HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Una política de derechos y obligaciones comunes para Europa


  • Escrito por Oscar Iglesias
  • Publicado en Opinión
(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Cuando estamos a escasas semanas para que se celebren las elecciones al Parlamento europeo, es bueno que, ante el ruido ensordecedor de la crispación y la polarización, podamos tener un momento para reflexionar sobre los retos a los que nos estamos enfrentado y decidir que hacer con nuestro voto el próximo día 9 de junio. ¿Qué camino queremos que siga Europa los próximos cinco años?

Lo primero que hay que destacar, ante el nativismo reaccionario que campa a sus anchas por Europa, es que existe un fuerte sentimiento de pertenencia a Europa, que se ve reflejado en el hecho de que un 53,9 por ciento de los españoles afirma sentirse ciudadano europeo y español al mismo tiempo. Un 35,7 por ciento dice que sobre todo ciudadano español. Un 4,6 por ciento, sobre todo ciudadano europeo. Y un 1,3 por ciento que dice ser ciudadano del mundo.

No todas las Europas por construir son iguales. Hay una Europa de la solidaridad, la libertad, la igualdad y el progreso. Y otra Europa reaccionaria, que quiere levantar fronteras de movilidad, de desarrollo y de bienestar, no solo frente a los que se encuentran fuera de la UE, sino también dentro de nuestras naciones en virtud de las ideas, la raza, las creencias y la posición económica.

Pero, fuera del debate público y las redes sociales, ¿Qué piensan los españoles sobre Europa? Para responder a esta pregunta, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha realizado recientemente una encuesta sobre la percepción que los españoles tiene de la Unión Europea, y el interés que genera. De ella, se pueden destacar:

  • Sobre la pertenencia a la Unión Europea, un 82,9 por ciento de los españoles reconoce que las decisiones que se toman en el seno de ésta nos afectan mucho o bastante. Pero no solo nos quedamos ahí, sino que además la mayoría de la población cree que nos iría peor en el plano económico si España no estuviera dentro de la Unión Europea. Concretamente, piensan así el 63,9 por ciento. Los españoles creen que pertenecer a la UE es más beneficioso para los salarios, para las oportunidades de empleo, para la cultura, para el desarrollo de las regiones más desfavorecidas, para las oportunidades de negocio, y para el peso de España en el mundo.

 

  • Queremos más derechos. El 87 por ciento de los españoles está a favor de una política de derechos y obligaciones comunes en la UE. Un 83,3 por ciento de reforzar la política exterior común europea. Un 80,7 por ciento de contribuir económicamente a financiar un estado de bienestar europeo. Y un 63,5 por ciento a favor de la creación de un ejército común europeo.

 

  • Hay que hacer en la Unión. Nueve de cada diez españoles creen que en estos momentos se necesitan cambios en la Unión Europea. Concretamente, un 54,2 por ciento cree que necesitan algunos cambios, pero no radicales; un 38,6 por ciento dice que necesita cambios profundos; y un 4,1 por ciento que está bien como está.
  • Para el 47,2 por ciento de los ciudadanos la medida más prioritaria que debe asumir la UE es fijar un salario mínimo europeo. En segundo lugar, el 47,1 por ciento afirma que hay que priorizar en avanzar en los derechos sociales y políticos de los ciudadanos de la Unión Europea. Un 30,7 por ciento señala que lo más importante es reforzar la política exterior y de seguridad común. Y un 30,5 por ciento armonizar los impuestos europeos en todos los países de la Unión.
  • No muy a favor de un verdadero gobierno federal europeo. El 65,2 por ciento de la población considera que en las decisiones importantes en relación con el futuro de la UE deben tener la última palabra siempre los gobiernos de los Estados miembros, frente a un 30,6 por ciento que opinan que la UE debería llegar a tener un verdadero gobierno federal que tomara las decisiones.
  • Temas más importantes para el futuro de Europa. Aquí, el 32,9 por ciento de la población considera que la economía y el empleo es lo más importante. Para un 16,9 por ciento la protección social y el estado de bienestar, mientras que para el 15,7 por ciento la democracia, sus valores y el Estado de derecho.
  • El Parlamento europeo, de entre las instituciones europeas, es la que a los españoles les merece más confianza con 5,94 sobre 10 de nota, seguida de la Comisión Europea con un 5,88; el Consejo de la Unión Europea, con un 5,84; el Consejo Europeo, con un 5,77; y el Banco Central Europeo con un 5,65.
  • Por último, a los españoles les gustaría que el Parlamento europeo abordara los siguientes temas: el apoyo a la economía y creación de empleo, a un 33,6 por ciento; la lucha contra la pobreza y la exclusión social, a un 32,4 por ciento; la sanidad pública, para un 31,4 por ciento, y la lucha contra el cambio climático, para un 18,2 por ciento.

Esta es una pequeña radiografía de la percepción que los españoles tienen de la Unión Europea, y el interés que les genera. Ahora, queda por ver si estas opiniones coinciden posteriormente con el voto que ejercerán, o no, el día 9 de junio. O si se dejan arrastrar por la riada de crispación que pretende inundar todos los ámbitos de nuestras vidas.

Veremos.