasó con cien mil almas

¡Y sin embargo estoy vivo!»

Diario del año de la peste, 1722, Daniel Defoe

  • Publicado en Cultura

La satanización de tus versos

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«¿Qué pasa cuando ganas? Cuando tus enemigos están a tu merced, ¿qué harás entonces? El pacto es la tentación de los débiles; esta es la prueba de los fuertes»

Los versos satánicos, 1988, Salman Rushdie

  • Publicado en Cultura

Cuentos de la Alhambra contados por un yanqui

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Para él [el español] no hay desgracia; la soportan sus hombros sin encogerse, lo mismo que cuando cuelga de ellos la raída capa. El español es siempre un hidalgo, aun en hambre y en harapos»

Cuentos de la Alhambra, 1829-32, Washington Irving

  • Publicado en Cultura

El juego de Ender

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran»

El juego de Ender, 1985, Orson Scott Card

  • Publicado en Cultura

Reunión tumultuosa

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Esto es la vida, un negro que pretende ser una mujer blanca, dando pasos de baile de un ballet que no ha visto jamás, ataviado con ropas de un material totalmente impropio de un clima cálido, en un césped importado de Inglaterra y besando el rostro pétreo que destruyó su nación, filmado por una mujer considerada árbitro del buen gusto. Nada podría expresar mejor el carácter de la vida en Sudáfrica»

Reunión tumultuosa, 1971, Tom Sharpe

  • Publicado en Cultura

Platero, yo y todos los demás

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«Tú, platero, estás solo en el pasado. Pero ¿qué más te da el pasado a ti, que vives en lo eterno, que, como yo aquí, tienes en tu mano, grana como el corazón de Dios perenne, el sol de cada aurora?»

Platero y yo, 1914, Juan Ramón Jiménez

  • Publicado en Cultura

La muerte de Arturo y el fin del Reino de Verano

(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

«También mucha gente


conoce los versos que están escritos sobre su tumba:


HIC IACET ARTHURUS, REX QUONDAM REXQUE


FUTURUS (aquí yace Arturo, rey en otros tiempos y futuro


rey)»

La muerte de Arturo, 1485, sir Tomas Malory

  • Publicado en Cultura

El mito de Sísifo y el moderno hater

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

«La roca sigue rodando. Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña la fidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. Él también juzga que todo está bien»

El mito de Sísifo, 1942, Albert Camus

  • Publicado en Cultura
Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider